Abril Alcalá, La legisladora del Partido de Revolución Democrática, entregó una piñata en forma del coronavirus SARS-CoV-2 ante la Cámara de Diputados a Hugo López-Gatell, Subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, con el supuesto fin de que tenga presente el número de muertes que este virus ha provocado en el país.

Cabe destacar que, si bien no estaba convocado para la comparecencia, el subsecretario López-Gatell asistió y desde su llegada llamó la atención de los legisladores quienes incluso rompieron el protocolo de la sana distancia y algunos militantes de morena lo saludaron y se tomaron fotos con él.

Debido a la conducta de López-Gatell en el recinto San Lázaro, Alcalá criticó su presencia ahí en el momento en que hizo entrega de la piñata, pues señaló que estaba ignorando las participaciones.

Los integrantes del Partido Acción Nacional, hicieron un performance durante su presencia de los funcionarios, colocaron cruces en sus curules para representar las miles de muertes por el virus.

Como consecuencia de las decisiones del gabinete de salud, Estela Romo, diputada del blanquiazul, comentó el dolor y la frustración que sienten por las familias que han tenido que llorar a sus seres queridos.

Acusó a los funcionarios de maquillar las cifras y entregó una urna de madera al secretario Alcocer, quien la recibió y dijo no sentir ninguna agresión por ello.

El titular de la Secretaría de Salud comparó los datos oficiales del gobierno con otros países, ejercicio del cual concluyó que México se encuentra en el lugar 15 de las naciones más afectadas por esta enfermedad.

Alcocer Varela indico que el sistema de salud recibió una administración del presidente Andrés Manuel López Obrador que estaba caracterizado por el abandono y la precariedad, lo cual fue un factor determinante para atender a las personas que padecieron esta enfermedad; no obstante, manifestó que está convencido de que México superará los embates sanitarios generados por el nuevo coronavirus.

Por otra parte, López-Gatell mencionó, durante la conferencia para informar sobre el avance de la pandemia en el país, que a partir de la primera semana de octubre se comenzó a mostrar un cambio de trayectoria.

Este domingo se registro el lamentable deceso de Jesús Enrique Grajeda Herrera, quien fungía como Secretario de Salud del Estado de Chihuahua debido a una complicación a causa del Covid-19.

El funcionario había resultado positivo SARS-CoV-2 el 2 de julio luego de que viajara a Tampico, Tamaulipas, en una comitiva encabezada por el gobernador Javier Corral con el motivo de reunirse con el mandatario de esa entidad, Francisco Javier García Cabeza de Vaca, quien horas después de dicho encuentro anunció haber resultado positivo a la prueba de Covid-19.

Enrique Grajeda perdió la batalla este domingo a las 6 horas del día, tras diez días en terapia intensiva en una clínica particular en la capital del Estado luego de presentar complicaciones a causa del Covid-19, esto fue confirmado por sus propios familiares. Luego de haber sido intubado, pasaron solo cinco días para que Grajeda finalmente muriera, pese a los intentos de los médicos por devolverle la salud.

En sus redes sociales el gobernador del estado, Javier Corral, lamentó el deceso y explicó que “después de haber presentado mejoría a lo largo de toda la semana, hoy tuvo una falla cardiaca y murió a las 6:00 am.”

De igual manera, dio el pésame a la familia del secretario. “A sus hij@s, a su esposa Ivonne y a toda su familia, amigos y colaboradores, les expreso mis condolencias y les abrazo con mucha fuerza”, “El Dr. Grajeda consagró toda su vida al servicio de la salud, y ha entregado de manera generosa y comprometida su último esfuerzo en el momento más duro que ha enfrentado la sociedad chihuahuense frente a la pandemia del Covid-19”, enfatizó Javier Corral.