Días atrás en Cancún fue rescatada una víctima que se encontraba privada de su libertad, esto sucedió después de que alertarán a las autoridades a través de una llamada al 911; en el lugar encontraron a otra persona que había sido ejecutada por lo que emprendieron acciones para atrapar a los culpables.

Primeras investigaciones señalan que las personas secuestradas, eran familiares (madre e hijo) que acudieron a una cita con quienes pretendían comprarles una camioneta, sin embargo, los supuestos compradores los privaron de la libertad y los llevaron a una casa de seguridad en la supermanzana 101, donde los mantuvieron cautivos y a uno de ellos le quitaron la vida.

Al no regresar a su domicilio, un familiar de las víctimas acudió ante el fiscal del Ministerio Público para denunciar y posteriormente la fiscalía antisecuestros procedió para localizar a las personas cautivas.

Cuando recibieron la llamada, lograron rescatar a una de las víctimas que se encontraba en una casa de seguridad y a partir de ahí, los policías de la FGE QROO lograron identificar el perímetro de la ubicación de los secuestradores quienes después de huir de la escena se ocultaron.

En uno de los inmuebles los agentes encontraron cajas de cartón que contenían varios kilos de hierba verde y seca con las características de la marihuana.

Tras un operativo, con el apoyo de tecnología y las cámaras de videovigilancia, se llevó a cabo la detención de cinco personas, -tres masculinos y dos femeninas- quienes fueron capturadas en distintos lugares.

Las personas detenidas y el material asegurado fueron puesto a disposición del Ministerio Público quien los llevará ante los tribunales donde se definirá su situación jurídica en los plazos que marca la ley.

Derivado de las investigaciones de Fiscalía Especializada en Investigación de Secuestros del Estado, se ha comprobado la participación de José Manuel “A”, Karol “A” y Oney “H” en los hechos ocurridos el pasado 7 de noviembre del 2018 en el entronque del poblado de Caobas en donde, junto a otros 5 sujetos, secuestraron un vehículo de transporte público de la ruta Caobas-Chetumal para despojar de sus pertenecías a 5 tripulantes y privar de su libertad al conductor de la unidad.

Los 5 pasajeros fueron liberados después de haberles sustraído todas sus pertenencias, mientras que al chofer lo llevaron con rumbo desconocido para exigir a sus familiares el rescate por una importante suma de dinero.

Tras la presentación de las pruebas que permitieron demostrar que los tres procesados participaron en los hechos antes mencionados, un juez penal dictó sentencia condenatoria de 100 años de prisión por los delitos de secuestro agravado y secuestro exprés.

Los trabajos emprendidos por Policías de Investigación, permitieron ubicar a Oney “H” y Karol “A” en el poblado de Nicolás Bravo donde fueron detenidos en diciembre de 2018, mientras que José Manuel “A” fue capturado en el municipio de Solidaridad en enero de 2019.

A los sentenciados se les impuso una multa por $675 mil 920 pesos; de igual manera deberán pagar $100 mil pesos por reparación del daño moral y $8 mil 900 pesos por reparación del daño material.

De las otras cinco personas que participaron en este acto ilícito, tres enfrentan proceso penal en el estado de Campeche y dos más cuentan con orden de aprehensión vigente.