A pesar de la crisis generada por la pandemia, el gobierno de Quintana Roo logró presentar una reducción del 3.8% de sus pasivos a largo plazo. La secretaria de Finanzas y planeación, Yohanet Torres Muñoz, señaló que durante 2020 se logró reducir en 733.2 millones de pesos la deuda pública del Estado.

La disciplina financiera impulsada por el gobernador Carlos Joaquín González, fue certificada por la consultora ARegional. El análisis se desprende del estudio “Crece deuda estatal por pandemia”.

La reducción destaca por la combinación de la rebaja de los ingresos propios, por los estímulos fiscales aplicados por más de 1 mil millones de pesos para apoyar al sector económico de la entidad.

A esto se suman las afectaciones que sufrió Quintana Roo producto de la reducción en el monto de las participaciones que activaron el Fondo de Estabilización de los Ingresos de las Entidades Federativas.

 

Después de la licitación, la titular de la Secretaría de Finanzas y Planeación de Quintana Roo dio a conocer el martes 13 de julio alrededor de medio día que se reunirá con instituciones bancarias para tratar el tema de préstamos de los 820 millones de pesos.


Yohanet Torres Muñoz comentó que Quintana Roo se encontraba en el top de los Estados más endeudados desde antes de la nueva administración de Carlos Joaquín González, mencionó que tal vez estamos en el segundo o tercer lugar.


A pesar de la deuda tan alta, se ha tratado de bajar el costo de la deuda, se realizaron préstamos a corto plazo debido a la caída de ingresos, ocupando el techo financiero, pero hoy en día se están realizando los pagos del mismo.


“Se pidieron alrededor de 2 mil 70 millones de pesos y llevamos pagado aproximadamente 60, este mes de julio vamos a efectuar otro pago bastante fuerte y así vamos a continuar hasta que termine, en el mes de diciembre ya debemos tener cubiertos todos los costos”, dijo Muñoz.

Más de 30 restauranteros en Othón P. Blanco solicitaron al Gobierno del Estado que se les permita la venta de alcohol durante los dos días establecidos que por decreto fueron considerados en la Ley Seca, durante la jornada electoral.

Mediante un oficio, la presidenta de la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera y Alimentos Condimentados (Canirac) en Chetumal, Beyra Aguirre Villegas, pidió al gobernador del Estado, Carlos Joaquín González, así como a la Secretaría de Finanzas y Planeación, que los restaurantes ubicados en el Boulevard Bahía y otros cercanos a los hoteles del centro de la ciudad sean considerados para la venta de alcohol.

Asimismo, en las localidades de Calderitas, Laguna Guerreo, Mahahual, Xcalak, Xul-ha, así como los adyacentes a las plazas comerciales.

Lo único que piden es que, en los dos días de Ley Seca, que serán el sábado 5 y domingo 6 de junio, les permitan a los establecimientos en zona de afluencia turística, la venta de bebidas alcohólicas en envase abierto o el copeo, exclusivamente con alimentos.

Aguirre Villegas reiteró que los negocios están comprometidos con el cuidado de la salud, por lo que dijo que cada una de las empresas aplican las medidas sanitarias marcadas por la autoridad para evitar la propagación del coronavirus.

Esta solicitud se da debido a las pocas ventas que la pandemia genero en los municipios del sur.

En el norte del Estado de Quintana Roo se han puesto de moda las fiestas clandestinas denominadas como Jungle Party o Secret Location. Por lo que la Comisión Contra Riesgos Sanitarios en el Estado (COFEPRIS), se encuentra trabajando de la mano con la Sefiplan, Protección Civil, Guarda Nacional y Autoridades Municipales, para realizar operativos mediante el uso de drones para ubicarlas y posteriormente clausurar dichas fiestas.

Este tipo de eventos se realizan en medio de la selva, en lugares de difícil acceso, por lo que las autoridades deben recurrir al uso de drones, para su localización y posterior a ello, dar parte para el movimiento de los elementos correspondientes, quienes realizarán la suspensión del evento.

La difusión que tienen las Jungle Party es de forma muy secreta, ya que se divulgan Invitaciones digitales atreves de WhatsApp, donde posteriormente de confirmar tu asistencia te dan la ubicación y por último te piden que no lleves tu celular, ya que buscan que no haya evidencias de fotos y videos del lugar.

Las distintas instituciones invitan a la población a que no asistan a este tipo de eventos, ya que representan un foco de infección importante, recordando que aún estamos en la lucha contra el COVID-19, por lo que el uso del cubrebocas, gel antibacterial, respetar la sana distancia, no salir de sus casas a menos de ser necesario y además evitar la sobreocupación del aforo permitido, ayudaran a gran medida a seguir evitando contagios.

El gobernador de Quintana Roo, Carlos Joaquín González, informó que la Coordinación de Protección contra Riesgos Sanitarios (COFEPRIS), intensificará las verificaciones a prestadores de servicios y establecimientos en Semana Santa, las cuales viene realizando periódicamente y muchas han derivado en sanciones administrativas, multas y hasta clausuras.

De acuerdo con la COFEPRIS, de marzo de 2020 a la fecha actual, se han realizado 17 mil 923 verificaciones a establecimientos de todos los giros comerciales y no comerciales. Como resultado de estas acciones, se han suspendido mil 897 establecimientos en el Estado.

De igual manera, la Secretaría de Finanzas y Planeación (SEFIPLAN) informó que, del 1 de abril de 2020 al 27 de marzo de 2021, se han realizado 302 clausuras de establecimientos de venta de bebidas alcohólicas por no respetar los horarios establecidos en el Semáforo Epidemiológico Estatal.

En el operativo vacacional de Semana Santa 2021, que va del 26 de marzo al 11 de abril, participarán alrededor de 3 mil 350 personas, quienes brindarán el apoyo necesario en caso de presentarse alguna situación de emergencia durante los recorridos en los puntos de mayor afluencia de personas, así lo dio a conocer la Coordinación Estatal de Protección Civil (COEPROC).

El gobierno del Estado dio a conocer las casas prendarias que se encuentran laborando de manera regular e irregular. En Quintana Roo solo 75 de las 198 casas existentes, cuentan con la autorización de la Secretaría de Finanzas y Planeación (SEFIPLAN) para ejercer dicha actividad, por lo que al menos en 123 de ellas se corre el riesgo de sufrir una estafa.

Desde hace tres años no se ha realizado algún operativo contra las casas de empeño que no cuentan con la regulación debida, ni se han sancionado las que han sido denunciadas por recibir y poner a la venta artículos que cuentan con un reporte de robo o no expiden la factura original.

De acuerdo al Directorio Estadístico de Unidades Económicas de ese organismo nacional, en Chetumal se encuentran operando 19 casas de empeño. Pero de acuerdo al Periódico Oficial del Estado con fecha del 22 de marzo, sólo están autorizadas siete, las cuales son: La Única, Unicash, First Cash, Nacional Monte de Piedad y tres sucursales de Prendamex.

Diversas casas de empeño que laboran en la capital no se encuentran en la lista de autorización de labores, tal es el caso de la “Casa de Empeño y Remates”, ubicada en la avenida Héroes; o la casa de empeño “Mazatlán”, que se encuentra sobre la calle Ghandi.

Las comunidades Felipe Ángeles, Guillermo Prieto y Caña Brava se encuentra reconocidas como parte del estado de Campeche de acuerdo al INEGI, lo que ha sido un impedimento para que Quintana Roo las atienda completamente.

Esto ha generado que SEFIPLAN de Quintana Roo, no puedan suministrar los más de 100 millones de pesos autorizados en el paquete fiscal de 2021 que les permitirá a las comunidades acceder a los servicios esenciales como el agua potable después de 30 años sin ser asistidos.

De acuerdo a lo informado por Yohanet Torres, titular de la Secretaría de Finanzas y Planeación, no es posible actuar al 100 en los municipios que el INEGI tiene reconocidos como parte de Campeche y no de la entidad a la que representa.

Torres Muñoz recordó que este problema se deriva del conflicto limítrofe que por años han acarreado los estados de la Península de Yucatán, por lo que es una cuestión legal que está en “resolución por lo que se tienen tomadas las medidas legales al respecto, pero depende del proceso legal que se lleve a cabo”.

Por su parte, Andrés Blanco Cruz, representante legal de las tres comunidades, afirma que éstas pertenecen al municipio quintanarroense de Othón P. Blanco desde antes del ya mencionado conflicto, por lo que no hay impedimento para que reciban tengan acceso y saneamiento de agua para consumo personal y doméstico en forma suficiente, salubre, aceptable y asequible como lo han dispuesto los jueces federales.

La administración del gobernador de Quintana Roo, Carlos Joaquín González, estableció 50% de subsidio en el concepto de residuos emitido por la Secretaría de Ecología y Medio Ambiente (SEMA) en el presente ejercicio fiscal 2021, para tener acceso se debe consultar la liga https://bit.ly/38GejVe.

El secretario de Ecología y Medio Ambiente Efraín Villanueva Arcos especificó que, para poder obtener el subsidio de los derechos relacionados al tema de residuos sólidos en la SEMA, se deberá llenar la solicitud que se encuentra en el enlace antes mencionado, con datos como la razón social, nombre comercial, dirección fiscal, correo electrónico, teléfono de contacto y firma del represente legal.

La solicitud se enviará al correo electrónico recepcion@semaqroo.gob.mx y subtecnica.sema@gmail.com. Al quinto día hábil de la recepción de la solicitud se le hará llegar la hoja de ayuda con la aplicación del subsidio para su pago correspondiente e ingreso dentro del procedimiento que le corresponda. Para cualquier aclaración o duda favor de comunicarse a la dirección de residuos sólidos de la SEMA en horario de 9:00 a 15:00 horas al teléfono 9831292101 extensión 219.

Actualmente en Quintana Roo la subcontratación laboral mantiene en la informalidad a más de 185 mil trabajadores por lo que se están preparando medidas más estrictas para reducir el outsourcing mediante la implementación del Impuesto Adicional para el Fomento al Empleo.

De acuerdo con la titular de la Secretaría de Finanzas y Planeación (Sefiplan), Yohanet Torres Muñoz, el outsourcing representa una violación a los derechos de los trabajadores, pues impide que sean registrados en el Instituto Mexicano del Seguro Social, además de impedir que accedan a prestaciones como acceso a la vivienda.

De acuerdo con la iniciativa incluida en el Paquete Fiscal 2021, el pago del impuesto será mediante la declaración mensual en la dirección de recaudación correspondiente y los empleadores deberán pagar una tasa “adicional” del 0.35% multiplicado por la base gravable declarada del Impuesto Sobre Nómina.

Este impuesto será efectuado durante 2021 únicamente para aquellos que continúen utilizando los servicios de outsourcing, es decir, la subcontratación a través de terceros, mientras que aquellas empresas que tengan contratos directos con sus empleados tendrán un subsidio del 100 por ciento.

De esta manera Quintana Roo estará en sintonía con la estrategia implementada a nivel federal pues los ingresos recaudados por este concepto se destinarán “al desarrollo económico del Estado de Quintana Roo”, en programas que generen e incentiven la creación de empresas y puestos laborales.

El Gobierno del Estado ha comenzado con el pago a proveedores, lo que ha generado el reconocimiento por parte de los empresarios quintanarroenses, pues esto representa un gran apoyo al comercio en la zona sur, especialmente en la capital del Estado.

Tras la emergencia sanitaria por el COVID-19, muchos comercios se encontraban a punto del cierre, ya que la falta de liquidez produjo graves afectaciones al comercio organizado en todo el Estado.

 “Afortunadamente obtuvimos una respuesta positiva y a partir de la semana pasada, empezaron a fluir los recursos pendientes para papelerías, material de oficina, combustible, mantenimiento automotriz y alimentos”, señaló Juan Jaime Mingüer Cerón, dirigente de la delegación local de la Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo (Canaco-Servytur) Chetumal-Tulum.

De igual manera destacó la respuesta de la titular de la Secretaría de Finanzas y Planeación (Sefiplan), la maestra Yohanet Torres Muñoz.

“Nos reunimos con Yohanet Torres, con quien hemos sostenido diálogos respetuosos, exponiendo cada quien su situación, nos explicó que la reorientación de recursos debido a la contingencia, así como la caída en la recaudación estatal y el lento ingreso de las participaciones federales, ha dificultado las finanzas estatales y el cumplimiento de los compromisos con los proveedores”, añadió Mingüer Cerón.

Por otra parte, comentó que el hecho de mantenerse por tres semanas consecutivas en el en color naranja del semáforo epidemiológico y con altas posibilidades de pasar a semáforo amarillo, le permitirá al Estado activarse más rápido de lo esperado.