Tras considerar que los señalamientos en su contra y de la diputada Ana Pamplona Ramírez tienen tintes políticos por parte de la comisionada Patricia Casados. El diputado Hernán Villatoro Barrios afirmó que sigue siendo militante del Partido del Trabajo dentro del grupo que ha mantenido el triunfo del partido en 13 elecciones en el Estado.

De acuerdo con información que proporcionaron dirigentes petistas, los diputados locales del Partido del Trabajo (PT), Ana Pamplona y Hernán Villatoro, fueron desafiliados de la asociación Nacional de legisladores de su partido. Según lo alegado, la decisión se tomó por “su conducta rebelde y lejana “a la dirección de la comisión ejecutiva Estatal y de la comisión coordinadora estatal del PT en Quintana Roo, así como con la comisión coordinadora Nacional y de las Instancias de Dirección Partidistas.

Mediante un documento firmado por Tania Valentina Rodríguez Ruiz, presidenta de la asociación Nacional de Estados locales del PT, se tomó la determinación porque ambos aprobaron proyectos presentados en el paquete Fiscal por el Gobierno del Estado que endeudaron a Quintana Roo, así como otros proyectos presentados en el Congreso del Estado.

En el documento se precisó que ambos legisladores, no consultaron a sus dirigentes el motivo de su voto a favor en ambos decretos, por lo que se consideró que su conducta “traiciona a los principios” del movimiento de la Cuarta Transformación y del Partido que los representaba, y se traducen de una forma de indisciplina y rebeldía.

Semanas atrás, los dos diputados fueron requeridos por dirigentes de su propio partido para que les explicaran por qué votaron a favor del millonario proyecto que contempla un puente sobre el sistema laguna Nichupté en la zona hotelera de Cancún. Esta actitud, molestó a los dirigentes del Partido, ya que se les había avisado que no se votaría a favor de ninguna deuda que quisiera contraer el Gobierno Estatal.

Por otra parte, existen otros antecedentes como la aprobación de cuentas del Gobierno del Estatal a pesar de que falta solventar 110 millones de pesos, así como el endeudamiento mediante la figura de la asociación pública por 4 mil 670 millones de pesos a recuperar en 30 años para la construcción del puente vehicular Nichupté.

Asimismo, está el incremento en los impuestos que se contienen en la aprobación de la ley de ingresos para el ejercicio 2021 donde se autorizaron incrementos y la creación gravamen de aprovechamiento de patrimonio de dominio público y se aplica un pago de 2.5Umas al viajero que visita Quintana Roo a través de los aeropuertos.