Analistas DestacadosNoticias

Oposición: candidez fundamental

0

Una visión muy cándida, salvo la que el PAN o Movimiento ciudadano pudiesen tener en plazas muy localizadas, sería la de que la oposición es competencia para el Morena y sus minúsculos adláteres PVEM y PT al grado de poder ganar; la verdad es que pocas cosas pueden pasar ya para que en estas semanas que nos separan de los comicios del 2 de junio, pero luego de la imponente marcha del domingo pasado esa ingenuidad parece en verdad necesaria, incluso fundamental para el país.

Sorprendió el estimado oficial de asistentes, dado a conocer por el jefe de Gobierno, Martí Batres Guadarrama, pues se esperaba mucho más magro, pero —haciendo bien, creemos— no quiso ser desmentido tan rudamente por la realidad y así perder más credibilidad ante sus gobernados: 90 mil personas —las reconocidas por las autoridades— bastan para llenar la plancha del zócalo, de manera similar al hecho de que son suficientes para agotar los espacios del Estadio Azteca, que tiene un aforo de poco más de 83 mil aficionados.

El que esto escribe, que en 1988 participó en las perfectamente cuantificables concentraciones masivas en defensa del Frente Democrático Nacional y su despojado candidato Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano, estuvo de acuerdo con varios testigos más en que la del domingo 18 de febrero, con todas las calles de acceso repletas hasta la Alameda Central, la “marea rosa” debe haber estado integrada por más de 200 mil almas.

Con todo, esa impresionante respuesta ciudadana debe ser ponderada para que los partidos que la apoyan y promueven —o al revés, si se quiere—, tengan la capacidad de hacer mella en la aplanadora del que es todavía uno de los líderes de países más populares del orbe, Andrés Manuel López Obrador— que con base en ese hecho y en una previsible elección de estado barruntada ya a estas alturas de la competencia por incontables abusos, muchos de los cuales son tan evidentes que se publican diariamente, de lunes a viernes, desde el púlpito llamado “mañanera”, en televisión nacional, a través de los medios oficiales o de la permanente cobertura de los informativos del país y el mundo.

Pero lo que ya no está en duda es que la suma de las oposiciones, unidas o por su cuenta, será perfectamente capaz de impedir que López cierre su sexenio con manga ancha para perpetrar sus regresivas, autocráticas y antidemocráticas reformas constitucionales, que hasta ahora le ha impedido la carencia de mayoría calificada.

En esas lides vemos a los candorosos partidos, que de mantener el espíritu competitivo en alto, a sabiendas de que no van a ganar puestos de mando en los municipios, estados mucho menos el país, mantienen a sus abanderados beligerantes para que ayuden a conseguir, entre todos, aun sin bregar juntos, más del 33.3 por ciento de los votos en los cabildos, los congresos estatales y, sobre todo, el Congreso de la Unión, y así hacer abortar el “Plan C” de López Obrador.

Muchos, ante el rugido de la tormenta guinda, saltaron de sus barcos político-ideológicos para pasarse a las filas enemigas buscando acogida, chamba, pues, de la manera más desvergonzada y cínica; otros, empero, frente a las magras expectativas para sus propias carreras, se quedaron al pie de los cañones.

El balance indica que, fortalecidas por la marcha plural pero que tuvo el común denominador de ser claramente antiobradorista y contra la candidata presidencial de la Cuarta Transformación, Claudia Sheinbaum Pardo, las oposiciones tendrán la posibilidad de impedir el predominio total del aun presidente, en sus últimos meses al frente del gobierno y por medio de interpósita persona durante los siguientes seis años.

En el estado, por desgracia, vemos que el PRD se rehusó a anteponer los intereses ciudadanos y democráticos contra la aplanadora gobiernista y, acaso condenado a desparecer en el panorama político quintanarroense por no ser capaz de conseguir ni siquiera el tres por ciento de los votos para conservar el registro electoral, se va solo a morir en descampado, como un animal herido por las propias saetas de su vanidad y cortedad de visión, pero seguramente la coalición del PAN y el PRI, que no han botado los bártulos, consiga aportar lo suficiente para que, sumando lo que logre Movimiento Ciudadano, los votos contra el Morena en la Tercera Circunscripción aporten a impedir la mayoría calificada del oficialismo.

La tarea es muy valiosa, determinante, como para dejar de hacerla, así que si le parecen inocentes, tiernos y lastimeros los candidatos del PAN, el PRI y Movimiento Ciudadano pidiendo el voto, sepa usted lector que están enfrascados en una especie de acto de sacrificio para ayudar a salvar a la república del absolutismo lopezobradorista, labor cuando menos encomiable.

 

GRILLOGRAMA

Famélicos quijotes…

 

Como ves, sin ilusiones

Flacos y cansados van

Los del MC, el PRI y el PAN

A salvar las elecciones

 

La Gobernadora de Quintana Roo, Mara Lezama, Presencia la Intensidad de la Copa Socca America 2024 en Cancún

Previous article

Ysmael Moguel Canto Inaugura la Casa del PT Lázaro Cárdenas en Kantunilkín

Next article

You may also like

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *