Analistas DestacadosNoticiasSolidaridadTulum

La gran obra de López Obrador el Aeropuerto Internacional de Tulum

0

El Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles —sardónicamente llamado “Chaifa” por sus detractores— es sobre todo un capricho del presidente Andrés Manuel López Obrador, por el que privó a la Ciudad de México de tener uno de los mejores del mundo, en Texcoco, a la altura de su dimensión metropolitana, la correspondiente a la urbe más poblada del continente, con tal de cancelar a un inmenso costo el gran proyecto iniciado por su aborrecido predecesor Enrique Peña Nieto, aunque casi sin querer está demostrando tener mucho mejores condiciones logísticas que el Benito Juárez y ya es, por momentos, la terminal con mayor flujo de carga en el país, lo que acaso sea su mejor vocación y no el uso que de él hacen los pasajeros —muy escaso—.

La refinería de Dos Bocas, pésimamente ubicada en una zona de muy frecuentes inundaciones y peligrosos meteoros, sigue sin funcionar y, según los especialistas, no tiene un futuro siquiera rentable. De la planta automotriz Tesla en Nuevo León, que primero obstaculizó por pretender que se hiciera, contra la intención del magnate Elon Musk, en el sureste del país y luego presumió sin el menor empacho, no se han visto ni sus luces y ya parece prácticamente olvidada.

Pero López no se va a ir sin haber inaugurado una auténtica gran obra, que desde un principio —recién ia inauguró el fin de semana precedente— ha demostrado ser todo un éxito: el aeropuerto Felipe Carrillo Puerto de Tulum, situado cerca del centro geográfico de Quintana Roo, en una de las zonas que más turistas reciben en la mal llamada Riviera Maya —esa palabra, “riviera”, no existe en español; Miguel Ramón Martín Azueta, exalcalde de Playa del Carmen, presume de haberla inventado, cuando se conocía a la zona, con mucha más propiedad, como Corredor Cancún-Tulum, luego de haber sido concebida por el gobernador Mario Villanueva Madrid, creador también del municipio Solidaridad, que la carretera surca, además del novel Tulum. Sin embargo, la marca pegó y ahora es mundialmente conocida—.

Gran obra y del todo pertinente, con un tránsito de pasajeros —y seguramente mercaderías— absolutamente garantizado, pues desde destinos estratégicos de México y Estados Unidos las principales líneas aéreas de Norteamérica tendrán frecuencias, en la mayoría de los casos durante todo el año. Viva Aerobús operará dos vuelos desde la Ciudad de México, uno desde Monterrey —todos diarios—, otro desde Tijuana y uno más desde la capital mexiquense, Toluca, —tres veces por semana—, mientras que Aeroméxico volará dos veces al día desde el AICM y está por confirmar otra ruta desde el AIFA. Delta Airlines, American Airlines, Spirit y United Airlines ya operan vuelos diarios desde Atlanta, Dallas, Forth Worth, Charlotte, Miami, Fort Lauderdale, Orlando, Newark, Chicago, Houston y Los Ángeles. Todo esto, para empezar.

La realidad era que Quintana Roo, teniendo el aeropuerto con más operaciones internacionales del país y el segundo con más vuelos —el de Cancún— estaba muy mal comunicado, pues entre la referida terminal y el otro aeropuerto internacional —el de Chetumal— en la entidad hay 380 kilómetros y una gran cantidad de atractivos y centros de hospedaje, en especial entre Tulum y Cancún, aunque es previsible que el corazón de la Zona Maya, la hermosa y culturalmente muy valiosa ciudad de Felipe Carrillo Puerto, y el ecoturismo muy controlado pero de alto poder adquisitivo en la antes inaccesible Reserva de la Biosfera de Sian Ka´an tengan un gran desarrollo.

En una breve pero muy significativa nota Grupo Pirámide nos brinda un testimonio que permite una justipreciación del valor de esta obra señera del gobierno de Andrés López:

“‘Hay un entusiasmo sobre esta nueva oportunidad. Por la aerolínea por donde viajo hoy a San Francisco, United Airlines, van a tener un vuelo de Denver para acá. Gobernadora la felicito, adelante Quintana Roo’, expresó el diplomático estadounidense Ken Salazar”.

Es indudable que la amistad y excelente talante de la relación del gobierno de Mara Lezama Espinosa con el del presidente Andrés Manuel —la mandataria quintanarroense es prácticamente su vocera en las conferencias matutinas conocidas como “mañaneras” en lo que se refiere a un tema toral para el macuspano, que es el Tren Maya, no solo trae beneficios en el devenir cotidiano de las interacciones entre órdenes de gobierno, sino que está dejando una obra totalmente medible en infraestructura; la concatenación de ambas infraestructuras, en la recta final del gobierno de López, sin duda habrá transformado el rostro de Quintana Roo, ya de por sí una entidad líder en economía y en mejora de la calidad de vida de sus habitantes.

 

columnacafenegro@gmail.com

Exitosa Posada Morena en Quintana Roo: Unión y Fraternidad entre Militantes y Líderes Emblemáticos

Previous article

Mensaje navideño de la presidenta del H. Ayuntamiento de Othón P. Blanco Yensunni Martínez

Next article

You may also like

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *