El peligroso oficio del policía Chetumaleño, en Cancún.

“BAUMANOMETRO”

Fotografia: Por Esto

18 de enero de 2018

 

La obediencia simula subordinación, lo mismo que el miedo a la policía simula honradez.

George Bernard Shaw (1856-1950) Escritor irlandés.

 

” Otro ataque con armas de grueso calibre, fue perpetrado anoche, por un comando de sicarios fuertemente armados contra la patrulla 12092 de la Policía Estatal, el comando de sicarios emboscó y abrió fuego en contra de los policías, tras interceptarlos en pleno centro de la ciudad, sobre la concurrida avenida Andrés Quintana Roo”  Fuente (POR ESTO QROO.)

Ser policía en estos tiempos, es un oficio de muy alto riesgo, sobre todo en estos tiempos violentos, donde no importa si eres de la municipal o de la estatal, al final estas desprotegido, en este trabajo como servidor público.

Por muchos años en nuestro estado el oficio de policía estatal sería la última opción para conseguir trabajo, con apenas primaria o secundaria ingresabas, hoy los tiempos son diferentes y con el nuevo sistema de control y confianza cientos han salido por no pasarlo, una nueva generación de policías con licenciatura, son aceptados para el nuevo modelo policial.

Este “Bau manómetro” platico con varias y varios de ellos que regresaban de Cancún, en donde están comisionados, por así decirlo, ¡sorpresa en sus declaraciones” nos comentaron que viven en la base de la policía estatal debido a que con el salario que ganan, imposible para ellos rentar un cuarto, no tienen viáticos, a penas algún apoyo, las patrullas han cambiado ya dos veces de aseguradora, debido a que son rentadas y en esos lapsos si les pasa algo al vehículo policial ellos lo pagan de sus sueldo, están indefensos y vulnerables ante la delincuencia organizada.

Al detener a un delincuente en Cancún, el policía queda expuesto a que conozcan su nombre y dirección, debido al procedimiento en la fiscalía estatal, en donde tienen que identificarse con su credencial de elector, con esto se obtienen sus generales y de inmediato sus familias son amenazadas, por ello varios prefieren renuncias y volver a la ciudad de Chetumal a buscar un empleo con el cual puedan alimentar a sus familias.

Este “Baumanometro” sintió la tensión en el ambiente entre estos servidores públicos que arriesgan la vida a diario en una ciudad como Cancún que el año pasado supero la cifra de mas de 200 homicidios, vinculados con el crimen organizado.

Grave muy grave, que no existan condiciones para desempeñar el trabajo policiaco, mas grave que los aspirantes a un puesto de elección popular, no se pronuncien por establecer estrategias de prevención contra las adicciones, el mal de esta guerra y que ninguno al menos tenga la visión de entender que es un problema de salud y no de armas.

 

A pesar de los esfuerzos de la actual administración encabezada por el gobernador, Carlos Joaquín González, nos llevara algunos años estar al nivel de estados como Yucatán, estimado lector recuerde que prácticamente en la administración anterior, la secretaria de seguridad pública, fue un gran negocio, de muchos ceros, para sus administradores y titulares, desde la compra de uniformes de la merca patito, reparaciones fantasmas de patrullas, concesiones de alimentos en los penales, cursos de capación con sobre precios y uff. No quedaríamos cortos.

Triste y lamentable el oficio de ser policía hoy en dia.

 

 

 

 

 

 

A %d blogueros les gusta esto: