Connect with us

Internacional

“Con Trump la violencia vuelve a las calles de Jerusalén. A las suyas y a las nuestras”

Published

on

Ninguna barrera física separa el este del oeste de Jerusalén y, sin embargo, después de que el presidente norteamericano, Donald Trump, la reconociese el miércoles como la capital de Israel, la división entre ambas partes de la ciudad resulta más evidente que nunca. “Mira qué día más bonito amaneció hoy. ¡Es una bendición del cielo!”, celebra Oshar, que regenta un puesto de legumbres en el Mahane Yehuda, el principal mercado de Jerusalén Oeste. Como muchos israelíes, agradece a Trump su declaración. “Los judíos siempre estuvimos aquí, desde hace 3.000 años. ¿Qué hay de malo en que reconozcan que nuestra ciudad nos pertenece?”, se pregunta en ladino con una sonrisa. Nació en Jerusalén, en el seno de una familia de origen sefardí. Aún conserva el idioma judeoespañol de sus ancestros. Como una gran parte de los jerosolimitanos del oeste, Oshar nunca ha pisado los barrios árabes de Jerusalén oriental. “Es peligroso para los judíos. Los árabes quieren matarnos”, musita sombrío.

La gente va y viene como de costumbre por Jerusalén Oeste. La respuesta inmediata cuando se pregunta por la decisión de Trump suele ir acompañada de la palabra simjá,alegría en hebreo. “El presidente de Estados Unidos ha sido muy valiente. Vino aquí, vio la ciudad y le quedó claro que es realmente nuestra capital”, sostiene Sima a la entrada del Ayuntamiento de Jerusalén, donde la alcaldía ha ordenado colgar una bandera gigante de Estados Unidos en señal de agradecimiento al presidente republicano. La enseña de las barras y las estrellas también ondea en la plaza Safra, donde se ubica la sede de la municipalidad.

En el oeste de la Ciudad Santa la vida sigue como un día cualquiera. Mientras tanto, en el Este, los comercios, las universidades y las escuelas permanecen cerradas. “Hoy no he llevado a los niños al colegio porque no quiero correr riesgos”, asegura Diala. Vive en Beit Hanina (noreste) y sus hijos, de tres y seis años, estudian en la Jerusalem School, un colegio norteamericano de Jerusalén Este que, como centro internacional, no secunda la huelga general palestina convocada en protesta por la decisión del presidente de EE UU. ”Lo que ha hecho Trump solo nos traerá problemas. Jerusalén no es judía, musulmana, cristiana, israelí o palestina porque alguien lo declare. La ciudad es como es. Lo único que cambiará es que la violencia va a volver a las calles. A las nuestras y a las suyas”, advierte tajante refiriéndose al este y al oeste.

Ni rastro tampoco, por la mañana, del tradicional bullicio de mercadillo de la Puerta de Damasco, el principal acceso al barrio musulmán de la Ciudad Vieja de Jerusalén. En plena mañana las tiendas están cerradas, apenas hay luz en el laberinto de calles del zoco. A pesar de no haber abierto sus negocios, algunos comerciantes que se han acercado a echar un vistazo se reúnen en corrillos. “Todos los días me traen el pan aquí, así que he venido a recogerlo”, se justifica Ahmed. Tiene una tienda de recuerdos en la misma Vía Dolorosa. Del candado de la puerta de su local pende una bolsa repleta de pan de pita. “Para nosotros se trata de una humillación. Trump nos ha ignorado. Jerusalén no es israelí porque él lo diga. Ha dejado claro de qué lado está y será responsable de lo que pase aquí. Habrá enfrentamientos y peores que en julio”, advierte, al referirse a los disturbios en la Explanada de las Mezquitas, mientras deshace el nudo de la bolsa y se aleja con el pan.

La vida cotidiana se ha paralizado en los barrios cristiano y musulmán de la Ciudad Vieja. Tan solo en la plaza del Santo Sepulcro, peregrinos y turistas siguen adelante con las visitas que tenían programadas. “Lo que está sucediendo es una lástima. Impresiona que eso esté así”, dice una turista de Ucrania. Armado con un trípode y una cámara, su marido no deja de fotografiar las calles semidesiertas del casco histórico. “Vamos hacia este punto, ¿es seguro?”, pregunta señalando en un mapa la Iglesia de Santa Ana, al otro extremo del barrio musulmán, cerca de la Puerta de los Leones.

Desconocen aún que algunos Consulados, entre ellos el de España, aconsejan extremar ahora la precaución en las visitas a la Ciudad Vieja y especialmente en las inmediaciones de la Explanada de las Mezquitas, el escenario habitual de los conflictos en la Ciudad Santa al que pretenden dirigirse.

