Una vez más las calles de Cancún se llenan de sangre, pues fue reportada la ejecución de una persona y otras dos más resultaron heridas, esto en la mañana del martes 5 de octubre en la supermanzana 27.

Los hechos ocurrieron en la calle caracol de la supermanzana 27, cuando vecinos del lugar reportaron al número de emergencia alrededor de 20 detonaciones de arma de fuego, por lo que los agentes policiacos rápidamente se trasladaron al lugar para comenzar un operativo de búsqueda.

La persona que perdió la vida fue identificada como Carlos “A”, mientras que las otras dos personas lesionadas responden al nombre de Pedro Pable “C” y Daniel “M”, por lo que fueron trasladados al Hospital para la atención de sus lesiones.

Elementos de la Policía Ministerial, así como de la policía Quintana Roo acudieron al llamado, quienes rápidamente acordonaron el lugar y activaron el código rojo para la localización de los delincuentes, pero esta no pudo ser efectiva ya que no se reportó ningún detenido.

Por su parte el Servicio Médico Forense, se encargó del levantamiento del cuerpo de una persona que perdió la vida, peritos de la fiscalía general de Estado realizaron la recaudación de pruebas.

Cancún vive olas de inseguridad altamente preocupantes, pues en lo que va de la semana se reportaron al menos tres ejecuciones y un intento fallido, alarmando a la ciudadanía que día con día sale a las calles para ir a laborar.

La primera ejecución se reportó en las primeras horas del lunes 30 de agosto, donde Brandon Navarrete, quien era un talentoso estudiante e ingeniero desarrollador de aplicaciones para mejorar la seguridad del Estado, se encontraba a las afueras de su domicilio, cuando unos sujetos intentaron asaltarlo, por lo que al no dejarse denotaron el arma de fuego. Sus familiares al escuchar los disparos y ver a Brandon tirado en el suelo, rápidamente lo llevaron al hospital general de la ciudad, pero justo el momento de ser internado perdió la vida.

Autoridades comenzaron un operativo para la búsqueda de los responsables, pero fue demasiado tarde porque no se encontraron indicios.

Otro de los casos fue el de una chica de tan solo 17 años, quien fue ejecutada a las afueras de su casa por dos hombres a bordo de una moto, quienes dispararon en diferentes ocasiones. Un impacto de bala en la cabeza fue suficiente para que perdiera la vida de manera inmediata. Los hechos ocurrieron a las 18:50 horas del martes 31 de agosto, en la región 234.

De manera extraoficial, se dice que el motivo de la ejecución sería por presuntamente ser la única testigo del asesinato de su entonces novio, dos semanas atrás.

El mismo martes 31 de agosto, “Alejando T.”, vivió un intento de ejecución cuando se encontraba cenando en una taquería, ubicada en el fraccionamiento Las Palmas.

Al lugar llegaron dos hombres que dispararon en contra del joven de 21 años, quien recibió 9 impactos de bala, luego de esto, los presuntos sicarios huyeron del lugar a bordo de un taxi tipo Versa, con número económico 2719.

Al lugar llegaron elementos de la policía ministerial, quienes de inmediato pidieron la presencia de una ambulancia, los cuales trasladaron a Alejandro, quien para su suerte vivió para contarlo y sus heridas pudieron ser atendidas, por lo que se encuentra en recuperación. Servicios periciales se encargó de la recaudación de pruebas para la ubicación de los responsables.

El miércoles 1 de septiembre alrededor de la 13:00 horas, se realizaron llamadas al número de emergencia 911, luego de que se escucharan diversas detonaciones en el fraccionamiento Paseos del Mar.

Vecinos del lugar comentaron que dos hombres armados, se acercaron al domicilio número 102-N, para desde la ventana disparar al interior del hogar de un hombre de 35 años de edad, quien perdió la vida por las diversas heridas que obtuvo tras los disparos.

Los primeros informes señalaron que los presuntos responsables fueron dos hombres armados de los cuales uno vestía con gorra roja y playera blanca, el segundo con short de mezclilla azul, playera roja y gorra de mezclilla.

Policías ministeriales arribaron al lugar para la obtención de pruebas y realizar la detención de los responsables, mientras que peritos del servicio médico forense, levantaron el cuerpo para la necropsia de ley.

Un intento de ejecución, se registró la madruga del lunes 30 de agosto, en la colonia de Adolfo López Mateos, donde presuntos sicarios a bordo de dos vehículos, intentaron ultimar a una persona del sexo masculino de quien su identidad aún permanece desconocida.

Los hechos ocurrieron cuando una persona transitaba en su carro tipo March color azul sobre la Avenida Calzada Veracruz, entre San Salvador y Venustiano Carranza de la colonia Adolfo López Mateos, cuando alrededor de la 1:00 de la madruga de este lunes, dos automóviles de color blanco interceptaron la unidad abriendo fuego contra el panorámico trasero de la víctima, quien emprendió la huida.

El agravado solicitó el apoyo de las autoridades, para luego dirigirse a la unidad del Batallón de Infantería de Marina numero 25 (BIM 25) para ser resguardado.
De manera extraoficial se habla de la existencia de 15 casquillos de arma de fuego, donde el automóvil tipo March solamente presentó 5 impactos de bala.

El sujeto con aun identidad desconocida, solo presentó una herida en la pierda a causa de uno de los disparos, por lo que fue atendido por personal de la SEMAR, quienes reportaron que el masculino se encuentra estable.

De momento no se han reportado detenidos por este suceso, así como no se ha brindado información completa al respecto.

 

Este fin de semana fue uno de los más sangrientos en lo que va del 2021 en el municipio de Othón P. Blanco, pues solamente entre el sábado 29 y domingo 30 de mayo se registraron al menos 5 personas muertas tras los atentados.

La primera ejecución se llevó a cabo en la calle Payo Obispo con avenida Chetumal, el sábado aproximadamente a las 16:00 horas, donde un repartidor de moto servicio se encontraba estacionado, cuando sujetos armados a bordo de un vehículo dispararon en 5 ocasiones en el pecho, para posteriormente darse a la fuga. La víctima, ahora identificada como Guillermo Sánchez, quien era conocido con el apodo de “Kalimba”, corrió para pedir ayuda, logrando entrar a una tienda, para posteriormente desvanecerse y perder la vida.

Vecinos quienes dicen conocer a la persona ejecutada, comentaron que él además de hacer diligencias en su moto, se dedicaba a vender drogas, por lo que este podría ser el motivo del atentado.

La segunda ejecución se reportó cuando recién comenzaba el domingo a las 00:45 horas, donde vecinos de la calle Manuel M. Diéguez con calle López Velarde y avenida Universidad, reportaron detonaciones de arma de fuego. En el lugar fue encontrado el cuerpo sin vida de un repartido de moto, quien fue atender un pedido de una pizza, pero en el lugar se encontraba un Jetta de color negro, quien al ver que llegaba el ahora identificado como M. M. M, dispararon en múltiples ocasiones, para posteriormente darse a la fuga.

La misma madrugada aproximadamente a las 6:00 horas del domingo se reportaron 2 muertes más, en la comunidad de Subteniente López, en esta ocasión todo comenzó por la riña entre dos grupos de personas, en donde las cosas se salieron de control, pues con escopeta en mano dispararon en contra de un hombre y una mujer quienes perdieron la vida dentro de su vehículo el cual era un Jetta negro. Una tercera persona que se encontraba dentro de la unidad solamente quedo heridas menores, por lo que se encuentra estable.

Para culminar con el fin de semana sangriento, el domingo 30 de mayo en punto de las 15:30 fue reportado en la colonia centro de Chetumal, en la avenida Plutarco Elías Calles, casi esquina con Emiliano Zapata, un atentado en donde la victima ahora identificada como S. I. S., se encontraba estacionado dentro de su vehículo tipo Jetta color negro, cuando de momento otro automóvil de color gris disparo en múltiples ocasiones en contra de unidad, para posteriormente tomar el primer retorno y disparar nuevamente para asegurar su muerte. De momento se ha manejado la información que la persona ejecutada se trata de un presunto sicario, el cual ha estado relacionado en otras ejecuciones dentro de la capital de Quintana Roo.

En todos los casos llegaron elementos del servicio médico forense para el levantamiento de los cuerpos, además de contar con la presencia del personal de Servicios Periciales de la fiscalía general, quienes se encargaron del procesamiento del lugar, así como el levantamiento de pruebas, de momento por los hechos ocurridos no se ha reportado algún detenido.

Esto se suma a los dos intentos de ejecuciones que ocurrieron dentro de la semana pasada, pues el pasado martes 25 de mayo se registró una persecución e intento de ejecución en la colonia 8 de octubre, donde afortunadamente no hubo heridos. El otro intento de ejecución ocurrió en la calle Juan José Siordia, donde en esa ocasión las balas si llegaron a su destino, pero la víctima fue atendida rápidamente y no perdió la vida.

El aumento de violencia en la capital de Quintana Roo va al alza, pues ya es muy común escuchar que hay ejecuciones e incluso intentos de ejecuciones, por lo que los habitantes capitalinos ya no se sientes seguros de salir con tranquilidad a las calles, ya que tienen temor de llegar a ese tipo de violencia que se vive en el norte del Estado.

La tarde del miércoles 25 de mayo en la ciudad de Chetumal se registró un llamado al número de emergencia 911 debido a un intento de ejecución en la avenida 4 de marzo con retorno 2, en la colonia 8 de octubre.

Testigos comentaron que pasadas 17:30 horas del día dos personas a bordo de una moto de color azul venían siguiendo a carro tipo Spark de color blanco, quienes dispararon en contra del automóvil cuando este se encontraba en movimiento.

Vecinos reportan que se oyeron al menos 10 detonaciones de arma de fuego aproximadamente, por lo que rápidamente llamaron a las autoridades. El intento de ejecución fue fallido, pues no se reportó ninguna persona lesionada.

Elementos de la Policía Quintana Roo arribaron y acordonaron la zona para posteriormente realizar el llamado a los peritos de la Fiscalía General del Estado (FGE), quienes realizaron el levantamiento de varios casquillos, de igual forma el procesamiento del lugar.

Luego de recibir 10 impactos de bala en diferentes puntos del pecho y la cabeza, murió el candidato de Movimiento Ciudadano, Abel Murrieta Gutiérrez, quien contendía a la Presidencia Municipal de Cajeme en Sonora.

Abel Murrieta se encontraba realizando actos de campaña en los cruces de las calles Guerrero y California, en la ciudad Obregón, Sonora; cuando aproximadamente a las 17:00 horas, sujetos armados dispararon en múltiples ocasiones al candidato para así terminar con su vida.

Por su parte la Fiscalía General de Justicia de Sonora, a través de su cuenta de Twitter, informó que realizaran los operativos correspondientes para dar con los responsables de quienes terminaron con la vida del candidato a la Alcaldía de Cajeme.

Abel Murrieta de 58 años de edad, fue Procurador de Justicia de Sonora durante el periodo de 2004 y 2012, Diputado Local del PRI de 2012 a 2015 y diputado federal durante los años 2015 y 2018, actualmente contendía a la presidencia municipal de Cajeme en Sonora

Entre decenas de turistas, un sujeto armado atacó a un mesero en la zona de playa del hotel Sun Set en Cancún, disparándole en repetidas ocasiones por lo que la víctima salió corriendo del lugar. En punto de las 18:00 horas del día domingo 4 de abril se reportó al número de emergencia 911, que este mismo fue lesionado por un proyectil de arma de fuego en el kilómetro 10.5 de la Zona Hotelera.

El hombre que quedó tendido en la arena, identificado como Isai de 30 años de edad, fue auxiliado por elementos de seguridad los cuales se encargaron de trasladar al lesionado al Hospital General.

Personal del Hospital General reportó al Ministerio Público el fallecimiento del masculino de 30 años de edad, quien sufrió un paro cardiaco antes de ingresar al quirófano, por tal motivo, arribaron detectives ministeriales y peritos criminalistas de la Fiscalía, para realizar el levantamiento del cadáver, iniciando así una carpeta de investigación.

Mientras tanto la policía turística mantiene un operativo de seguridad en la zona hotelera para dar con el responsable que entre los turistas atacó al mesero en repetidas ocasiones con un arma de fuego.