Connect with us

Visión Intercultural

*EL DÓLAR AFINA MOTORES Y TOMA PISTA. Euro VS. Dólar (Parte II)*

Published

on

Russell CERÓN GRAJALES

¿Euro o dólar?

Miremos el fondo de la olla.

Selectos ángulos que preludian fortalezas, debilidades, y condiciones de futuro.

En principio, y como país individualmente considerado, EE UU es la primera economía del mundo. La de mayor riqueza productiva, con un colosal Producto Interno Bruto (PIB) que sobrepasa los 19 billones de dólares (2017).

De tal dimensión es la nave de la superpotencia que acuña el dólar.

Magnitud que empieza por enseñar su espesor y consistencia si la comparamos con la de los Estados-Parte de la Unión Europea (UE). Comenzando por la propia Alemania. Porque, para Europa, Alemania es su economía motor. La quinta del mundo por su PIB de poco más de 4 billones de dólares. Pero que no resiste comparación alguna ante la de EE UU.

De suerte que, para estar en condición de competirle en tamaño económico a un solo país, Europa ha tenido que insistir en su contemplación mundial como bloque unido. Lo que evidencia un hecho incuestionable: sólo conjuntando a 28 economías, es como la eurocomunidad ha logrado englobar un PIB apenas similar al de EE UU.

Pero, en términos estrictamente monetarios, únicamente 17 de los 28 países comunitarios están suscritos al euro como moneda única. Aunque previsto está, para la mayoría de los restantes, un calendario de paulatina adopción de la eurodivisa.

Luego, la adopción del dólar como moneda central del Sistema Económico Internacional de la Segunda Posguerra; la capacidad productiva que exhibe; el alto grado de desarrollo adquirido; y el nivel de su mercado de 327 millones de residentes (2018), es lo que en parte explica por qué EE UU es el país con más intenso y variado comercio exterior.

Así, tres son sus mayores socios comerciales. En su orden, China, Canadá y México. Y muy por debajo, Japón y Alemania.

Esto es, ordenados por intercambio total de bienes o productos que cruzan las fronteras internacionales (sin incluir intercambio de servicios, como el turismo y los servicios financieros), y de acuerdo con la Oficina del Censo de EE UU (datos a 2017):

1. China (636 mil millones de dólares).
2. Canadá (582,400 millones de dólares).
3. México (557 mil millones de dólares).
4. Japón (204,200 millones de dólares).
5. Alemania (171,200 millones de dólares).

De manera segmentada, los principales proveedores de EE UU en el mundo, son:

1. China (con 21.8% de importaciones).
2. México (13.2%).
3. Canadá (12.7%).
4. Japón (5.8%).
5. Alemania (5.0%).

Al tiempo que las exportaciones estadounidenses van dirigidas, en lo fundamental, a:

1. Canadá (18.3%).
2. México (15.7%).
3. China (8.4%).
4. Japón (4.4%).
5. Reino Unido (3.6%).

Segunda potencia exportadora, y primera importadora.

Pero no sólo por ello, pues más importante será apreciar el valor añadido de lo que científica y tecnológicamente crea, produce y exporta; y será lo que marque un diferencial presente, futuro e insuperable, respecto de Europa y el euro. Y a este punto habremos de retornar, en las fases finales de nuestra serie temática de análisis, que apenas inicia.

Ciudad de México, 15 de abril, 2019

russellceron@hotmail.com

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Visión Intercultural

“LA ECONOMÍA NO VIAJA EN TRANVÍA”

Published

on

By

 

Russell CERÓN GRAJALES

 

Bajo los auspicios y actuales circunstancias de la economía nacional, un punto porcentual de riqueza productiva generada (PIB), nos representa la creación aproximada de 200 mil empleos formales, o de vocación permanente.

 

Habría que preguntarse, entonces, cuál tendría que ser su nivel de expansión anual, ante un mercado interno demandante de un millón de nuevos puestos de trabajo.

 

Por tanto, la risueña pretensión de presentar los datos del programa Jóvenes construyendo el Futuro, como expresión registral de incremento en el empleo, no se sostiene de forma alguna, dada su real categorización como subsidio o programa social.

 

Retomando el hilo conductor que nos anima, habrá que decir que el crecimiento anual tendría que ser del orden del 5 por ciento del PIB. Algo más en línea con el caudal de posibilidades que ofrece un país como el nuestro.

 

Lo preocupante ahora, es la tendencia decreciente y sistemática que se observa en la perspectiva de crecimiento económico para 2019. Y desde ahí, la consecuente baja en la generación de empleo formal; cuestiones juntas que nos van orillando a circuitos de riesgo recesivo, y no sólo de desaceleración.

 

Por si fuera poco, persiste el desaliento en importantes segmentos de la escena privada nacional e internacional, con potencial inversor.

 

La toma de decisiones de inversión, en un contexto global de países que compiten intensamente por atraerla, demanda claridad, estabilidad y garantías, que, por lo menos, no se están sabiendo comunicar desde la más alta vocería nacional.

 

Y dada la contaminación que la gestión de la economía ha empezado a provocar, el gobierno federal fue presto en dar a conocer la suscripción, con uno de los importantes clubes de hombres de negocios, de un Convenio para la Promoción de la Inversión y el desarrollo incluyente.

 

Acuerdo que tiene el mérito de ubicar el punto técnico de referencia. Esto es:

 

  • Para alcanzar la tasa-meta de 4 por ciento anual de crecimiento, el país requerirá de una inversión del 25 por ciento del PIB.

 

  • El compromiso será elevar el nivel de inversión privada, del 17.5 por ciento actual, al 20 por ciento en los siguientes dos años.

 

  • La inversión pública deberá incrementarse del 2.8 por ciento actual, al 5 por ciento.

 

  • Sin desconocer que la inversión tendría que dirigirse a proyectos económica y socialmente rentables; y en sectores detonantes, como infraestructura, industria y tecnología.

 

Estemos a valores reales del PIB, a nivel internacional, y no a los subestimados que la metodología INEGI produce, para sesgado consumo local.

 

A parámetros internacionales, México contabiliza una riqueza productiva que asciende a 2 billones 463 mil millones de dólares. La número 11 del mundo.

 

Miremos los datos y referenciales, y hagamos cuentas.

 

Que nadie se equivoque.

 

Las falsas ilusiones cuestan caras.

 

La Economía no es un juego.

 

Y la del siglo XXI, no viaja en tranvía.

 

 

 

 

Capital de Chihuahua, México, junio de 2019.

 

russellceron@hotmail.com

 

 

 

 

Continue Reading

Visión Intercultural

*LA DEMOCRACIA CON SOSTÉN*

Published

on

By

Russell CERÓN GRAJALES

 

Se dice fácil, y con tanto desenfado.

Transición política; transición política hacia la democracia; consolidación democrática. Pero también, involución democrática.

Un universo conceptual, teórico y doctrinario, denso y copioso.

Que el término es más que sólo método para la realización sistemática de procesos electorales.

Luego, cuándo es que un régimen puede ser catalogado como verdaderamente democrático.

Para el caso, y en modernidad, deberán confluir los factores siguientes:

 

  1. La existencia, jurídicamente regulada, de partidos políticos, con oportunidad y condición para la competencia justa, abierta y plural.

 

  1. Reglas electorales equilibradas, y escrupulosamente respetadas.

 

  1. Órganos electorales dotados de autonomía, que organicen, desarrollen y garanticen, procesos libres, creíbles y transparentes.

 

  1. Medios de comunicación independientes.

 

Y aquí, independencia no se define en razón de la ausencia imposible de posturas o tendencias en el disímbolo plano de lo ideológico, sino como independencia financiera respecto del aparato de gobierno.

Elementos todos que el entramado normativo tendrá que saber graduar, sostener, resguardar, y fortalecer.

Tejido garante de una auténtica, funcional, y no sólo simulada democracia.

Producto de largas y arduas batallas, la joven democracia mexicana ha derivado en un andamiaje institucional que tendrá que ajustarse, y afianzarse en la praxis y cotidiana cultura.

México es un país fuerte, intenso e inmerso en una carrera de fondo. Un país puesto a prueba en su vigor democrático.

Que sean el Derecho, la cordura, y las luces, los que acompañen y sostengan un devenir que, no obstante las contradicciones, se anuncia prometedor, por talla, cepa, y tantas cosas más.

Al tiempo.

 

 

Quintana Roo, junio de 2019.

 

russellceron@hotmail.com

Continue Reading

Visión Intercultural

VOTOS INDÍGENAS. Presente y futuro

Published

on

By

Visión Intercultural

Francisco J. Rosado May

fjrmay@hotmail.com

– Buen día don Juan, ¿cómo está?, ¿salió a votar el domingo?
– Sí, salí a votar, buen día.
– ¿Por quien votó?
– Por el mismo. Había pensado no ir a votar, pero recordé la ayuda que recibí y la comida que nos repartieron. Mi esposa también fue a votar conmigo, los dos mostramos nuestro agradecimiento.

Tuve esta conversación en Felipe Carrillo Puerto unos días después de la votación. Una conversación semejante había sucedido en las pasadas elecciones. Don Juan, una persona de origen Maya, es un nombre ficticio para proteger la identidad del informante. Sin embargo, con toda seguridad, esa misma conversación pudo haber sucedido en otras comunidades y en otros municipios del estado.

El voto de los pueblos rurales, locales y/o indígenas, ha sido muy poco estudiado. Coloquialmente se conoce como el “voto verde”, “participación político electoral indígena”, “voto rural” entre otros calificativos. Los pocos estudios se enfocan a determinar el porcentaje de población indígena votando, dato que no se recaba con certidumbre, o bien el ejercicio de los usos y costumbres locales para las elecciones. Uno de los pocos estudios que reflejan el comentario anterior está publicado en el número 3 del año 2014 de la Revista Latinoamericana de Estudios Educativos, páginas 83-136, por Atenea Domínguez Cuevas y Gisela Santiago Benítez.

La Jornada del Campo publicó el número especial 131, el 18 de agosto de 2018, analizando el voto indígena en 2018. El censo del INEGI de 2010 ubica siete regiones indígenas en el país, una de esas regiones es la Maya Yucateca con 74 municipios en los tres estados de la península. En Quintana Roo se ubican los municipios de José María Morelos y Felipe Carrillo Puerto, quienes en las elecciones locales de 2019 formaron parte del Distrito XII; el otro municipio es Lázaro Cárdenas, el cual formó parte del Distrito I en las mismas elecciones.

En las elecciones federales de 2012 y 2018, el porcentaje de participación indígena fue mas alto en comparación con el porcentaje de población no indígena. Este fenómeno se mantuvo reflejado en las elecciones de 2019 en Quintana Roo.

De acuerdo con los datos del PREP del IEQROO, el promedio de participación ciudadana en las elecciones de 2019 en Quintana Roo apenas rebasó el 20%, el mas bajo en el país. Pero la participación fue diferenciada entre los diferentes distritos. En el Distrito I, en Lázaro Cárdenas, el porcentaje de participación ciudadana fue del 31.6%; en el Distrito XII, Felipe Carrillo Puerto y José Ma. Morelos, la participación ciudadana fue del 38.12%. En los distritos XII y XIV en el sur de Quintana Roo, con alta población indígena, el porcentaje de población participante fue mayor al 30.0%. El distrito II, curiosamente donde también hay una alta población indígena, ubicada en Cancún prácticamente, registró el porcentaje mas bajo de participación, fue del 11.63%

¿Cómo explicar lo anterior? Aquí va una hipótesis que está esperando su verificación mediante un estudio científico intercultural y, al mismo tiempo, asumiendo que la hipótesis no se rechaza, permitirá diseñar sistemas de acercamiento al electorado mucho mas eficaces, rebasando el ámbito del interés político per se y priorizando el interés del desarrollo público sostenible.

Entre los Mayas existe una tradición muy arraigada, se llama “t’oox”, que en español se puede traducir como repartición, dividir, distribuir. Cuando se hace una fiesta, sea de la comunidad o en una familia, los asistentes tienen como expectativa el t’oox, incluso llevan sus recipientes para recibir y llevar a su casa el t’oox. Los organizadores saben que además de lo que se dará a los invitados durante el evento, deben preparar suficiente como para repartir al terminar, para que cada uno lleve a su casa algo. Este es el t’oox.

Los políticos, en forma consciente o no, explotan el elemento cultural del t’oox. Lo hacen cuando reparten despensa, la torta y el agua en los mítines, el pago por el voto, como mucha gente dice que sucede, y otras formas para demostrar al votante que ese político, hombre o mujer, está dispuesto(a) a que cuando esté en el cargo seguirá la tradición del t’oox, es decir compartirá bienes, servicios, etc. Esto, como hipótesis, explica el comportamiento cultural del voto en comunidades indígenas. En el caso del 2019, la participación por arriba de la media estatal, en los Distritos I y XII.

Pero la realidad es otra. Cuando están en el cargo, normalmente los políticos se olvidan del t’oox y se dedican al “in tiá” (a lo suyo, individual).

Cuando la población rural/indígena lleva años de influencia de la vida citadina, no necesariamente pierden el valor cultural del t’oox, de compartir lo que tienen, sino que empiezan a definir con quien sí comparten y con quien no comparten. No van a compartir su voto con quien no sería un buen, o buena, candidato/a. Esto explica, como hipótesis, la bajísima participación en el Distrito II.

Conociendo lo anterior y sabiendo de la necesidad de la educación intercultural para enfrentar los grandes retos que la sociedad actual, indígena y no indígena, tienen en común, se puede explicar la conclusión mas importante del conversatorio que se llevó a cabo el 7 de junio de 2019, en el Patio Octavio Paz de la Biblioteca de México, con la participación del Secretario de la SEP, el Subsecretario de Educación Superior de la SEP, La Universidad Iberoamericana y el Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas. Esa conclusión es la de incluir una visión intercultural en todas las universidades del país. La buena o mala formación intercultural marcará el destino de nuestra sociedad en un mundo globalizado.

Continue Reading

Tendencias

A %d blogueros les gusta esto: