El desarrollo de enfermedades respiratorias ha comenzado a presentarse en personas de la zona rural al sur de Quintana Roo, esto a causa de los frentes fríos que han provocado la disminución de la temperatura y que amenazan a más de 30 mil hogares.

Tan solo en la última semana el frente frío número 9 provocó la baja de temperatura a menos de 23.5 grados cerca de las 3 de la mañana del viernes, de acuerdo con la estación meteorológica de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), ubicada en el poblado de Nicolás Bravo.

La precariedad de las comunidades en la zona rural es un factor a tener en cuenta, pues el frio no da tregua pese a la falta de cobijas, cobertores y colchonetas.

René Misael Millán, representante de la Sociedad Organizada de Socorristas (SOS) y enlace con la Cruz Roja, delegación Javier Rojo Gómez, comentó que quienes habitan en casas de madera y cartón están expuestos a desarrollar infecciones respiratorias.

“En comunidades como La Revolución, Esteban B. Calderón y La Unión, se han detectado mayor necesidad de la población, y habitan personas con discapacidad y de la tercera edad, quienes han resultado más afectadas por el desarrollo de enfermedades generadas por el frío, y la situación es grave ante la falta de atención médica en la zona”, denunció Benjamín Gutiérrez Reyes, presidente de la Asociación Local de Productores de Caña.