Pese a la situación de covid-19 que se vive en el mundo, el noveno regidor del ayuntamiento de Othón P. Blanco y presidente de la comisión de industria, comercio y asuntos agropecuarios, Daniel Jiménez, se lanzó hasta Brasil para jugar una cascarita dejando de lado sus responsabilidades como representante de la ciudadanía en el cabildo.

Aunque actualmente los integrantes del cabildo no realizan sesiones de manera presencial por el riesgo de contagio de covid-19, el regidor aprovechó la situación para viajar con sueldo y prestaciones pagadas.

“Podrá justificar su viaje con cualquier pretexto, lo que es totalmente reprobable es la actitud -valemadrista- en irse a un país donde el índice de contagios por #COVID19 es alarmante y poner en riesgo de manera innecesaria a las personas a su regreso”, escribió un ciudadano en sus redes sociales.

Mientras que en Chetumal se ha visto la pérdida de empleos, así como el cierre de negocios por la pandemia, para muchos ciudadanos causa indignación que dicho regidor aproveche que las sesiones son en línea para visitar un país que es considerado de alto riesgo de contagio.