Fuente: EL PAÍS

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Internacional

#Internacional TRIBU MATA A FLECHAZOS A UN JOVEN…

Published

on

By

Continue Reading

Internacional

Kim Jong-un pide a Trump una nueva reunión

Published

on

By

La Casa Blanca está dispuesta a celebrar un encuentro con el dictador norcoreano pese al enfriamiento de las negociaciones en las últimas semanas
Kim Jong-un quiere volver a verle la cara a Donald Trump. El líder norcoreano envió una carta al presidente de Estados Unidos para programar una segunda reunión en menos de tres meses. La portavoz de la Casa Blanca, Sarah Sanders, quien describió la misiva como “cálida” y “positiva”, aseguró este lunes que el mandatario republicano quiere que la cita se lleve a cabo. Además, destacó que en el desfile militar en Pyongyang del pasado domingo no hubo misiles intercontinentales, ni de largo alcance, lo que en Washington se leyó como una señal de progreso en las vías hacia la desnuclearización.
Después de las sonrisas, los fuertes apretones de mano y los titulares “históricos” que dejó la cumbre entre Kim y Trump en Singapur, la relación se había enfriado. Hace apenas 10 días el mandatario estadounidense reconoció que las negociaciones con Corea del Norte no estaban avanzando y responsabilizó a China por ello. “El presidente Donald J. Trump cree de veras que Corea del Norte está bajo una tremenda presión de China debido a nuestras disputados comerciales con el Gobierno chino”, escribió el presidente en su cuenta de Twitter, citando un comunicado de la Casa Blanca.

Antes de que el republicano admitiera de manera frontal que el camino a la desnuclearización no estaba siguiendo el curso trazado el 12 de junio, ya se olía que las cosas no iban bien. Solo un día después de haber nombrado a Steve Biegun como nuevo representante para las negociaciones y haber anunciado que este viajaría junto al secretario de Estado, Mike Pompeo, a Corea del Norte, Trump canceló la visita. El mandatario sostuvo que las tensiones comerciales que atañen a EE UU y China, estaban perjudicando el proceso. “Debido a nuestra posición comercial mucho más dura con China, no creo que estén ayudando con el proceso de desnuclearización como lo hicieron antes”, argumentó Trump.

Pero el domingo, Pyongyang le guiñó el ojo a Washington. En un espectacular desfile militar para celebrar los 70 años de la fundación de Corea del Norte, Kim no lució sus misiles. El dictador y el presidente ya habían intercambiado buenas palabras durante la semana. Tras la visita de una delegación surcoreana de alto nivel a Pyongyang, Kim reiteró su confianza en el actual inquilino de la Casa Blanca y repitió su compromiso con la desnuclearización de la península coreana. Trump, en medio de los de la polémica por el artículo anónimo de The New York Times, se dio el tiempo para agradecer el gesto al líder norcoreano: “Kim Jong-un de Corea del Norte proclama su ‘fe intacta en el presidente Trump’. Gracias al presidente Kim ¡Juntos lo lograremos!”.

FUENTE:ELPAIS

Continue Reading

Internacional

Elon Musk aparece fumando marihuana en una entrevista en vivo

Published

on

El empresario dijo que no suele consumir marihuana porque no siente ningún efecto y que, aunque tiene amigos que sí la usan, para él la droga impacta negativamente su productividad.

Elon Musk parece gustarle sacudir las aguas. El famoso fundador de Tesla despertó la controversia en Estados Unidos al aparecer fumando marihuana durante una entrevista en vivo.

Este viernes 7 de septiembre Musk se reunió con el cómico estadounidense Joe Rogan para grabar un episodio de su podcast que sería transmitido por streaming. Durante la conversación, que tuvo una duración de 2.5 horas, Rogan sacó un cigarro de marihuana mezclado con tabaco.

El conductor preguntó a Musk si había probado la droga antes a lo que el empresario respondió que sí en algunas ocasiones. Fue entonces que el cómico le ofreció el cigarro bromeando de que Musk no lo tomaría por el descontento que hay entre los accionistas de Tesla y lo cuestionó sobre cómo los ejecutivos de sus empresas juzgan todo lo que hace. Musk no respondió a ese comentario, solo preguntó sí el porro era legal y lo tomó para darle una fumada.

El empresario dijo que no suele consumir marihuana porque no siente ningún efecto y que, aunque tiene amigos que sí la usan, para él la droga impacta negativamente su productividad.

El programa se grabó en California donde es legal el uso recreativo de la marihuana, pero esta historia es noticia porque las acciones de Tesla abrieron su operación en el mercado con un 5% menos de su valor. Un efecto que está haciendose común en los títulos de la empresa cada vez que Musk hace algo fuera de lo común.

La actitud atrevida de Musk ha sido muy cuestionada este año. Fue fuertemente criticado por tuitear que privatizaría Tesla (poniendo las bolsas de valores del mundo de cabeza), recientemente llamó pedófilo a un rescatista de Tailandia (sin fundamentos), ha protagonizado peleas con empresarios de la talla de Warren Buffet y en sus propias palabras, está al borde del colapso físico y emocional.

Independientemente del incidente de la marihuana, la entrevista con Rogen es muy interesante y muestra la genialidad que mucha gente ha olvidado es parte de la obra de Musk. Señaló que tiene un diseño para un avión eléctrico y cómo ve un futuro donde la humanidad no dependa de los combustibles fósiles.

Continue Reading

Tendencias

A %d blogueros les gusta esto: