El fondo institucional Caxxor Group ha anunciado una inversión de 3,300 millones de dólares (mdd) para constituir el Corredor T-MEC, un proyecto que buscará el desarrollo de infraestructura logística para conectar al Pacífico mexicano con el centro y este de Estados Unidos, y con Canadá, a través de la ciudad de Winnipeg.

Desde Sinaloa, el corredor conectará con Durango, Monterrey, Dallas, Tulsa y Chicago, donde se podrá atender a los exportadores de la industria automotriz, constituyendo un corredor de transformación que, a diferencia de otros corredores logísticos, como el de Panamá, que sólo es de tránsito, permitirá el ensamble de varios productos en su trayecto.

Este proyecto contempla la construcción de una nueva terminal en Sinaloa por 1,000 mdd, un centro logístico en Winnipeg por 400 mdd, además de 1,000 mdd para el desarrollo de centros logísticos en el país y 300 mdd para un astillero, obras que se prevé que arranques en el primer trimestre de 2021.

Esto será acompañado por la rehabilitación y desarrollo de nueva infraestructura ferroviaria, que mediante la renovación de 167 kilómetros de vía en México y la construcción de 84 kilómetros, facilitará el acceso a más de 7,115 kilómetros de vías férreas desde Mazatlán, por lo cual ya hay firmas interesadas.

Caxxor Group estima que el desarrollo de la terminal tome unos tres años, que sumada a las otras obras e infraestructura complementarias llevaría a un plazo no más de cinco años para la conclusión del proyecto.