Cinco militares lesionaros fue el saldo provocado por un accidente luego de que dos camionetas del ejército, las cuales transitaban a alta velocidad sobre el Circuito Metropolitano en Cancún, se salieran de la carretera.

Los hechos ocurrieron la noche del lunes 21 de diciembre cuando dos camionetas pertenecientes al Plan DN-III-E realizaban un recorrido en el Circuito Metropolitano, vialidad que conecta a la prolongación de la avenida Kabah, en su última etapa con la avenida Rancho Viejo en la zona continental de Isla Mujeres.

Al tratarse de un tramo ancho y deshabitado, el conductor de la primera unidad apresuró la marcha, pero la abundante vegetación y la falta de luminarias en dicha zona ocasionaron que el chofer no anticipara una curva, provocando que se saliera de la cinta asfáltica y terminara volcado.

La segunda camioneta, la cual transitaba a unos cuantos metros de la primera unidad frenó de golpe lo que provocó que patinara sobre el asfalto y terminara saliéndose de la vía. De acuerdo a los militares el desconocimiento del terreno fue lo que ocasionó el accidente dejando a cuatro soldados lesionados y al resto con golpes menores.

Al lugar llegaron elementos de Infantería de la guarnición militar, así como policías estatales y municipales, y paramédicos de la Cruz Roja. Varios soldados fueron valorados, pero solo cuatro presentaban lesiones que requerían hospitalización, por lo que fueron trasladados en varias ambulancias.

Alrededor de las 6 de la mañana del domingo 22 de noviembre un taxi con el número 753 arrolló a un joven de 17 años de edad identificado como G. D. C. quien se dirigía a su trabajo a bordo de su bicicleta.

El joven transitaba sobre la avenida Maxuxac, cerca del panteón Campos del Recuerdo cuando fue arrollado por el taxi número 753 con matrícula A-849-TNH, trabajadores de una gasolinera cercana avisaron a los números de emergencia para reportar el accidente.

En la unidad de servicio particular se encontraba el conductor y una acompañante quienes presentaban aparente estado de ebriedad, por lo que minutos después se dieron a la fuga.

El adolescente fue trasladado en calidad de urgencia al Hospital General de Chetumal, ya que presentaba diversas fracturas entre las que destacaba una fractura de craneoencefálica severa.

La misma tarde del domingo el cuerpo del joven no soportó las heridas y finalmente murió. Hasta el momento el taxi ya ha sido localizado y se espera dar pronto con el conductor para que comparezca frente a las autoridades.