Connect with us

Portada

Resultaron ser cortesanas y no doncellas.

Published

on

“Tramafax político”

14 de abril de 2018

 

Después de venderse durante el pasado proceso electoral, ¡como los “justus atque perfectus fuit” de la honestidad y transparencia! Y eso “si” siempre culpando a la anterior legislatura, don Eduardo Martínez Arcila y su asociado político Emiliano Ramos “diputados del congreso del estado con licencia” no han podido comprobar mas de 100 millones de pesos en ayuda social.

¡pero qué necesidad! Por lo que El Juez Primero de Distrito en Quintana Roo concedió un amparo a Somos Tus Ojos por la Transparencia Quintana Roo, para que responda nuevamente a las solicitudes de información presentadas por esta asociación.

Debido a que no solventan mas de 100 millones de pesos en ayuda social, ¡imagine usted! La podredumbre al interior del poder legislativo, la corrupción y el hambre se saquear a tan noble institución, para llevarse cargados los bolsillos de dinero, estos tipos son de grandes ligas, la estafa maestra de Chetumal.

¿acaso de aquí salió el financiamiento para el próximo partido estatal de la familia “RAMOS”?

¿acaso de este dinero de ayuda social, se financio la estructura del diputado Emiliano Ramos en Cancún?

Seria muy sano para la joven democracia de nuestro estado, que se realizará una investigación, de estos sujetos que engañaron al elector, “mostrándose como doncellas de la honestidad” y al final nos salieron mas cortesanas, que las trabajadoras sociales de la Av. Hidalgo en la ciudad de Chetumal.

¡Eso sí!, con mucho, mucho dinero en la bolsa, para disfrutar POR MUCHO TIEMPO, mientras usted tiene que trabajar todos los días y aguantar de todo, para llevar los alimentos a su familia.

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Columnistas

*NACIDOS PARA EL ÉXITO GLOBAL*

Published

on

“DESPACITO Y BUENA LETRA”
POR RUSSEll CERÓN GRAJALES

Hoy por hoy, es la América del Norte de los tres, y no la Europa unida, el área de libre comercio más grande e importante del mundo.
Y en razón del grado de integración que está por venir, habrá de constituirse en el primer bloque económico del planeta.
Y no lo hemos sabido anticipar, ni reconocer.

La revelación del indubitable carácter estratégico de la relación México-EE UU-Canadá. La visión multifactorial de un futuro común e inobjetable. Y no lo podrán detener posturas tan sesgadas y palurdas, como las de la actual gobernación del país contiguo. Ni posiciones resentidas, retrógradas o contradictorias de ciertos factores formales y factuales de poder, de ambos lados de la frontera México-EE UU.

México no es, para nada, el traspatio de EE UU. Ése es uno de los grandes, manidos y facilones mitos que, producto de la controvertida e histórica relación bilateral, ha pergeñado en la mente de millones.No es así. Y menos hoy, que se presentan como dos economías, y dos sociedades, tan vinculadas, complementarias e interdependientes, que no sólo dependientes. Y con tanto potencial, a todos los niveles.
La frontera binacional con más flujo económico-comercial; como ninguna otra en el mundo.La más transitada y cruzada. La del mayor número de comunidades y áreas metropolitanas binacionales.

Ya lo declaraba Hillary Clinton, en marzo de 2009, en el marco de su primera visita a México, como Secretaria de Estado:
“Ésta es la relación más importante que existe en el mundo entre dos países. Somos parte de la misma familia, compartimos este continente como hogar común, y vemos un futuro común”.Ha dicho, y ha dicho bien. Y así lo reiteró el entonces presidente Obama. Y uno de sus Embajadores en México, Carlos Pascual, quien lo argumentó en términos académicos, por escrito, y con años de antelación a su nombramiento.

La brújula está marcando la dirección. Las cartas de navegación están trazadas.
Pero que hablen los datos duros. Y no sólo los políticos y los diplomáticos.
Y dé luces ASPAN. Que ésa es la ruta crítica.
Hacia ahí dirijamos los reflectores.

Quintana Roo, México, septiembre de 2018.

Continue Reading

Columnistas

CUANDO CUMPLIR CON LA LEY NO ES TAN FÁCIL

Published

on

POR ISAÍAS DÍAZ MARTÍNEZ
Quintana Roo estuvo a punto de sufrir los problemas que hoy padece Durango por el incumplimiento de la empresa poblana “Llaca Textil” en la entrega de 375 mil uniformes escolares.
“Llaca Textil”, propiedad el empresario poblano Javier Llaca Bretón, participó en la licitación que hiciera el Gobierno de Quintana Roo para la fabricación de 222 602 kits de uniformes, es decir, paquetes con dos uniformes, lo que serían 445, 204 en total.
Según un artículo que el periodista Fernando Miranda Servín publica en redes sociales, todo el tiempo el gobierno priista de Durango daba el contrato directamente a la Asociación de Industriales Transformadores Textiles de Durango y nunca hubo mayor problema, siempre las prendas escolares se entregaron en tiempo y forma.
Sin embargo, al entrar en funciones un nuevo gobierno, de extracción panista-perredista, ante los reclamos sociales de transparencia y para evitar suspicacias hizo las cosas como se deben hacer y emitió una licitación pública nacional. En la recta final del concurso quedó la empresa gomezpalatina “Jumaco”, y la poblana “Llaca Textil” que fue la que ganó el contrato de más de 105 millones de pesos.
Son 375, 000 uniformes a fabricar, de los cuáles el 30% fabricaría la empresa y el 70% restantes, entregaría la materia prima, (cortes y avíos) para que maquiladoras duranguenses de talleres sociales manufacturaran las prendas, previa capacitación proporcionada por “Llaca Textil”
Para no hacerles largo el cuento, según la nota del periodista, la empresa poblana no entregó el 30% de los uniformes, tampoco entregó en tiempo y forma los cortes y avíos ni mucho menos les pagó a los costureros locales. El plazo fatídico para que la empresa poblana entregue los 375, 000 uniformes vence este lunes 24 de septiembre.
Todo parece indicar que el Gobierno de Durango tendrá que dejar de lado la rigurosidad legal y ejercer las facultades que le otorga la Ley de Adquisiciones, Arrendamientos y Servicios del Estado de Durango para realizar una adjudicación directa y proporcionar ese contrato que menospreciaron los poblanos a la gente trabajadora de Durango y sin lugar a dudas el pueblo duranguense se lo aplaudiría.
Cabe señalar que esta empresa poblana “Llaca Textil”, participó en la reciente licitación pública nacional que emitió la Oficialía Mayor del Gobierno de Quintana Roo, pero aquí no tragaron cuento y la descalificaron porque no reunía los requisitos. Finalmente el contrato para fabricar los 222, 602 kits de uniformes, es decir, paquetes con dos uniformes, lo que serían 445, 204 en total, se le adjudicó a la empresa chetumaleña “La Rana”. Ante esta situación los representantes de “Llaca Textil” se inconformaron púbicamente, hicieron un escándalo y pusieron una demanda ante la Secretará de la Contraloría del Estado. Sin embargo, después de una investigación, la SECOES determinó que no existían fundamentos legales para proceder.
¿Qué hubiera pasado si dicha licitación la hubiera ganado “Llaca Textil”?, habría serios problemas con la entrega dE uniformes. Por fortuna, la empresa “La Rana” hizo un excelente trabajo y entregó en tiempo y forma las prendas escolares.
“Caminante, no hay camino; se hace camino al andar”. Después de todo, no es nada fácil caminar por lo estrictos senderos que señalan las leyes. Los caminos de la Ley están llenos de espinas y obstáculos.

Continue Reading

Columnistas

TEMAS INDÍGENAS PARA LAS ELECCIONES 2019 EN QUINTANA ROO. Parte 3: Justicia y gobernanza

Published

on

TEMAS INDÍGENAS PARA LAS ELECCIONES 2019 EN QUINTANA ROO. Parte 3: Justicia y gobernanza

Visión intercultural
Francisco J. Rosado May
fjrmay@hotmail.com

Varios medios reportaron el 22 de septiembre notas sobre el Foro Escucha Quintana Roo, que se llevó a cabo en cancún el día anterior; al mismo tiempo publicaron que en una comunidad Maya, Señor, la policía logró evitar una tragedia al rescatar de un probable acto de expulsión de la comunidad a una familia conflictiva.

Los testimonios presentados en el Foro de Cancún fueron desgarradores. Si bien no hay niveles de violencia como en otras partes del país o del mundo, sin lugar a dudas nuestro estado, especialmente en la zona norte, está en el rumbo adecuado para alcanzar, y posiblemente rebasar, los niveles de violencia que han sido expuestos en los otros foros, como Chihuahua, Michoacán y Ciudad de México. Los testimonios hablan de ausencia de gobernanza y de mucha presencia de autoridades indolentes combinados con corrupción e impunidad. No en balde la gente clama justicia antes del perdón. Urge un cambio.

El tamaño del reto planteado por la coordinadora nacional de la consulta para pacificación y reconciliación, Loretta Ortiz Ahlf, es enorme. Se han enraizado malas prácticas en todos los niveles del sistema de gobernanza de nuestro país, abonados por la mala formación técnica y ética de los responsables de cuidar la impartición de justicia. Al mismo tiempo, con pasión y convicción, Loretta presentó la visión del gobierno federal electo sobre los temas de aministía, perdón, legalización del uso y producción de ciertas drogas. Si bien varios periodistas hicieron cuestionamientos fuertes, el mensaje del nuevo gobierno federal dejó mucha esperanza. La pasión de Loreta solo fue superada por el tamaño de la expectativa y esperanza en el nuevo gobierno federal. Y eso no debe perderse de vista.

Los planteamientos del gobierno electo, para enfrentar la violencia y pacificar el país, parten de un principio fundamental: sin paz no hay desarrollo, todos perdemos. Me parece que los planteamientos son una evidencia clara de la intención de desarrollar formas innovadoras de pensamiento para abordar temas complejos. Sin embargo, hay una parte, demasiado importante para no darle el lugar que se merece, que no ha sido abordado en el discurso del gobierno electo. Me refiero a la justicia indígena.

Quintana Roo tiene un sistema de jueces tradicionales, reconocido en la normatividad estatal. En las comunidades donde los jueces están trabajando, hay paz. Hay una correlación directa entre paz y solución de conflictos con el ejercicio de conocimientos y usos y costumbres indígenas. En Señor, don Abundio Yamá, con mas de 100 años de edad, necesita apoyos para poder llevar a cabo funciones eficaces, por eso la población se vió en la necesidad de tomar en sus manos la justicia, tratando de mantener la paz interrumpida por las malas acciones de algunos integrantes de la comunidad.

No sería mala idea que el nuevo gobierno incorpore en sus conceptos y acciones la sabiduría ancestral de impartición de justicia y gobernanza. Hay bastante trabajo de investigación científica, en adición a convenios internacionales y jurisprudencia nacional, que así lo demuestra. Por ejemplo, se puede leer el trabajo de José Israel Herrera, de la UADY, publicado en 2014 en la revista Diario de Campo, o el trabajo de Manuel Buenrostro Alba de la UQRoo (http://www.scielo.org.mx/pdf/na/v26n78/v26n78a4.pdf). La justicia indígena tiene un marco legal importante que no se ha aprovechado lo suficiente. El 28 de junio de 2018, se publicó una noticia que pasó desapercibida, la Suprema Corte de Justicia de la Nación, atendiendo una acción de inconstitucional promovida por la CNDH, falló en contra del Sistema de Justicia maya del estado de Yucatan debido a que en su legislación permitía que se puedan designar jueces tradicionales a personas que no pertenecen a esa etnia, reportado en La Jornada por Gustavo Castillo García.

Aprovechando la apertura del gobierno federal electo y la tendencia a pensar diferente para guiar acciones, cosa que aplaudo, no sería mala idea incorporar en su discurso y acciones el tema de la justicia tradicional y fortalecer un sistema judicial indígena que permita mantener la paz en sus comunidades. La justicia indígena privilegia la mediación y cuando esta no funciona, acuden a la vergüenza pública mediante la asignación de tareas en beneficio a la comunidad. Los culpables son reencausados, pero si hay reincidencia se puede llegar al punto de expulsión de la comunidad.

Hay que retomar las experiencia acumuladas y estudiadas para reformar el marco normativo que permita alcanzar la paz en comunidades indígenas de todo el país.

Continue Reading

Tendencias

A %d blogueros les gusta esto: