A través de la revista internacional Journal of Medicine, científicos mexicanos dieron a conocer su investigación sobre un tratamiento con resultados favorables en la mejora y reducción de la mortalidad en pacientes con covid-19 en estado moderado a severo.

El artículo publicado fue resumido por la UNAM y titulado “La ciclosporina A más el tratamiento con esteroides en dosis bajas en covid-19 mejora los resultados clínicos en pacientes con enfermedad de moderada a grave. Un estudio piloto”.

El estudio liderado por el doctor José Luis Gálvez, médico internista se realizó en el Hospital del ISSSTE de Puebla, con el apoyo de Óscar Palmeros Rojas, doctor en Matemáticas, así como del investigador Sigifredo Pedraza Sánchez.

Éste fue llevado a cabo entre abril y mayo del 2020 con la aprobación del Comité de investigación y el Comité de ética en investigación del hospital de Puebla además del consentimiento de los 209 pacientes que participaron en el tratamiento.

El grupo de pacientes se dividió en dos grupos de los cuales, uno recibió el tratamiento únicamente con esteroides (prednisona y prednisolona), mientras que el otro también, pero con la adición de ciclosporina A (CsA).

La comparación de los grupos de enfermedad moderada a severa dio como resultado que la mortalidad en el grupo al que sólo se le suministraron esteroides fue del 48.5 % en comparación con el grupo que además trataron con CsA, del cual la mortalidad fue del 24%.

“Eso es la mitad, es decir, casi 50 por ciento menos de mortalidad en el grupo que recibió los dos medicamentos en este estudio”, explicó el investigador Sigifredo Pedraza Sánchez.

En el caso de pacientes con comorbilidades como obesidad, diabetes o hipertensión, se registró una mejora general a pesar de los padecimientos; esto no quiere decir que el tratamiento los salva por completo, pero ayuda en la mejora de su pronóstico, explicó el Doctor Pedraza.

Por su parte, el Doctor Gálvez concluyó con lo siguiente: “Mejora la velocidad de recuperación y baja la mortalidad, por supuesto que hay algunos de ellos muy agresivos desde el principio, y en ninguna parte del mundo hay algo realmente efectivo”.

Finalizan destacando que, a pesar de los resultados alentadores, hay que tomar en cuenta que es un estudio piloto con pocos pacientes que tendrá que investigarse más a fondo y con un mayor número de participantes para comprobar su efectividad.

De acuerdo a un estudio realizado por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), existen 3 fármacos que combinados con curcumina pueden ayudar al tratamiento temprano del COVID-19.

El estudio, realizado por el Instituto de Química de la UNAM, apunta que la curcumina es un producto natural con uso potencial en la prevención y tratamiento de covid-19; además de que se ha descrito que una alta ingesta de cúrcuma en la dieta tiene efectos beneficiosos contra la inflamación, la apoptosis y la replicación del ARN.

Dicha sustancia combinada con Limeciclina, Famotidina e Ivermectina serían puestas en un ensayo clínico para que sea usado como profiláctico en trabajadores de la salud para probar su efectividad.

La limeciclina es una tetraciclina que es usada en el tratamiento contra el acné. Aunque no hay evidencia directa de actividad antiviral, se ha informado que otras tetraciclinas tienen propiedades antivirales y antiinflamatorias.

La famotidina, es un bloqueador H2 capaz de reducir la cantidad de ácido producido en el estómago, un agente antiulceroso con perfil de seguridad óptimo. Además, en México está disponible en precios bajos, se administra una sola vez al día y se ha reportado pocos efectos adversos.

Se sabe que la ivermectina es un fármaco antihelmíntico semisintético que suele usarse en el tratamiento de infecciones por parásitos. Tiene actividades anticancerígenas y antivirales; además revelan actividad antiviral contra los virus zika, dengue, Newcastle y chikungunya.

Por último, la curcumina es un suplemento alimenticio cuyos beneficios en salud están reportados para ser utilizada como posible profiláctico contra la covid-19.

“Es necesario realizar ensayos clínicos Fase 3 para definir su utilidad en este sentido”, explica el estudio.

En dicho estudio, llamado “Unión es fuerza: medicamentos antivirales y antiinflamatorios para COVID-19”, participaron investigadores de diferentes institutos como: el Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias (INER), el Instituto Nacional de Rehabilitación (INR), la Escuela Superior de Medicina del IPN, el Hospital General de Culiacán y los Laboratorios Senosiain.

“Sabíamos que la única solución que íbamos a tener a corto plazo, en lo que llegaba la vacuna, es un reposicionamiento de fármacos, utilizar fármacos que ya están disponibles, aprobados ya sea por la FDA o por Cofepris, con algún antecedente como antivirales”, explicó Julio Granados, investigador del Instituto Nacional de Rehabilitación.

SEMBLANZA

1. El DR. RUSSELL CERÓN GRAJALES es Doctor en Derecho por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Institución donde también cursó sus estudios de Maestría en Derecho, y de Especialidad en Derecho Internacional.

2. Ha sido reconocido con:

  • La Medalla al Mérito Estudiantil “Ignacio L. Vallarta”, como mejor estudiante de Posgrado en Derecho de la UNAM.
  • Y con la Medalla al Mérito Universitario “Gabino Barreda”, como mejor estudiante de Posgrado en la UNAM.

Ambas constituyen las más altas distinciones que confiere la Máxima Casa mexicana de Estudios, en ese nivel de estudios.

3. Es Profesor de la Facultad de Derecho de la UNAM, y de su División de Estudios de Posgrado.

4. Profesor Titular, Profesor Invitado y Conferencista en diversas Universidades públicas y privadas del país y del extranjero.

5. Ha realizado estudios jurídicos, políticos y económicos en diversas Universidades e Instituciones de nivel superior.

6. Entre otros cargos y funciones, se ha desempeñado como:

  • Subsecretario de Promoción Económica del Gobierno del Estado de Quintana Roo (2017-2020).
  • Director de Industria y Atracción de Inversiones del Gobierno del Estado de Quintana Roo (2017).
  • Asesor de la Secretaría de Economía del Gobierno del Estado de Quintana Roo (2016-2017).
  • Asesor de la Directora de la Facultad de Derecho de la UNAM (2012-2016).
  • Coordinador de Enseñanza e Investigación de la Facultad de Derecho de la UNAM (2012-2016).
  • Miembro del Consejo General Editorial de la Facultad de Derecho de la UNAM (2012-2016).
  • Miembro del Comité Editorial de la “Revista de la Facultad de Derecho de México” (UNAM, 2012-2016).
  • Subcoordinador Académico del Doctorado en Derecho de la UNAM (1997-1998).
  • Secretario Técnico y Asesor de la Comisión de Fomento Económico de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (1997-2000).
  • Consejero Electoral Ciudadano del Instituto Federal Electoral en el Distrito Federal.
  • Funcionario y Consultor de diversos organismos del Sector Público Federal.

7. Es Miembro:

  • De la Asociación Nacional de Doctores en Derecho (ANDD).
  • Del Claustro Académico de Doctores en Derecho de la UNAM.
  • De la Ilustre y Benemérita Sociedad Mexicana de Geografía y Estadística, Primera Sociedad Científica en América. De gran tradición liberal e intelectual. Fundada en 1833. La cuarta en el mundo en su especialidad.

8. Actualmente es:

  • Autor de “Foro Jurídico”, órgano de la ANDD, y de diversas revistas especializadas y órganos de investigación de Universidades e Instituciones nacionales y del exterior.
  • Escritor y Colaborador Editorial en Diario de Yucatán y Diario de Quintana Roo, entre otros medios de comunicación.
  • Candidato a Doctor en Economía por la Universidad Nacional Autónoma de México.

Octubre de 2020

Guadalupe Ponciano Rodríguez, académica de la Facultad de Medicina (FM) de la UNAM alertó que las personas que fuman son más susceptibles a contraer coronavirus, pues tienen altas probabilidades de convertirse en pacientes de gravedad, ya que sus pulmones están previamente afectados y su sistema inmune debilitado.

La especialista dijo que, de acuerdo con información científica, la nicotina actúa a nivel del sistema nervioso central, donde provoca una serie de alteraciones muy importantes asociadas al funcionamiento y a la estructura del mismo.

En el mundo hay mil 100 millones de consumidores de tabaco y en los primero siete meses de la pandemia se registraron ocho millones de casos de covid-19.

La UNAM aclaró que el tabaquismo es una enfermedad y un factor de riesgo para adquirir otras enfermedades, pues según la Organización Mundial de la Salud (OMS), así como de enfermedades respiratorias agudas como neumonía, enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) y reducción de la función pulmonar.

Además, inician padecimientos cardiovasculares, como: infarto, cardiopatía, aneurisma de aorta abdominal, ateroesclerosis e inflamación crónica, entre otras, y está asociado al cáncer de boca, garganta, faringe, esófago, pulmón, riñón, vejiga, páncreas y estómago.

La especialista explicó que el tabaco tiene siete mil sustancias químicas, de las cuales 250 son nocivas y 70 son carcinógenas.