Campeche podría convertirse en el primer Estado en retomar el modelo de clases presenciales mediante la propuesta hecha por el Gobierno Federal en donde plantean iniciar el próximo fin de semana la vacunación de maestras, maestros y personal de educación, para que en febrero reinicien las clases en las aulas de la entidad ya que llevan varias semanas en verde según el semáforo epidemiológico nacional.

En la mañanera del 19 de enero, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, detalló que se vacunarían a aproximadamente 20 mil servidores de la educación en Campeche, permitiendo así reiniciar las clases presenciales en la tercera semana de febrero.

El mandatario mexicano resaltó que es necesario volver a la educación presencial, por lo cual se debe comenzar el regreso a las aulas, “Estamos proponiendo al Gobierno de Campeche que con estas dosis se inicie la vacunación de maestros y de todo el personal de educación de Campeche, que podamos, el fin de semana, ya vacunar a cerca de 20 mil servidores de la educación en Campeche”, comentó.

Cabe recordar que apenas el pasado 5 de enero, AMLO pidió a las autoridades de los estados de Campeche y Chiapas reabrir las escuelas para dar un paso a la normalización de las actividades que fueron suspendidas con la llegada de la pandemia a México.

“Si en el caso de Campeche no están afectados por la pandemia como en otras partes y se vacuna a todos los maestros, ya podemos regresar en Campeche. Aun siendo un Estado de las 32 entidades federativas, ya es un paso hacia allá”, dijo el mandatario mexicano.

Dicha petición se hizo bajo el compromiso de que el Gobierno federal comenzaría la aplicación de vacunas antiCOVID-19 a los profesores, quienes ya fueron canalizados como un grupo prioritario en la campaña de vacunación del coronavirus.

Tras la petición del Gobierno Federal las autoridades estatales de Campeche tanto como los padres de familia respondieron con una negativa.

“No estaríamos regresando a las clases presenciales debido a la mucha movilidad del estado (Campeche); esperamos que este comportamiento que se ha tenido con el semáforo verde tenga continuidad, pero tendríamos que esperar para tomar las decisiones acertadas y no poner el riesgo a los educandos y al personal docente”, Comentó Ricardo Koh Cambranis, secretario de Educación de Campeche.

Sobre una vacunación a los docentes, el secretario dijo que es muy importante no dejar sin vacuna a todas las personas del sector educativo, porque con la movilidad podría derivarse un contagio.

El Titular de la Secretaría de Educación (SEP) Esteban Moctezuma, informó que los estados indicados con color verde en el semáforo epidemiológico nacional, podrán regresar a clases presenciales en enero.

Dichas entidades son Chiapas, Campeche y Veracruz, las cuales podrán retomar las clases en 2021 a decisión de las autoridades locales, pero considerando las nueve medidas establecidas por las autoridades sanitarias y educativas federales.

De igual forma los estados en color amarillo podrán retornar a sus actividades de manera voluntaria, sin embargo, su reapertura no será regular si no que se utilizará “asesoría pedagógica y socioemocional” a través de los Centros Comunitarios de Aprendizaje (CCA).

En dichos centros la SEP plantea una dinámica que consistirá en 45 minutos de clases siguiendo las medidas de salud como filtros sanitarios y el uso de cubre bocas; esto será permitido únicamente bajo una carta responsiva de padres de familia donde manifiesten que sus hijos participarán bajo responsabilidad del tutor.

Otra alternativa que la Secretaría de Educación ha considerado es la asistencia escalonada donde se impondrá un límite diario del 40% de la población escolar; esto bajo el establecimiento de un máximo de alumnos y maestros en cada salón, así como la utilización de espacios abiertos, limpieza permanente del inmobiliario y evitar asistir si se presentan síntomas de covid-19.

Moctezuma Barragán añadió que el regreso a clases “mitigará algunos de los problemas socioemocionales que padecen alumnas y alumnos por el aislamiento.

Más de mil 500 vestigios arqueológicos encontrados en el tramo 3 del Tren Maya ubicado entre Calkiní, Campeche, e Izamal, Yucatán, han puesto en consideración el cambio de la ruta en caso de que esta afecte a dichas zonas, así lo señaló el Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur).

Esta revisión se dio luego de que representantes del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) encontraran vestigios mediante el uso de nuevas tecnologías para generar estudios que garanticen la protección arqueológica en la región.

En agosto pasado el INAH delimitó dos áreas cercanas a las vías del tren, donde se desarrollan las obras del tramo 3, al descubrir dos vestigios arqueológicos ya que son lugares considerados Patrimonio de la Humanidad. Además de que en esa misma zona se encuentra la Reserva Estatal Geohidrológica Anillo de Cenotes.

Por su parte Representantes de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) presentaron a los comités las propuestas de estrategias de mitigación de impacto ambiental, como la restauración de flora y fauna, instalación de pasos de vida silvestre y talleres de educación ambiental.

Tanto la Semarnat como el INAH manifestaron a las comunidades que se generarán fuentes de empleo para el seguimiento e implementación de estas acciones en toda la península.

El proyecto Tren Maya servirá para fortalecer el desarrollo del sureste y la Península de Yucatán con una visión integral, incluyente y sostenible, para impulsar el bienestar, así como el crecimiento económico y productivo de la región, destacó la secretaría de Gobernación.