Plantas de producción de diversas empresas que se encuentran instaladas en México, se vieron obligadas a suspender sus operaciones o reajustarlas a causa de la falta de gas natural que abastece el servicio eléctrico en el país.

Volkswagen, Mazda y General Motors son algunas de las afectadas que pertenecen al ramo industrial y que la situación ha impactado en sus procesos de fabricación, en especial luego de que el Gobierno Federal solicitara a este sector la disminución del uso del gas natural.

En el caso de VW únicamente ajustarán su producción a los requisitos establecidos; la empresa detendrá la fabricación del modelo Jetta los días jueves y viernes 19 de febrero, mientras que la producción de los modelos Taos y Golf será suspendida únicamente el viernes.

Mazda, la armadora instalada en Salamanca, Guanajuato, entró en paro técnico desde el segundo turno de este miércoles y reanudará labores hasta el viernes 19 de febrero, esto también se relaciona con la falta de gas natural.

Por su parte, General Motors también suspendió las operaciones en Silao, Guanajuato desde el martes 16 de febrero cuando comenzaron las afectaciones por falta de electricidad en México. Anunciaron que regresarán cuando el abasto de gas se restablezca de forma óptima.

También en Guanajuato, al menos 15 empresas ubicadas en el municipio de Apaseo el Grande han caído en paro técnico. Las empresas afectadas son del ramo automotriz, metalmecánica y farmacéutica.

Gonzalo Hernández Hernández, presidente de la Asociación de Empresarios de la Zona Industrial de Apaseo el Grande (ASEZI), calificó la situación como crítica ya que además de afectar a la industria, la problemática impacta en los salarios de los trabajadores.