Connect with us

Visión Intercultural

*EL DÓLAR AFINA MOTORES Y TOMA PISTA. Euro VS. Dólar (Parte II)*

Published

on

Russell CERÓN GRAJALES

¿Euro o dólar?

Miremos el fondo de la olla.

Selectos ángulos que preludian fortalezas, debilidades, y condiciones de futuro.

En principio, y como país individualmente considerado, EE UU es la primera economía del mundo. La de mayor riqueza productiva, con un colosal Producto Interno Bruto (PIB) que sobrepasa los 19 billones de dólares (2017).

De tal dimensión es la nave de la superpotencia que acuña el dólar.

Magnitud que empieza por enseñar su espesor y consistencia si la comparamos con la de los Estados-Parte de la Unión Europea (UE). Comenzando por la propia Alemania. Porque, para Europa, Alemania es su economía motor. La quinta del mundo por su PIB de poco más de 4 billones de dólares. Pero que no resiste comparación alguna ante la de EE UU.

De suerte que, para estar en condición de competirle en tamaño económico a un solo país, Europa ha tenido que insistir en su contemplación mundial como bloque unido. Lo que evidencia un hecho incuestionable: sólo conjuntando a 28 economías, es como la eurocomunidad ha logrado englobar un PIB apenas similar al de EE UU.

Pero, en términos estrictamente monetarios, únicamente 17 de los 28 países comunitarios están suscritos al euro como moneda única. Aunque previsto está, para la mayoría de los restantes, un calendario de paulatina adopción de la eurodivisa.

Luego, la adopción del dólar como moneda central del Sistema Económico Internacional de la Segunda Posguerra; la capacidad productiva que exhibe; el alto grado de desarrollo adquirido; y el nivel de su mercado de 327 millones de residentes (2018), es lo que en parte explica por qué EE UU es el país con más intenso y variado comercio exterior.

Así, tres son sus mayores socios comerciales. En su orden, China, Canadá y México. Y muy por debajo, Japón y Alemania.

Esto es, ordenados por intercambio total de bienes o productos que cruzan las fronteras internacionales (sin incluir intercambio de servicios, como el turismo y los servicios financieros), y de acuerdo con la Oficina del Censo de EE UU (datos a 2017):

1. China (636 mil millones de dólares).
2. Canadá (582,400 millones de dólares).
3. México (557 mil millones de dólares).
4. Japón (204,200 millones de dólares).
5. Alemania (171,200 millones de dólares).

De manera segmentada, los principales proveedores de EE UU en el mundo, son:

1. China (con 21.8% de importaciones).
2. México (13.2%).
3. Canadá (12.7%).
4. Japón (5.8%).
5. Alemania (5.0%).

Al tiempo que las exportaciones estadounidenses van dirigidas, en lo fundamental, a:

1. Canadá (18.3%).
2. México (15.7%).
3. China (8.4%).
4. Japón (4.4%).
5. Reino Unido (3.6%).

Segunda potencia exportadora, y primera importadora.

Pero no sólo por ello, pues más importante será apreciar el valor añadido de lo que científica y tecnológicamente crea, produce y exporta; y será lo que marque un diferencial presente, futuro e insuperable, respecto de Europa y el euro. Y a este punto habremos de retornar, en las fases finales de nuestra serie temática de análisis, que apenas inicia.

Ciudad de México, 15 de abril, 2019

russellceron@hotmail.com

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Visión Intercultural

LAS SANADORAS EN COMUNIDADES INDÍGENAS

Published

on

By

Visión Intercultural
Francisco J. Rosado May
fjrmay@hotmail.com

No lo podían creer, los invitados para acudir a una clase con una sabia local pensaron ir a un salón de clases convencional dentro de la universidad. Los invitaron a subirse a un vehículo y salieron de la universidad, asumieron que la universidad tenía instalaciones en otra parte de la ciudad. Se sorprendieron al llegar a una casa muy humilde, con techo de lámina, cuando mucho de unos 4×4 m, con bajareques y techo ahumado porque también se cocina ahí. Les pidieron que se bajen para platicar con la profesora de plantas medicinales. Quizá esperaban ver a un profesor o profesora convencional que les mostraría in situ ejemplos, no esperaban ver a una anciana, con nombramiento de profesora de la Universidad Intercultural Maya de Quintana Roo, viviendo en esas condiciones.

A medida que la profesora hablaba, los estudiantes se emocionaban porque estaban escuchando cosas nuevas, no solo el nombre en Maya de las plantas medicinales que la profesora maneja día con día; no solo escucharon como se prepara la medicina con esas plantas y los cuidados que hay que tener para cada enfermedad, sino que también escucharon historias de vida llenas de consejos, experiencias y, sobre todo, filosofía y cosmovisión. Escucharon palabras que no habían escuchado en otras “clases”, palabras que describían problemas de salud presentes en la comunidad. Escucharon explicaciones lógicas, coherentes, que les permitió vislumbrar todo un sistema sofisticado de salud que han creado y mantenido los Mayas. Palabras provenientes de una mujer sabia ampliamente respetada en José María Morelos.

La mujer juega un papel increíble e insustituible, pero a la vez no reconocido, en la cohesión del tejido social de la comunidad. Son mujeres quienes cuidan los embarazos, especialmente de las primerizas, ofreciendo consejos y sobando para acomodar al bebé, o bien sobando para acomodar el cirro en su lugar. Son mujeres, parteras, quienes nos traen el mundo. Son mujeres quienes acompañan a las parteras para asistir a la parturienta. Son mujeres quienes saben de plantas para alimentación. Son mujeres, principalmente, quienes, por sus conocimientos de plantas, nos curan de muchos males que ellas también han identificado, clasificado, entendido y desarrollado curas. Son mujeres las que conducen los rezos durante los velorios y sepelios. Gracias a esas mujeres existe cohesión en nuestras comunidades.

Sin embargo, algo pasa en nuestra sociedad que el papel de las mujeres no es lo suficientemente visible ni apreciado, menos el de las mujeres indígenas. El feminicidio no solamente es quitar la vida a mujeres, por ser mujeres, sino que también es feminicidio no reconocer, impulsar y potencializar el papel de las mujeres en la cohesión del tejido social comunitario.

Las sanadoras tradicionales, sabias locales, creadoras y guardianes del sistema de salud comunitaria son las que saben que es y como tratar el problema del mal aire, del ojo, del cirro, del pasmo, lo frío y caliente, problemas de salud que los médicos convencionales ni siquiera han escuchado mencionar. Sin embargo, esos problemas existen, se han documentado, y aun existen personas, la mayoría mujeres, que los diagnostican y ofrecen tratamiento; aunque cada vez hay menos de ellas. Un mal aire puede ocasionar defectos físicos y mentales; un daño de ojo puede ocasionar en bebés y niños diarrea, dolor de cabeza, desasosiego; el cirro, también llamado en Maya tip’te’ es un “órgano” ubicado abajo del ombligo, cuando está fuera de su lugar la persona sufre de acidez, diarrea, vómitos, gases (ver artículo de Patrizia Quattrocchi en el vol. 1, núm. 2, 2006, de la revista Península). El pasmo puede resultar del mal balance entre el frio y el calor al que se somete una persona, y puede provocar diversas enfermedades, entre otras está el cáncer, la diabetes, el colesterol, que son comunes actualmente (ver a Mónica Chávez Guzmán en el vol. 28 de la revista Estudios de la Cultura Maya, 2006).

En esta entrega no se pretende abundar sobre las enfermedades antes mencionadas, y otras no mencionadas. Se trata de hacer visible que los Mayas desarrollaron un sistema sofisticado para entender problemas de salud, que todavía se usa y que los guardianes de esos conocimientos son principalmente mujeres que permanecen invisibles en su función no solo de curar sino de cohesionar el tejido social de su comunidad. Y estos sabios y sabias se están yendo y no estamos aprovechando esos saberes.

Esta entrega también es un homenaje a doña Manuelita Dzul Batún, sabia local que dio su última cátedra, como profesora universitaria, a estudiantes de la carrera de salud comunitaria de la Universidad Intercultural Maya de Quintana Roo el pasado 22 de agosto, estando postrada en cama por haber sufrido una caída que le lastimó seriamente el hueso fémur de una de sus piernas. Cayó porque el baño que le construyeron, mediante un programa de gobierno, lo hicieron alejado del cuarto que le hicieron, sin escalera para llegar a la altura del piso y sin los barandales que una persona de edad avanzada necesita para sostenerse y mantener equilibrio. La caída disparó otros males que finalmente su cuerpo no pudo vencer. Nos dejó en la noche del viernes 6 de septiembre a los 85 años.

Doña Weli, como le dicen de cariño sus amistades, había recibido reconocimiento como Mujer Quintanarroense Destacada el 8 de marzo de 2017, de manos del gobernador, por sus saberes como sanadora. Fue Medalla al Mérito Ciudadano de José María Morelos, que recibió el 9 de octubre de 2015, en reconocimiento por sus saberes y liderazgo comunitario. Ella fue activista para la creación de la Universidad Intercultural Maya de Quintana Roo. Por sus dotes de liderazgo se le conocía como “La Generala”. En sus pláticas siempre mencionaba que su liderazgo no era para beneficio de ella, sino de la comunidad y que las personas con saberes profundos son motivo de envidia de mala gente.

Por sus saberes como sanadora, junto con doña Rosa y doña Felipa, en 2011 fue seleccionada, mediante concurso de oposición, para ser profesora investigadora de tiempo completo en la UIMQRoo. La normatividad de esta universidad permite esas contrataciones como una forma de reconocer los profundos saberes locales de personas sin estudios formales, pero con enormes reconocimientos de su comunidad. Aun cuando lo consideraban un honor, ellas inicialmente rechazaron ingresar a la UIMQRoo porque ello significaba que se alejarían de sus pacientes y de su comunidad. Acordaron ser profesoras de medio tiempo. Aun así, ¡qué gran oportunidad para avanzar la interculturalidad!

Descanse en paz doña Weli. Que su historia de vida nos permita avanzar en la dirección correcta, hacia la interculturalidad….., y mejorar programas de gobierno en materia de salud, educación y atención a la tercera edad.

Continue Reading

Visión Intercultural

ÉRASE UNA VEZ UN DELIRANTE Y DESCOMEDIDO REINO

Published

on

By

RUSSELL CERÓN GRAJALES

“EL NECIO ES ATREVIDO, Y EL SABIO, COMEDIDO”.

Hubo una vez un reino, dotado de tal cúmulo de riquezas y maravillas que, los súbditos, autocomplacientes y confiados, vivían fascinados en una burbuja que daba por hecho el desenfado de una existencia de persistente y asegurado éxito.

Érase una vez un paraíso, donde los soberanos se sucedían, subestimando y dilapidando las perlas de debida gestión que equívocamente se daba por cumplida, en sonante y consonante colofón de una fatua e interminable fantasía.

Y sucedió un día que, al solaz de su relajada y distendida vida, tiempo sobrevino de vacías cantimploras. Y lo que plétora y ahíto había sido, “golpe de gracia tuvo antes del alba”.

Las cuentas de la administración de la casa no cuadraban, y pesada resultaba la atmósfera cargada de grisura, y ausente de justicia.

Desesperanzadas eran las expectativas, y desorientada la brújula.

Abuso y exceso en los salones de la corte. Ruina y tiempos aciagos en las fauces del otrora reino de prometidas luces.

Borrasca y hastío habían trazado los límites a superar. El tiempo de cambio había llegado. El pueblo había despertado de su letargo, y armado de historia, optó por el fin del derroche y de la estafa.

La era de los monarcas debía ser proscrita. Se abría paso a un ciclo de libre y abierta selección de representantes.

La dinastía, casi ungida por derecho divino, hubo de ceder el paso a un Ejecutivo elegido bajo reglas de democracia representativa, y tarea prima de restaurar el orden perdido.

Orden y responsabilidad sujetos a escrutinio, tomaron nuevo aposento.

Condiciones varias para un nuevo tiempo de logros y oportunidades, al alcance de la decisión, el mérito y el esfuerzo.

Inédito ciclo de libertad alumbra el mediodía del recobrado paraíso.

Cánticos por un despertar ciudadano decidido a depositar, en libertad y democracia, responsabilidad y confianza en un Poder Ejecutivo que, sirviendo a su pueblo, se suma solidario a éste, en el justo renacimiento de escenario tan destacado.

Un Ejecutivo sensible, conciliador, dispuesto y comedido.

Siempre cercano a su gente, y a ras de piso.

Un líder con la cabeza bien puesta.

Y que camina, percibe, escucha, construye, e informa.

 

Ciudad de México, 9 de septiembre de 2019

russellceron@hotmail.com

Continue Reading

Visión Intercultural

FOROS Y TERRITORIO

Published

on

By

Visión Intercultural
Francisco J. Rosado May
fjrmay@hotmail.com

En el transcurso de la semana pasada se llevaron a cabo tres foros en los que Quintana Roo tuvo participación. El primero fue en Chetumal, el 20 de agosto, organizado por CONAFOR, con el objetivo de definir un plan sectorial. El segundo fue en Mérida, el 22 de agosto, organizado por la SEMARNAT con el objetivo de definir su plan sectorial. El tercero fue en Chetumal, el 23 de agosto, organizado por ECOSUR y el H. Congreso de la República, para discutir diferentes vertientes relacionadas con el tren Maya.

En los tres no solo hubo coincidencia en la semana, sino que también convergieron alrededor de un concepto que motiva esta entrega: el territorio.

En el caso de CONAFOR queda claro que las actividades de manejo y aprovechamiento forestal se llevan a cabo en un espacio geográfico delimitado por los límites de un ejido o conjunto de ejidos, o de una propiedad privada o terreno nacional. El mismo espacio geográfico aplica en el caso de SEMARNAT cuando ubica el manejo o aprovechamiento de los recursos naturales. Por supuesto, también el tren Maya estará ocupando espacios geográficos delimitados por las mismas opciones de propiedad del territorio.

De acuerdo con investigadores como Luis Llanos-Hernández (ver el número 3, vol. 7, 2010, de la revista “Agricultural Sociedad y Desarrollo”), entender el territorio solamente como un espacio geográfico explica no solo el uso sino el abuso de los recursos del territorio, propiciado por un modelo económico extractivista que privilegia las ganancias de la empresa por encima de cualquier otro factor. Si esta forma de entender y explotar los recursos en un territorio se asocian con el neoliberalismo, muchos lectores no estarían en desacuerdo.

El abuso del territorio, que también derivó en movimientos sociales, propició que académicos comprometidos con el desarrollo sostenible, estudiaran los procesos que se llevan a cabo en los espacios geográficos y promovieron un mejor entendimiento del concepto de territorio.

Actualmente se considera que el espacio geográfico de un territorio también es la expresión de una cultura dinámica en donde emergen resultados de procesos sociales, económicos, políticos, que guían el manejo y aprovechamiento de los recursos naturales, incluso espirituales, que se generan en una colectividad, en una comunidad establecida en cierto entorno físico. Esta visión de territorio, mucho mas amplia e integral, entra en contradicción con los intereses eminentemente económicos en el uso y manejo de los recursos naturales. Esta nueva visión de territorio la trata de captar, con toda su complejidad, la cuarta transformación.

Pero aun cuando la visión integral de territorio permite entender su dinámica, también requiere de otra aproximación, una que también incorpore conocer y entender procesos extraterritoriales que están relacionadas con un territorio específico.

En el caso de los productores de madera, un territorio podría tener una excelente regulación y manejo de sus recurso forestales, pero el producto que genera está destinado para venderse en otro territorio. Si en ese otro territorio se permite el ingreso de madera obtenida ilegalmente, a un costo mucho menor, entonces el buen manejo del territorio forestal no tendrá incentivos para sostenerse. En el caso de SEMARNAT, si en una sola cuenca hidrológica existen varios territorios pero no están articulados entre sí, la cuenca completa tendrá problemas, todos pierden. En el caso del tren Maya, imaginemos que un solo territorio se opone al proyecto, porque no logran ver los beneficios, pero los demás lo apoyan y confían en que les traerá beneficios; esa oposición podría causar conflictos entre comunidades o retrasos en el proyecto.

Si bien un territorio podría ser la unidad articuladora de procesos en una comunidad, un conjunto de territorios articulados adecuadamente podría permitir la funcionalidad de un sistema mayor. Entonces, al reto de entender el funcionamiento de un territorio, para facilitar su tránsito hacia un mejor desarrollo, se suma otro que es el de cómo incorporar ese territorio a un proyecto que requiere la suma de otros territorios; es decir, cómo alcanzar otro nivel, como articular un conjunto de territorios buscando todos un mejor desarrollo. En otras palabras, cómo alcanzar un paisaje sostenible compuesto de territorios.

Para hacer el caso mas interesante imaginemos que diferentes territorios en una cuenca o en un proceso de producción y venta de madera o para un proyecto como el tren Maya, cada uno de los territorios involucrados tenga procesos culturales diferentes. Por ejemplo, podríamos considerar al ejido de Felipe Carrillo Puerto culturalmente diferente a la ciudad de Playa del Carmen; en uno se produce chicle, pensado en venderse en el otro. ¿Atendemos el reto de articulación entre territorios culturalmente diversos con enfoque multicultural o con enfoque intercultural?

Para lograr la articulación, coordinación, planeación integral, en un estado con territorios culturalmente diferentes, como lo es Quintana Roo, un estado multicultural, se necesita obligadamente un enfoque intercultural. Este enfoque de planeación social, económica, ambiental, cultural, política, humanística, artística, productiva, sostenible, etc., puede crear condiciones de ganar-ganar entre territorios y actores culturalmente diferentes.

Entonces, para un desarrollo basado en el principio de ganar-ganar, el reto de CONAFOR, SEMARNAT, Tren Maya, y otras dependencias y proyectos, consiste en cómo entender en forma holística al territorio (no solo como un espacio geográfico simple), y en cómo encontrar mecanismos adecuados para la articulación de varios de ellos alrededor de objetivos nacionales de desarrollo, conservación, manejo y aprovechamiento sostenible de recursos naturales y culturales. Para lograrlo se puede, y se debe, aprovechar un abordaje intercultural. ¿Estamos preparados? Tengo la impresión de que no partiríamos de cero, aunque, con la excepción de la UIMQRoo, el entrenamiento intercultural no es visible en programas de gobierno, incluyendo la capacitación de su personal.

Continue Reading

Tendencias

A %d blogueros les gusta esto: