Grupo México, compañía propiedad del empresario Germán Larrea Mota Velasco, ganó la licitación para la construcción del Subtramo Sur del Tren Maya, que va de Playa del Carmen a Tulum.

El Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur) adjudicó el contrato de construcción al consorcio Grupo México. El costo de este subtramo será de 17 mil 815 millones 613 mil 759 pesos, IVA incluido, según consta en los documentos publicados en el portal de compras públicas Compranet.

Rogelio Jiménez Pons, director general de Fonatur, señaló que el concurso fue ganado por este consorcio, conformado por las empresas México Compañía Constructora S.A. de C.V. en participación conjunta con Acciona Infraestructuras México S.A de C.V; Acciona Construcción S.A. y México Proyectos y Desarrollos S.A. de C.V.

El Tramo 5 se tenía previsto para la multinacional BlackRock, pues además de haber presentado previamente una Propuesta No Solicitada, fue el único consorcio (en alianza con Prodemex) que presentó propuesta en la licitación. Sin embargo, Fonatur desechó esa única opción en la licitación por tratarse de una propuesta económica fuera de los límites establecidos.

Tras desechar la propuesta el Tramo 5 fue dividido en tres partes y cada una se licitará de manera individual. La primera parte (tramo norte) va de Cancún al inicio de Playa del Carmen; la segunda recorre la parte urbana de Solidaridad y el tercero (Tramo Sur), continua desde donde termina Playa del Carmen hasta la ciudad de Tulum.

Entre los trabajos previstos se encuentran la ampliación de la carretera de cada lado y la construcción de las vías sobre el camellón, donde Fonatur desmontará los árboles existentes en donde colocarán las entradas de las estaciones intermedias que se ubicarán en Xcaret, Akumal y Puerto Aventuras.

El Fondo Nacional de Fomento al Turismo (FONATUR) dio a conocer que los trabajos en la carretera Cancún-Mérida, donde está considerado el tramo 4 del tren maya, ya han iniciado, por lo que los conductores deben tomar sus debidas precauciones al transitar.

Las primeras acciones, a cargo de la empresa ICA (Ingenieros Civiles Asociados), consisten generalmente en desmonte y despalme, corte de terraplén, avances en obras de drenaje transversal, retiro de material asfáltico y estructuras en la carretera; así como el desvío de la circulación sin afectar a los automovilistas.

De igual forma, ICA se ha encargado de general los llamados “pasos de fauna” que son una alternativa para que los animales de la zona puedan transitar libremente sin correr el riesgo de ser arrollados por el tren.

En ese sentido, los conductores deberán tomar en cuenta la realización de estas obras en la carretera Cancún-Mérida donde se recomienda reducir la velocidad y seguir las instrucciones del personal de tránsito que se encuentra en la zona auxiliando.

En toda la vía se toparán con desviaciones que los obligarán a cambiarse al otro lado e incluso hasta compartir el carril con autos que vengan en sentido contrario. Asimismo, volquetes también se encuentran transitando debido a las obras y es por ellos que se recomienda extremar precauciones y de preferencia, recorrer la carretera durante el día.

El Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur) recibió el respaldo del sector empresarial de Quintana Roo para los trabajos relacionados con el Tren Maya, ya que asumen que éste mejorará la movilidad y calidad de vida de la población del sureste.

En la Reunión Alianza Empresarios por Quintana Roo, Raúl Bermúdez Arreola, encargado de despacho del CIP Cancún, explicó los estudios y acciones que se llevan a cabo en el tramo que va desde Nuevo Xcan, Cancún, Puerto Morelos hasta Playa del Carmen.

También indicó que próximamente se daría a conocer el fallo de las licitaciones del tramo 5, para que las empresas ganadoras inicien los trabajos físicos este año, mientras que Fonatur realiza proyectos alternos como la construcción de obras de desvío provisional para agilizar el tráfico vehicular de la carretera Cancún-Tulum.

Se dio a conocer que a partir del 1 de enero pasado la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) entregó a Fonatur la responsabilidad física de la Autopista 307 a fin de poder concretar las obras del Tren Maya, permitiendo ejecutar trabajos de vías alternas

También se contempla construir un bulevar en el derecho de vía por debajo de las líneas de alta tensión que partirá desde la Av. Huayacán de Cancún para conectar con la Autopista hasta llegar al municipio de Tulum.

De igual forma una obra similar se realiza en Puerto Morelos, pues con el apoyo de Fonatur se amplió la Av. Zetina Gasca, la cual funcionará como obra de desvío para el Tren Maya y se convertirá en un bulevar que desahogará el tráfico hacia la zona urbana de este municipio.

En el encuentro virtual donde participaron alrededor de 40 empresarios de diferentes organismos y cámaras de la entidad, Sergio León, presidente de Coparmex Cancún, manifestó: “Nos sumamos a estas acciones porque es importante socializar lo positivo que nos traerá el proyecto.

Este 20 de diciembre el Gobernador de Quintana Roo Carlos Joaquín y el Presidente Andrés Manuel López Obrador firmaron el Convenio del Programa de Ordenamiento Territorial del Sureste, que contempla los planes de desarrollo urbano en la región.

La firma ocurrió en la zona arqueológica de Tulum, donde también participaron los gobernadores de Chiapas, Campeche, Tabasco y Yucatán, además del representante de ONU-Hábitat México Eduardo López Moreno.

El Gobernador Carlos Joaquín destacó que el Tren Maya generará crecimiento económico y de la mano de FONATUR se tienen previstos más proyectos como el puente sobre la laguna de Nichupté que beneficiará la movilidad interna en Cancún o el nuevo aeropuerto de Tulum.

De igual forma en las comunidades de Felipe Carrillo Puerto, José María Morelos, Bacalar, Lázaro Cárdenas y Othón P. Blanco serán mejoradas las carreteras y los caminos que enlazan a las ciudades y los poblados con las estaciones del tren.

En relación al aeropuerto que se planea construir en Tulum, el Presidente López Obrador aclaró que esto quedará a cargo de la Secretaría de la Defensa Nacional junto con el apoyo de la Secretaría de Marina.

Dicha obra, así como el aeropuerto Felipe Ángeles, el de Palenque, el de Chetumal y los tres tramos del Tren Maya, serán administrados por una empresa dependiente de las fuerzas armadas.

El mandatario Federal explicó que la decisión de que el Ejército Mexicano esté a cargo de estos proyectos es la de garantizar seguridad en la región y también para evitar las intenciones de privatizar la obra.

Añadió que esta disposición servirá para financiar las pensiones y jubilaciones de soldados y marinos; pertenecientes a las instituciones que él considera como fundamentales para el Estado mexicano.

Más de mil 500 vestigios arqueológicos encontrados en el tramo 3 del Tren Maya ubicado entre Calkiní, Campeche, e Izamal, Yucatán, han puesto en consideración el cambio de la ruta en caso de que esta afecte a dichas zonas, así lo señaló el Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur).

Esta revisión se dio luego de que representantes del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) encontraran vestigios mediante el uso de nuevas tecnologías para generar estudios que garanticen la protección arqueológica en la región.

En agosto pasado el INAH delimitó dos áreas cercanas a las vías del tren, donde se desarrollan las obras del tramo 3, al descubrir dos vestigios arqueológicos ya que son lugares considerados Patrimonio de la Humanidad. Además de que en esa misma zona se encuentra la Reserva Estatal Geohidrológica Anillo de Cenotes.

Por su parte Representantes de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) presentaron a los comités las propuestas de estrategias de mitigación de impacto ambiental, como la restauración de flora y fauna, instalación de pasos de vida silvestre y talleres de educación ambiental.

Tanto la Semarnat como el INAH manifestaron a las comunidades que se generarán fuentes de empleo para el seguimiento e implementación de estas acciones en toda la península.

El proyecto Tren Maya servirá para fortalecer el desarrollo del sureste y la Península de Yucatán con una visión integral, incluyente y sostenible, para impulsar el bienestar, así como el crecimiento económico y productivo de la región, destacó la secretaría de Gobernación.

Esta semana se ha anunciado que los árboles ubicados en el camellón de la carretera Cancún-Tulum, por donde atravesará el Tren Maya, serán trasplantados a la zona hotelera de Cancún para subsanar la pérdida de vegetación ocasionada por el huracán Delta.

En entrevista, el delegado de Fonatur en Quintana Roo, Raúl Bermúdez Arreola, comentó que tan solo en la zona turística el huracán derribó 979 árboles, por lo que a partir de la siguiente semana se arrancará un proceso de reforestación con árboles adultos y contando con asesoría de la Asociación Mexicana de Arboricultura en la región (AMA Sureste).

Se planea que todos los árboles del camellón sean reubicados y aunque en dicha zona no haya espacio suficiente, pues se trata de un corredor de más de 100 kilómetros, los árboles restantes serán llevados a parques y áreas públicas de Cancún, Puerto Morelos, Playa del Carmen y Tulum.

Según el proyecto de licitación, el tramo cinco, al cual pertenece el tramo Cancún-Tulum, se dividirá en tres partes y se utilizará como referencia la propuesta realizada por la multinacional BlackRock, que ya tenía un modelo definido para este trazo.

Dicho modelo prevé la ampliación de la carretera a los costados y la ampliación del camellón por donde pasarán las vías y en donde serán removidos los árboles.

Hasta el momento Fonatur no cuenta con autorización en materia de Impacto Ambiental para comenzar con los trabajos de preparación o ejecución de la obra, pero una vez sea resuelta esta problemática, se buscará rescatar la mayor cantidad de vegetación.