El pasado lunes 22 de junio, fue detenida “Erika S.” con una orden de aprehensión emitida por un Juez, por el delito de violación y pornografía infantil, actos que cometía contra sus hijas e hijo, los cuales son menores de edad.

La detención se realizó en la vía pública previa identificación por parte del personal de la FGE, quienes trasladaron a Erika “S” a las instalaciones de la Fiscalía para su certificación médica y posteriormente fue puesta a disposición de la autoridad jurisdiccional que la requirió.

En audiencia de formulación de imputación, las fiscales especializadas presentaron los datos de prueba que establecen la probable participación de esta persona en los actos ilícitos cometidos en el interior de un domicilio en la localidad de Calderitas en donde, de acuerdo a las primeras investigaciones, obligaba y registraba a través de fotografías y videos a sus dos hijas, una de cuatro años y otra de un año y cuatro meses, así mismo a su hijo de siete años, en actividades de tipo sexual, para posteriormente enviarlos a su pareja sentimental que se encuentra en el reclusorio por un proceso penal instruido en su contra por el delito de violación.

Erika fue presentada ante un juez de control, como parte de la audiencia de imputación del delito que se desarrolló el martes, pero solicitó la ampliación del término constitucional de 72 horas, por lo cual permanecerá bajo prisión preventiva en el Centro de Readaptación Social (Cereso) de Chetumal, capital del Estado, en tanto se resuelve su situación legal.

Los tres menores de edad se encuentran bajo el resguardo del Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF), para recibir atención psicológica, emocional y estancia.

Derivado de una denuncia se inició la carpeta de investigación y se recabaron datos de prueba. Los hechos que motivan la imputación están contenidos en la carpeta administrativa 497/2021.

En la Capital del Estado se recibió una denuncia anónima en la que se reportó que tres niños eran víctimas de un delito sexual, por lo que la Policía de Quintana Roo y la Fiscalía General del Estado empezaron a trabajar en conjunto para poder investigar el caso.

De igual manera la Procuraduría de la Defensa del Menor y la Familia, comenzó a trabajar en equipo con la FGE y Policía de Quintana Roo, por lo que lograron entrar al domicilio con una orden de cateo emitida por el Juez y rescatar a los infantes.

Al llegar al domicilio una mujer de 28 años de edad, fue detenida con una orden de aprehensión emitida por un Juez por el delito de violación y pornografía infantil, en el domicilio fue encontrado un celular, donde se encontraban videos que confirman el abuso sexual a sus hijas e hijo.

Las menores son dos niñas, una de cuatro años y otra de un año y cuatro meses, así mismo un niño de siete años, los grababa mientras abusaba de ellos y seguidamente se los enviaba a su pareja que se encuentra en el Cereso por medio de una aplicación de mensajería instantánea.

En las próximas horas, la mujer será presentada en audiencia ante un Juez quien determinará si es o no vinculada a proceso.