La Resaca 2.0

NORMANDO MEDINA CASTRO Profesor y Periodista Ex Director de SQCS Ex Director del IEA
NORMANDO MEDINA CASTRO Profesor y Periodista Ex Director de SQCS Ex Director del IEA

Varios empresarios mexicanos y extranjeros aliados con políticos de los gobiernos del PRI y el PAN trastocaron su capacidad emprendedora y pasaron a lucrar con ilegales e inmorales contratos que les otorgaron desde el poder, afectando los recursos e intereses de la nación y que ahora defienden sin ningún rubor con sus mismos cómplices del conservadurismo antinacionalista.

La situación tirante en México entre las cúpulas empresariales y el gobierno que preside Andrés Manuel López Obrador no es contra la libre empresa, sino contra el andamiaje de corrupción creado para saquear los recursos del país de manera impune.

Cuando Carlos Salinas de Gortari, con los colores del PRI, se apropió de la presidencia de México con el aval del PAN, dio origen al amasiato entre ambos partidos que prácticamente se fusionaron. Su afán privatizador no tuvo mesura ni freno de ningún tipo. Casi todas las empresas propiedad de la nación fueron adjudicadas a precios de ganga a sus amigos, socios y cómplices.

Ernesto Zedillo fue su sucesor, y dijo que Salinas de Gortari dejó la economía mexicana “prendida con alfileres” y sobrevino una crisis brutal en la que muchos trabajadores, profesionistas, empresarios y comerciantes medianos y pequeños lo perdieron todo. No había dinero, pero Zedillo asumió las deudas de los banqueros y empresarios encumbrados con el Fobaproa. Le siguieron en el poder los panistas Vicente Fox y Felipe Calderón, que depredaron las estratégicas CFE y Pemex, ambas saqueadas y comprometidas hasta la ignominia con la Reforma Energética de EPN. Los magnates fueron protegidos con leyes para que la energía que produzcan sea preferencial y con subsidios de dinero público. Nunca arriesgan. Se benefician con los contratos ilegales e inmorales, con privilegios fiscales, y otros beneficios irregulares. Eso no es empresa, es pillaje. La nueva legislación eléctrica no va contra la libre empresa ni contra las energías limpias, sino contra los contratos sucios, el saqueo y el quebranto de la CFE que se estima en 412 mil millones de pesos y que tan sólo en subsidios el quebranto es de 249 mil 606 millones de pesos, de los cuales 56 mil 175 millones se han otorgado a la transnacional española Iberdrola.

Los apagones en el norte de México obedecen a la inoperatividad de los gasoductos norteamericanos por sus condiciones extremas de frío. Los gobiernos mexicanos anteriores hicieron negocio comprando el gas natural a Estados Unidos para producir energía eléctrica en lugar de explotar el gas del país en la la cuenca de Burgos. También optaron por comprar las gasolinas. La soberanía energética supeditada a sus negocios y sus “moches”.

En lo local

Los jaloneos al interior de Morena se han intensificado en todo el país por la definición de candidatos para la mega elección del próximo 6 de junio. Quintana Roo no es la excepción. No es una lucha de puristas contra advenedizos. Hay puristas con muchas carencias y limitaciones de todo tipo, proclives a traicionar el ideario de AMLO en cuanto los opositores les “untan” la mano como ha ocurrido con muchos diputados locales. Varios neomorenistas padecen de lo mismo. La verdadera lucha es de valoración política para sumar los mejores perfiles, no cartuchos quemados ni neófitos sin pertenencia, ética ni calidad, aunque tengan estructura y recursos porque ganando se pierde más con el hartazgo popular. En fin, son cosas que pasan en nuestro país y en nuestro caribeño estado.

 

¡HASTA LA PRÓXIMA!

profenor1960@hotmail.com