Connect with us

Columnistas

¡Justicia! por reconstrucción

Published

on

Por: Normando Medina

Si el reglamento de construcciones de la Ciudad de México está considerado uno de los mejores del mundo, ¿porqué colapsaron tantos edificios? esta interrogante debe ser respondida por las autoridades de manera clara e inobjetable y actuar en consecuencia para que, si corresponde, los responsables asuman su responsabilidad penal y civil.

Uno de los slogan de la Unicef establece que “cuando un niño muere, una estrella se apaga en el cielo”. Lo normal es que vivan hasta desarrollar su ciclo completo, ¿cuántas de esas maravillosas estrellas se apagaron por negligencia en la tragedia de los sismos consecutivos que afectaron a Chiapas, Oaxaca, Puebla, Morelos, Estado de México y Ciudad de México? Si bien, la prioridad es la reconstrucción y devolverle algo de esperanza a quienes perdieron familiares, casa y trabajo, de ninguna manera debe haber perdón, ni olvido para los responsables de las muertes que pudieron evitarse. La negligencia, corrupción, discrecionalidad en la aplicación de leyes y reglamentos necesariamente tienen nombre y apellido.

No se trata de especular, ni de linchar públicamente a nadie. Se trata de un ejercicio democrático en el que los mexicanos exijamos que no prevalezca la impunidad una vez más. Es necesaria una investigación profunda con la participación de especialistas de la sociedad civil junto con las autoridades para que, ahora sí, los responsables respondan por sus actos y, eso quede como ejemplo y se minimice la posibilidad de que vuelva a ocurrir.

En Ciudad de México habían edificios con fallas estructurales antes del sismo del 19 del 2017. Algunos eran centros de trabajo. Otros, condominios y otros más escuelas. Algunos incluso, se construyeron con usos de suelo que ameritan una revisión o tenían modificaciones y ampliaciones irregulares que igual deben ser revisadas a profundidad. Sin lugar a dudas la pérdida de vidas humanas y el drama humano de quienes quedaron sin casa es lo más doloroso de la tragedia. Sin embargo, también merecen especial atención los edificios históricos, muchas iglesias entre ellos, que significan una enorme pérdida del patrimonio histórico y cultural de todos los mexicanos. La restauración implica también una labor titánica que no debe ser soslayada.

La generación de los millennials mexicanos, forjada en la competencia y castigada desde antes de nacer por el despilfarro y corrupción de las generaciones que los antecedieron y que prácticamente los condena anticipadamente a una vejez sin retiro digno, arrojados al mar de incertidumbre e inseguridad laboral y social. Sujetos a la ambición enajenante de medios de comunicación que no dejan lugar para la educación, cultura y valores. En la tragedia de los terremotos mostraron el más bello rostro humano, el de la SOLIDARIDAD CON MAYÚSCULAS. Mujeres y hombres jóvenes, con su vitalidad a flor de piel y humanismo deslumbrante tendiendo la mano a sus semejantes, sin escatimar nada. Aún a riesgo de su propia vida dejaron claro que nadie, absolutamente nadie, puede robarles la esperanza y que nadie lo dude, serán fundamentales para el rumbo que tome el país en el 2018.

Los partidos políticos, órganos electorales estatales y federales representan un enorme gasto para el país. En la actualidad tanto esos órganos electorales como los partidos políticos viven una profunda crisis de credibilidad. La ciudadanía los ve con desconfianza e incluso con desprecio. Sin embargo, esa no es razón para que de manera apresurada se decida suprimir el financiamiento público de los partidos políticos.

Es necesaria una reflexión más profunda y cuidadosa para evitar consecuencias funestas de algo que parece contar con la aprobación popular. En definitiva, los alrededor de 12 mil millones de pesos que recibirían en 2018 los partidos políticos y los más de 22 mil millones de pesos que ejercerá el mismo año el Instituto Nacional Electoral (INE) y el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) son demasiados y deben ser reducidos, mediante una fórmula justa que no dé ventaja a nadie.

También deben crearse mecanismos eficientes que impidan el financiamiento privado y del crimen organizado a las campañas políticas, ya que crea vínculos y compromisos de corrupción e impunidad. Suficientemente documentados están los casos de OHL y de Odebrecht por mencionar dos emblemáticos. Es urgente la verdadera ciudadanización de los órganos electorales federales y estatales que vayan más allá de la defensa de los intereses de los titulares del poder ejecutivo. Se deben tomar medidas eficientes para incentivar el voto y no limitarse a campañas de difusión onerosas y poco efectivas. Esto implica una revisión seria de seguir realizando votaciones los domingos que son de asueto y en muchos casos se destinan para prácticas religiosas o relacionadas con la idiosincrasia. En algunos países las votaciones son en días hábiles y quienes acuden a votar reciben el permiso de sus centros de trabajo para cumplir con esa obligación ciudadana. Es un tema complejo que merece análisis profundos y participación ciudadana y de especialistas.

Le llovió sobre mojado al ex gobernador de Quintana Roo y actual senador, Félix González, quien junto con un grupo de sus homólogos, el día del terremoto acudió por la noche a cenar festivamente en un lujoso restaurante argentino de Polanco. El portal lapoliticaonline.com.mx publicó el 20 de septiembre una nota titulada Gamboa muy molesto con los senadores del PRI que en plena tragedia cenaban en Polanco. La información detalló que “el jefe de la bancada priísta se indignó y cuestionó fuerte al organizador de la comida, el senador Félix González Canto”. De acuerdo con la misma información Gamboa le habría dicho que él y su grupo “estaban fuera de la realidad”. El mismo hecho fue publicado también en la columna política Templo Mayor de Fray Bartolomé. El también ex gobernador Roberto Borge, dice estar en huelga de hambre para atraer más reflectores. Por si faltaba algo.

¡Hasta la próxima!

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Columnistas

EL INSTITUTO NACIONAL DE PUEBLOS INDÍGENAS, GARANTE DEL DERECHO A LA ALIMENTACIÓN Y A LA EDUCACIÓN DE CALIDAD DE LOS INDÍGENAS

Published

on

Visión Intercultural
Francisco J. Rosado May
fjrmay@hotmail.com

Como estaba anunciado por la Comisión de Pueblos Indígenas de la LXIV Legislatura de la H. Cámara de Diputados, el pasado 10 de noviembre, se llevó a cabo en Valladolid el Foro de Consulta sobre la Ley que crea el Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas en sustitución de la Comisión para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas, CDI. Estuvieron presentes unas 1,500 personas, de acuerdo con estimaciones personales.

El Instituto Nacional Indigenista, INI, primera dependencia de gobierno dirigido a atender las necesidades de los Pueblos Indígenas, creado en 1948 en el sexenio de Miguel Alemán, básicamente tuvo como objetivo principal la “mexicanización” de los pueblos y sus culturas con pérdidas lamentables en la riqueza de identidad, conocimiento y cultura de nuestro país. Posteriormente la CDI; creada en 2003 durante el sexenio de Vicente Fox, atendió principalmente asuntos relacionados con la infraestructura que necesitaban los Pueblos Indígenas (carreteras, hospitales, educación, universidades, etc.) bajo un esquema de desarrollo que atendió algunos de los derechos de las comunidades indígenas pero su diseño no permitió atender otros derechos que reflejan temas estructurales de mayor calado.

Las políticas actuales reflejan una visión: los indígenas no somos considerados sujetos, sino que somos objetos de civilización. El cambio de objeto a sujeto, en materia de derecho en general, justicia y otros temas relacionados con el desarrollo sostenible, las metas de las Naciones Unidas para el año 2030, y varios temas de carácter ético, social y económico, hace una enorme diferencia. Esta diferencia debe reflejarse en reformas del andamiaje normativo actual, que permitan la participación de los pueblos indígenas en el diseño de su propio desarrollo. En otras palabras ¡no mas paternalismo!

No será tarea fácil, por eso es necesario la modificación de la CDI a un Instituto que tenga relación y acuerdos directos con el ejecutivo y efectos a nivel transversal en todas las dependencias de gobierno. Insisto no será tarea fácil, son varias las aristas y los temas que hay que atender de modo que los foros se convierten en una fuente importante de participación y aportación. Aquí van dos propuestas.

La primera es que el nuevo Instituto debe garantizar que los pueblos y comunidades indígenas tengan el derecho a la alimentación, seguridad y soberanía alimentaria, reconocida por la FAO en la XVII Asamblea Ordinaria del Parlamento Latinoamericano que se llevó a cabo el 30 de noviembre al 1 de diciembre de 2012 en Panamá. Los pueblos y comunidades indígenas tienen el derecho de preservar sus formas tradicionales de producción de alimentos, de no ser afectados por el uso de pesticidas o presionados para usar tecnologías contaminantes y que generan dependencia económica de germoplasma y especialmente de saberes. Tienen el derecho de mantener sus formas locales de creación de conocimiento que es el que les ha permitido la domesticación, adaptación y creación de especies y variedades de plantas, animales, insectos, etc., usados en su alimentación. Tienen el derecho de recibir información en forma previa, oportuna, culturalmente pertinente y libre para tomar decisiones que impacten los cambios en sus usos y costumbres, especialmente cuando se trata de proyectos de “desarrollo”. Tienen derecho a participar en la toma de decisiones cuando se refiera al uso o afectación de su territorio. ¡Y sus opiniones deben ser tomados en cuenta! En este sentido es importante insistir en la implementación de carreras sobre Agroecología en todo el país.

El otro derecho es el de acceso a educación de calidad. ¿Cómo es posible que las escuelas donde hay estudiantes indígenas son las que menos inversión tienen en infraestructura, mantenimiento y calidad de servicios, incluyendo el nivel de educación? ¿Cómo es posible que habiendo numerosos estudios sobre formas de aprendizaje de los indígenas no sean incorporadas en la pedagogía y arreglos curriculares? ¿Como es posible que haya escándalos relacionados con la integridad ética de sus directivos? No es pensar mal, las evidencias demuestran un desprecio a los saberes locales y menosprecio simplemente por ser indígenas. Como si a través de una malísima calidad educativa, que pareciera diseñada a propósito, incluyendo el nivel superior, se quiere extinguir a las culturas locales. Estas actitudes, provocados por malas políticas públicas, por corrupción e impunidad que ilustran falta de valores, experiencia conocimientos y humildad, crean mayores brechas entre grupos sociales, provocando divergencias en crecimiento y desarrollo, caldo de cultivo para escenarios de perder-perder. ¡Mala noticia para todo el estado y país! En este sentido la mejor opción para que las Universidades Interculturales superen los grandes rezagos que tienen (presupuesto, mala gestión, corrupción, etc.) es que se conviertan en instituciones federales totalmente.

El nuevo Instituto, sin duda, nacerá con retos enormes que resultan de políticas públicas actuales equivocadas combinadas con soberbia, inexperiencia, corrupción e impunidad, reflejo de la visión de un estado colonizador; esto es insostenible, tiene que terminar. Para superar esos retos nuestra participación es necesaria, indispensable y pertinente, logrando la creación del Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas y las reformas estructurales necesarias que permitan un desarrollo sostenible inclusivo, intercultural.

Continue Reading

Columnistas

SUR Y COSTA,SUS CONTRASTES

Published

on

Por EUSEBIO AZUETA VILLANUEVA.

Los que descendemos de los Payobispenses y de los viejos formadores y forjadores de esta frontera, que estuvimos tantos años incomunicados a la patria, con ese sentimiento no de abandono, al contrario nos sentíamos mas mexicanos, razon por la cual los motivos para luchar por nuestro estado se manifestaron en la lección cívica que se escribió en pos de nuestra creacion.

Por estos motivos convivimos mas con nuestros vecinos de Honduras Britanicas, que crea una hermandad por la facilidad para trasladarnos con un permiso sencillo y respetado, cruzábamos la panga sobre el Rio Hondo, para mediante el sello migratorio , trasladarnos a comprar, estudiar, de paseo o holide , derivado de hollidey, torneos deportivos y como vivíamos en la época postrevolucionaria nuestros padres hacían sus ceremonias religiosas de matrimonio y muchos fuimos bautizados en la aldea de Corozal, HB.

Puede el lector comprender que nuestras costumbres estaban muy ligadas a esta vecindad, intentamos hablar el criollo y ellos el español, muchas negritas santas nos crecieron, nos cuidaron ademas del servicio domestico que ejercían con honestidad y nobleza, también nuestros hombres se unieron a ellas formando respetables familias,aprendimos a comer sus comidas y ellos las nuestras, rico sere, rice and beans, corned beff, queso holandes, leche rainbow, tulip, tats, queques con leche de coco, ajiaco de tortuga, pescado sazonado con leche de coco,arroz chino, en fin.


Compartimos festejos, asistíamos en masa a su festejo de independencia y ellos a nuestros carnavales a los que le daban sabor africano y caribeño, ustedes comprenderán por que la guayabera y el therno no son fueron tan usados, observaran la diferencia de los trajes de la chetumaleña.

Las familias nacidas en el norte y costa de Estado, por natural distancia ligaron los mismos lazos con el estado de Yucatan y son mas inclinados a esa cultura, pero son procesos lógicos en las circunstancias que a cada región le toco vivir, ademas la migración natural de la guerra de castas se inclino hacia las ínsulas, llevando de igual manera sus costumbres y tradiciones.

Mi padre me contaba que en Cozumel , cuando había baile o vaquería , se acostumbraba a tirar una soga para dividir a los huayes de la sociedad .

Por lo separado de nuestras regiones estatales , imagínense a la zona maya. crecimos en un crisol diferente,así es Quintana Roo, siempre en la esperanza de la unidad que nos fortalezca, que a quien le vaya bien no se olvide ahora, no se olvide que durante nuestro acontecer los beneficios de la explotación de la madera y el chicle, así como de la zona libre fueron para todos.

Cuando joven e inquieto nos manifestábamos en contra de yucatecos y campechanos por razones limítrofes, un día me dice mi padre, hijo yo nací en 1904, dos años después de crearse el territorio, pero mis padres eran yucatecos porque todos éramos yucatecos, se juicioso y respeta todo origen que gente buena y mala, no es cuestión de nacimiento es de naturaleza humana, lección que conservo.

Una reflexión mas que espero sea razonada y nos explique porque aparentemente somos diferentes sin ser enemigos.

NOVIEMBRE DE 2O15

Continue Reading

Columnistas

ECONOMÍA Y CONECTIVIDAD

Published

on

“DESPACITO Y BUENA LETRA”

*UNA CAPITAL PARA LA MODERNIDAD Y EL DECORO*

Russell CERÓN GRAJALES

Centro y asiento que es de poderes, la fronteriza capital política y administrativa del Estado de Quintana Roo es una de las puertas internacionales de México. Puente con Centroamérica y el Caribe, y vital enclave que demanda la urgente atención de un gobierno federal que, teniendo la potestad de hacerlo, no ha cumplido aún con el muy prometido giro de manivela que provea a su justa y prioritaria conectividad.

Porque mientras lista queda la buena tierra para la siembra y cosecha -a mediano y largo plazos- que su nueva e inédita cualidad de ciudad industrial y productiva depara, la infraestructural modernización de la grata y apacible ciudad, tendría que conferirle las galas y esplendores que, expectante, espera.

La economía del Sur de Quintana Roo puede ser también incentivada y detonada a partir de un trascendente plan de obra pública que le imprima una conectividad aérea, terrestre, férrea y marítima, más empática con su jerárquica condición de capitalidad, y con el estatus de modernidad que puede todo ello suponer.

Por principio de cuentas, la inversión federal prometida, y hasta ahora incumplida, para la ampliación y modernización del Aeropuerto Internacional de la capital estatal, ha impedido no sólo la consecución del confort que, por cantidad y cualidad de espacio y servicios, un aeródromo de tal categoría comporta, sino la posibilidad de instalación de una mayor oferta de vuelos y aerolíneas, en un edificio terminal que incumple con las condiciones de decoro esperadas de la capital misma de tan turístico e internacional Estado.

Razones vagas ha esgrimido la autoridad aeroportuaria local, como pretendida justificación a la inejecución de una partida presupuestaria, ya aprobada desde ejercicios previos, para tal efecto. Y muy loable la activa y persistente gestión del Gobierno del Estado, vía la dependencia responsable de la Economía estatal, para llevar a feliz término la consabida obra.

Producto de ello, ha sido constituido el Consejo Especial para la Modernización del Aeropuerto Internacional de Chetumal, integrado por distinguidos representantes y líderes de los sectores público, empresarial y social de la ciudad, y que cuenta adicionalmente con el apoyo de prominentes miembros del Poder Legislativo local y federal.

La progresión aeroportuaria y aérea de la capital del Estado, no es cuestión sólo de prestigio y dignidad, sino asunto de urgente e impostergable gestión.

Y no únicamente desde la óptica del turismo, sino del atractivo inversor y de negocios que apunta hacia la sana diversificación económica de la entidad, y a la encadenada detonación general del emplazamiento fronterizo, en círculo virtuoso.

La sede del Poder Ejecutivo: la que concede espacio y generoso alojamiento a la estructura gubernativa estatal; la cara visible de la gran política; “la ciudad donde se parte la tarta”, donde se parlamenta, donde se toman las grandes decisiones, debe y merece ser la orgullosa capital de todos los quintanarroenses. Absolutamente de todos: los de nascencia, querencia y residencia. Sin posiciones excluyentes.

Y unidos, es como autoridades, empresarios y sociedad en su conjunto, la harán emerger.
Muchas cosas buenas se avistan, de la coordinación que se anuncia.
Gana la capital. La sociedad. El Estado todo.
No hablamos de gasto. Hablamos de inversión, y compromiso.
De conjunción de esfuerzos.
De identidad, y amor por lo propio.
De voluntad.
De futuro.
De visión política.

Ciudad de México, octubre de 2018.
russellceron@hotmail.com

Continue Reading

Tendencias

A %d blogueros les gusta esto: