Más de mil 500 vestigios arqueológicos encontrados en el tramo 3 del Tren Maya ubicado entre Calkiní, Campeche, e Izamal, Yucatán, han puesto en consideración el cambio de la ruta en caso de que esta afecte a dichas zonas, así lo señaló el Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur).

Esta revisión se dio luego de que representantes del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) encontraran vestigios mediante el uso de nuevas tecnologías para generar estudios que garanticen la protección arqueológica en la región.

En agosto pasado el INAH delimitó dos áreas cercanas a las vías del tren, donde se desarrollan las obras del tramo 3, al descubrir dos vestigios arqueológicos ya que son lugares considerados Patrimonio de la Humanidad. Además de que en esa misma zona se encuentra la Reserva Estatal Geohidrológica Anillo de Cenotes.

Por su parte Representantes de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) presentaron a los comités las propuestas de estrategias de mitigación de impacto ambiental, como la restauración de flora y fauna, instalación de pasos de vida silvestre y talleres de educación ambiental.

Tanto la Semarnat como el INAH manifestaron a las comunidades que se generarán fuentes de empleo para el seguimiento e implementación de estas acciones en toda la península.

El proyecto Tren Maya servirá para fortalecer el desarrollo del sureste y la Península de Yucatán con una visión integral, incluyente y sostenible, para impulsar el bienestar, así como el crecimiento económico y productivo de la región, destacó la secretaría de Gobernación.

La Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) autorizó a Quintana Roo el uso de la superficie de la Mega Escultura. Según el documento dado a conocer en el Diario Oficial de la Federación se le autoriza para el uso de oficinas de gobierno e infraestructura cultural y turística, planta de tratamiento de aguas residuales, pozo de visita, arranque de un puente de concreto armado, parte del boulevard de Chetumal y parte del camellón.

Anteriormente la mudanza de la Secretaría de Turismo a Quintana Roo había sido impedida por este trámite.

Se trata de 2 mil 758.746 metros cuadrados de zona federal marítimo terrestre del continente, ubicada en la intersección Primo de Verdad-Boulevard Bahía de Chetumal sin número, colonia Centro, Othón P. Blanco.

La solicitud fue realizada por el Gobierno del Estado con fecha 16 de enero de 2020.

El 31 de enero la autoridad federal determinó que la solicitud realizada por el Gobierno del Estado de Quintana Roo cumple técnica y ambientalmente con los requerimientos establecidos en la normatividad vigente, sin embargo, fue hasta hoy que se publicó en el diario oficial.

Cabe recordar que la conocida mega escultura inició su construcción desde la administración Estatal de Joaquín Hendrícks Díaz, y aunque contaba con la autorización de impacto ambiental, el Estado no tenía el dominio legal.