Una casa de madera y láminas de cartón fue consumida por las llamas en el fraccionamiento Villas del Sol en Playa del Carmen luego de que la ceniza de la pirotecnia con la que jugaban un grupo de niños callera sobre ella, los hechos ocurrieron en punto de la 1 de la madrugada del jueves 17 de diciembre.

Vecinos de la calle Zorzal Rojizo con la avenida Pavo Real alertaron a las autoridades mediante el numero de emergencia 911 sobre un incendio en dicha zona, afortunadamente el propietario de la vivienda fue alertado a tiempo, por lo que logró salir de la casa mientras esta ardía en llamas.

Gente cercana al inmueble intentaron sofocar el fuego aventándole agua con cubetas mientras esperaban la llegada de los bomberos. Los vecinos manifestaron que vieron pasar a unos niños que poco antes habían aventado unos “cohetes”, en el techo que fue lo que ocasionó el fuego. La identidad de los niños fue revelada a las autoridades.

Finalmente, los bomberos sofocaron las llamas cortando las líneas de propagación, sin embargo, la vivienda quedó reducida a cenizas, por lo que el propietario interpondrá una demanda contra los responsables, pero cuestionó la pasividad de las autoridades ante estos hechos, sobre todo la Secretaría de Protección Civil quienes son los que dan los permisos para la venta de pirotecnia.

El lamentable deceso de “Don Abundio”, conocido por muchos en la ciudad de Chetumal, puso en evidencia la falta de ambulancias en la capital del Estado.

El día de ayer se reportó al 911 un accidente en un domicilio situado en la calle Francisco J. Mújica, entre Ramón Corona e Ignacio Manuel Altamirano en la colonia Adolfo López Mateos, luego de que el adulto de 84 años sufriera una caída en el baño de su vivienda causándole un traumatismo craneoencefálico.

Tras esperar por casi una hora, los familiares decidieron transportarlo por sus propios medios.

El automóvil tipo Chevy color morado con matrícula YXS-366-A fue escoltado por la Policía Quintana Roo hasta la Clínica del Instituto de Salud y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), pero al llegar al nosocomio y ser valorado, el lesionado ya había fallecido.

De acuerdo a datos recabados, la ambulancia de la Unidad de Respuesta a Emergencias Médicas (UREM) opera sin insumos, mientras que la Cruz Roja solo tiene tres unidades. De ellas solo una está en óptimas condiciones, aunque solamente funciona en fines de semana. Las otras dos ambulancias presentan desperfectos que limitan su operación. Este problema lleva vigentes desde hace más de un año y medio.