Connect with us

Columnistas

SIN MAÍZ NO HAY PAÍS. Sin conocimiento tradicional tampoco habrá maíz criollo.

Published

on

Visión Intercultural
Francisco J. Rosado May
fjrmay@hotmail.com

El pasado 29 de septiembre festejamos el Día Nacional del Maíz. Cinco días antes, en una sesión histórica e inédita, el Senado de la República publicó la aprobación de la fecha del festejo con una votación favorable de 112 Senadores, reconociendo así que el maíz es pilar de nuestra cultura mexicana. Entre los argumentos a favor se mencionaron: el maíz es un patrimonio nacional y mundial que se necesita conservar y mejorar; estamos hechos de maíz, lo llevamos en el corazón y el alma; uno de los grandes retos es encontrar el equilibrio adecuado entre el maíz criollo, originario, y la agricultura comercial; el maíz puede y debe ser la base para reactivar la economía del campo basado en un buen precio de garantía; la conservación, en el mejor sentido de la palabra, de la cultura de los pueblos originarios es la mejor forma para garantizar que la enorme diversidad de variedades de maíz en México también se conserve y se innove, creando nuevas variedades para adaptarse a las condiciones climáticas actuales.

Entender los procesos de aprendizaje e innovación del conocimiento, que tienen las comunidades indígenas que nos han legado el maíz, y un alto número de otros cultivos y beneficios, es clave en los deseos expresados por los Senadores. Si no reconocemos, entendemos y facilitamos la aplicación de esos procesos, es posible que en poco tiempo ya no tengamos maíces criollos, que solamente tengamos variedades híbridas, o, peor aún, los genéticamente modificados. Así perderíamos tanto la soberanía como la seguridad y la suficiencia alimentaria.

La decisión del Senado se dirige hacia un proceso aún mayor; el objetivo es la creación de una ley nacional que proteja los saberes indígenas, las variedades criollas y los sistemas de producción tradicionales, como elementos que explican la gran diversidad de maíz, y otros cultivos, que hoy nos hace sentir orgullosos. De hecho, el 24 de septiembre el Senado avaló la Ley de Fomento y Protección del Maiz Nativo. Esta decisión tiene historia que no hay que olvidar porque sin memoria no hay historia.

Desde el 25 de junio de 2007 inició en México una campaña promovida por mas de 300 organizaciones sociales, ambientalistas, de derechos humanos, de la mujer y de alimentación, entre otras. Ellos respondieron a un escenario previsto en el TLC, capítulo agropecuario, que implicaba la importación de maíz y frijol.

Con el enfoque neoliberal, dominante en ese entonces, era muy alta la probabilidad de que las importaciones de maíz y frijol no solo sustituyeran la producción interna, sino que de hecho establecían condiciones para la extinción de los cientos, y quizá miles, de variedades criollas que existen en México. Bajo estas condiciones, la movilización social era indispensable. La amenaza del cultivo en México de variedades de maíz genéticamente modificadas generó mucha mas conciencia social para proteger nuestras variedades criollas, no solo de maíz, sino de las decenas de especies y variedades que México ha aportado al mundo (tomate, aguacate, chile, etc.).

Se generó entonces la Campaña Nacional Sin Maíz no hay País, que aglutina a mas de 300 organizaciones a nivel nacional, que ha expandido sus actividades hacia la salud alimentaria y que desde 2009 ha promovido el 29 de septiembre como el Día Nacional del Maíz.

La protección y conservación del maíz criollo ha sido motivo de legislación en diferentes estados, algunos ejemplos son los siguientes. En Morelos, desde el 18 de diciembre de 2013, existe la “Ley de Protección y Conservación del Maíz Criollo en su Estado Genético”. Michoacán publicó el 1 de marzo de 2011 la “Ley de Fomento y Protección del Maíz Criollo Como Patrimonio Alimentario del Estado”. Tlaxcala hace lo propio el 18 de enero de 2011. Asimismo, en 2016 el CONACyT y la Comisión Intersecretarial de Bioseguridad de los Organismos Genéticamente Modificados, dieron a conocer el Programa de Conservación del Maíz Criollo en México. Hace unos días el CIMMYT publicó el plan estratégico 2030 para maíz en México. Es decir, existen buenos antecedentes y condiciones que permitirían mejorar las leyes estatales y pensar en una legislación paraguas a nivel nacional. Hay condiciones hoy, como nunca, para lograr ese objetivo. La lucha de la Campaña Nacional Sin Maíz No Hay País ha tenido bastante impacto.

Para la muy probable Ley de Protección al Maíz Nativo y la Soberanía, Suficiencia y Seguridad Alimentaria es indispensable, incorporar dos elementos que explican la diversidad de variedades de cultivos, no solo de maíz, que se busca proteger.

El primer elemento es reconocer que existe un alto nivel de conocimiento, altamente sofisticado, detrás de los cientos de variedades criollas. Conocimiento generado por poblaciones originarias y que se sustenta en su cultura. Entender, reconocer y potencializar –no desaparecer– las formas de aprendizaje e innovación de conocimiento que permitieron, y siguen permitiendo, esa riqueza genética, debe reflejarse en la legislación. Hay bastante información científica sobre este tema, esperando aplicarse y replicarse, útil para diseñar estrategias pedagógicas innovadoras, en educación desde nivel básico hasta nivel superior, especialmente para un enfoque intercultural.

Las variedades existentes se conservan in situ debido a que se cultivan en sistemas, como la milpa, diseñados ad hoc y respaldados por siglos de conocimientos y experiencia acumulada. Este es el segundo elemento. Los cambios en esos sistemas, y su manejo, como la incorporación de pesticidas o variedades no deseadas, pone en riesgo la conservación de las variedades criollas.

La protección de las variedades criollas pasa por el reconocimiento, protección y potencialización de las formas culturales de aprendizaje e innovación del conocimiento que tienen las comunidades originarias. Al extinguirse esas formas, con la sustitución de otras formas no afines a la cultura, también se extinguirán las variedades de plantas que queremos proteger. No lo olvidemos. ¿Estamos preparados para una Ley tan holística como lo ha sido la preservación del sistema de variedades criollas? Don Luis, quien en la comunidad de Divorciados sembró este año sus últimas semillas criollas en condiciones de sequía, desea que sí estemos preparados. Y millones como él.

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Columnistas

*EL PUERTO DE CHETUMAL O DESPERTAR DE UN PROFUNDO Y FARRAGOSO LETARGO*

Published

on

By

  1. RUSSELL CERÓN GRAJALES

 

 

A Chetumal suele referírsele como bahía, mas no como puerto.

 

Condición geográfica y natural, la primera. Cualidad por marítima infraestructura y funcionalidad, la segunda.

 

Para la Academia oficial de nuestro idioma, puerto es un “Lugar en la costa o en las orillas de un río que por sus características naturales o artificiales, sirve para que las embarcaciones realicen operaciones de carga y descarga, embarque y desembarco, etc.”.

 

En otra de sus acepciones: “Asilo, amparo o refugio”.

 

Por tanto, cómo tendrían que disponerse las cosas, para que la capital de Quintana Roo pueda reinventarse y, de una buena vez por todas, decida asumir, a plenitud, su latente, pero adormilada condición de puerto marítimo.

 

Una cuestión que en la presente administración gubernamental local, empieza a tomar debida forma.

 

En primer término, por la vía de la industrialización en marcha. Y que puesta en mayor desarrollo, habrá de cambiar el perfil y la historia, no sólo de Chetumal, y de su área contigua de influencia, sino de todo el Estado.

 

El desarrollo industrial habrá de mostrar que Quintana Roo no sólo es monolítico y monocorde discurso turístico, por más importante que éste sea. Sino que puede también suscribirse como un actor más completo y competente, en el orden productivo, que retroalimente y exitosamente provea al conglomerado de servicios asociados al ramo viajero. En efecto multiplicador para la economía toda.

 

Nadie puede pervivir, por los siglos de los siglos, haciéndose depender tanto de uno solo de sus platos componentes. Los vientos suelen, al tiempo, activar nuevas competencias, y competidores. Se precisa de un juego de equilibrios. De prospectiva. Ejemplos claros, y rotundos, abundan. Dentro y fuera de nuestro país.

 

Sin duda, una personalidad más industrial e industriosa será factor exponencial para la reproducción del comercio interno e internacional; de la propagación de servicios y de la proveeduría. En virtuosa consonancia con la actividad turística, y con la prosperidad general.

 

Y como brillante cereza en el pastel, otra prominente y estelar obra: el dragado y ampliación del Canal de Zaragoza. Franja para la unión y habilitación de la bahía de Chetumal con el Mar Caribe (vía Xcalak).

 

Un sueño en vísperas de hacerse feliz realidad.

 

Obra acondicionada para la detonación del comercio internacional y del turismo marítimo.

 

Con la habilitación de tan importante canal artificial, la zona capitalina estará preparándose no sólo para el asentamiento de una Marina, y su correlativa interconexión con la Escalara Náutica del Caribe, sino que el potencial atavío infraestructural de Chetumal como verdadero y operativo puerto comercial, podrá ser mucho más viable y exitoso.

 

Al tiempo.

 

Vítores y fanfarrias por la visión y altas miras de un gobernante dispuesto a cumplir su palabra, y sus aún frescas promesas.

 

Y cesen las sistemáticas y lastimeras quejas de ciertas fuerzas, tan afectas a la costumbrista descalificación de siempre.

 

Y a una ruidosa y borrascosa victimización, tan localista, sin utilidad y sin sentido.

 

Cambio de chip.

 

 

Ciudad de México, 19 de noviembre de 2019

russellceron@hotmail.com

 

Continue Reading

Columnistas

AMLO EN Q. ROO, RETOS Y OPORTUNIDADES

Published

on

By

Visión Intercultural
Francisco J. Rosado May
fjrmay@hotmail.com

El sábado 9 de noviembre se concretó el anuncio que el Presidente de México hizo en su mañanera, visitó Felipe Carrillo Puerto para conocer de cerca la problemática de las comunidades indígenas en Q. Roo. Llegó puntual a la cita en el domo doble de la Colonia Cecilio Chí que recibió a unas 4 mil personas, todas interesadas en escuchar el mensaje presidencial y algunas para entregar solicitudes, propuestas o regalos.

Diversos medios han dado cuenta de la visita del Presidente, esta entrega pretende presentar un análisis de algunos de los puntos que mencionó en su discurso y que requieren obligadamente de claridad conceptual y metodológica.

La metodología que se siguió para determinar cuales son los temas expuestos ante el Presidente, leídos por una egresada de la UIMQRoo elegida en la reunión previa del 8 de noviembre, la expresó el Director General del INPI. Bajo la premisa de que es muy complicado y difícil que en el evento se establezca un conversatorio o al menos la oportunidad de que las personas expresen de viva voz sus problemáticas (¿Quiénes lo harían? ¿tiempo de intervención? ¿Cuántos intervendrían?), se optó por invitar a autoridades indígenas, formales (p.e. delegados, comisariados) e informales (p.e. Dignatarios, líderes comunitarios). Fueron casi 110 de varios municipios y comunidades quienes expresaron las necesidades que fueron sistematizadas y sirvieron como insumo para el documento leído en el evento.

Los rezagos, necesidades y problemáticas están a la vista. No solamente las quejas en contra de la CFE, que abundaron en el evento, sino que la falta de infraestructura como buenos caminos y su mantenimiento, electricidad, internet, telefonía, acceso a salud y educación culturalmente pertinente, empleos, comercialización de los productos, combate a la corrupción, albergues dignos para estudiantes, de todos los niveles, y con mayor cobertura, fomento a la medicina tradicional y partos naturales, combate a la delincuencia, fortalecimiento de los jueces tradicionales y ampliación de su cobertura, apoyo a la producción de alimentos y alternativas para los problemas ambientales, apoyos a la abejicultura, etc., etc.

¿Podría haber otra metodología mas inclusiva? Sin duda; por ejemplo, se pueden formalizar asambleas comunitarias para conocer sus problemáticas, elegir representantes y conformar consejos regionales que representen territorios ya identificados en la práctica. Esto demanda mas trabajo y tiempo, pero es viable, otorga mucha mayor participación y se puede captar mucho mejor las problemáticas y alternativas de solución.

El Presidente mencionó un programa conjunto federación-estado para apoyar el mantenimiento de las escuelas. Se trata de que el recurso llegue directamente a un comité de padres de familia para ejercerlo en acciones que la asamblea escolar decida. El Presidente explicó que se trata de evitar el marasmo burocrático, que el recurso no tenga intermediarios. La idea no es mala, permite una mayor participación en toma de decisiones y un empoderamiento de los padres de familia quienes pueden estar mucho mas pendientes de la educación de sus hijos. Sin embargo, se deben tomar en cuenta varios elementos como establecer procedimientos claros, capacitación a los padres de familia para saber como recibirán el recurso, como deben hacer las comprobaciones y rendir cuentas, como evitar nuevas formas de corrupción o injerencia de personas o intereses ajenos, etc. Además, está el tema del tiempo que los padres de familia tienen disponible; ojalá que se impulse la colaboración de padres de familia capacitados y honestos, que puedan llevar a cabo esa función adecuadamente en su comunidad. Asimismo, el estado tendrá que hacer ajustes a sus procedimientos y proyecciones de manejo de recursos.

Con respecto al proyecto del tren maya, el planteamiento del Presidente ya se veía venir. Es una maniobra con aristas políticas, económicas y sociales que puede desembocar en buenos resultados o en situaciones de riesgo social. Será necesario que la sociedad en general, individuos y organizaciones, particularmente de las comunidades indígenas, participe en una discusión respetuosa, intercultural, con equidad de género, en un ambiente seguro, facilitado por conocedores de procesos de construcción de consensos, sin sesgos. Lo contrario no es recomendable, conduce a un escenario de perder-perder.

Existen espacios naturales donde ese intercambio de opiniones ya se está dando, pero el Presidente propone adicionalmente otro mecanismo; dio instrucciones al director general del INPI para que organice consultas para saber si la gente está de acuerdo con el proyecto del tren maya o no. Y aquí vale la pena detenernos.

México no cuenta con una legislación interna que regule las consultas, tendríamos que tomar como base el Convenio 169 con la OIT; es decir, debería ser una consulta libre previa, informada, culturalmente pertinente y de buena fe. El contexto de este tipo de consultas es que quien propone el proyecto es el responsable de la consulta, el papel del INPI es de acompañamiento técnico. Pero la propuesta del Presidente implica generar otro marco conceptual y metodológico, especialmente cuando señaló que si es necesario se debe hacer consulta comunidad por comunidad, lo cual coincide con lo que varios actores hemos propuesto. Entre quienes seguimos de cerca el tema del tren maya, varios interpretamos la propuesta presidencial como complementaria, previa, a la consulta propiamente para el proyecto del tren. Es decir, la primera consulta es para saber si hay el interés, la aceptación de la idea del proyecto. La segunda consulta, sería para presentar el proyecto del tren y obtener la aceptación de este. Son dos partes de lo mismo, pero de diferente naturaleza.

La primera consulta, que seguramente se haría en muchas comunidades, requiere información relacionada con, pero diferente a, la que se necesita para la segunda consulta. En la primera consulta el INPI es quien consulta, en la segunda es FONATUR quien consulta. Si el resultado de la primera consulta no es favorable, no habría condiciones para la segunda. Si el resultado de la primera consulta sí es favorable al proyecto, podría incluso identificar necesidades concretas de información que se debe presentar.

¿Tenemos condiciones y personal preparado, conceptual y metodológicamente hablando, para atender la propuesta del Presidente? Sin duda la respuesta es un sí rotundo, pero deben establecerse condiciones para que sean esas personas las que intervengan, lo contrario no es recomendable, sería fórmula para mas problemas sociales.

Continue Reading

Columnistas

*FELIPE CARRILLO PUERTO: HISTORIA, VANGUARDIA Y TRASCENDENCIA*

Published

on

By

  1. RUSSELL CERÓN GRAJALES

 

 

El laberíntico y fratricida conflicto armado de 1910, no encontró inicial estabilidad política sino hasta la creación, en 1929, por el presidente Calles, y a manera de partido de Estado, del Partido Nacional Revolucionario (PNR), antecesor del Partido de la Revolución Mexicana (PRM) y del Partido Revolucionario Institucional (PRI).

 

Uno de sus capítulos más trágicos y legendarios, habría de escenificarse en Yucatán, con Felipe Carrillo Puerto, obregonista Gobernador elegido para el período 1922-1926, siendo Presidente de México, el general Álvaro Obregón (1 de diciembre de 1920-30 de noviembre de 1924).

 

Nacido el 8 de noviembre de 1874, accedió al gobierno de su Estado el 1 de febrero de 1922, al amparo del Partido Socialista del Sureste, vanguardista organización creada en 1916, bajo el auspicio del carrancista gobernador de Yucatán, Salvador Alvarado (1915-1917), con la denominación de Partido Socialista Obrero. Partido Socialista de Yucatán, a partir de 1917; y finalmente, Partido Socialista del Sureste, en 1921.

 

Fue derrocado en 1923 por la militar rebelión “delahuertista” (Adolfo de la Huerta), que pretendió –sin éxito- hacerse con el control del país e impedir que el presidente Obregón impusiese como su sucesor al general Plutarco Elías Calles; capturado en Holbox, y fusilado en el Cementerio General de Mérida, el 3 de enero de 1924, junto con varios de sus más cercanos colaboradores, tres de sus hermanos, y el Alcalde de Mérida, Manuel Berzunza.

 

Su tiempo político fue tan breve, como intensa y trascendente su lucha dentro y fuera de Yucatán. Afanes que nos remiten a una adelantada y justiciera obra social y educativa; a su compromiso con el bienestar de los indígenas mayas, y a su enfrentamiento con los hacendados henequeneros del Estado.

 

Al impulsar la participación e integración de la mujer a la vida pública y político-electoral, Felipe Carrillo Puerto produjo un resultado precursor, pues siendo Gobernador de Yucatán, la profesora Rosa Torre se convirtió en la primera Regidora propietaria electa del Cabildo de Mérida, presidido por Manuel Berzunza.

 

Rosa Torre, tuvo como suplente a Genoveva Pérez. Lo que la instituye en la primera mujer en ocupar un puesto público de elección popular en México. Y a Yucatán, por este motivo, y otros antecedentes, como cuna del feminismo en México y América Latina.

 

En su memoria, la histórica Chan Santa Cruz, en el corazón de la zona maya, habría de adoptar el nombre de Felipe Carrillo Puerto, cabecera del municipio homónimo. Entre once municipios, el segundo más extenso del joven Estado de Quintana Roo.

 

 

Ciudad de México, 11 de noviembre de 2019

russellceron@hotmail.com

 

 

 

 

Continue Reading

Tendencias

A %d blogueros les gusta esto: