Connect with us

Columnistas

*FORMA Y FONDO EN POLÍTICA. REFLEXIONES DESDE EL MÁS ALLÁ*

Published

on

  1. RUSSELL CERÓN GRAJALES

 

 

“La urbanidad en las relaciones políticas es requisito para la convivencia pacífica. Seremos inflexibles en la defensa de las ideas, pero respetuosos en las formas, pues en política, frecuentemente, la forma es fondo”.

 

Palabras pronunciadas por el político, ideólogo, jurista, historiador y académico mexicano, egresado de la Facultad de Derecho de la Máxima Casa de Estudios, Jesús Reyes Heroles, en su discurso de toma de posesión como presidente del Comité Ejecutivo Nacional de su partido, el 21 de febrero de 1972.

 

Sus formulaciones conducen a la valoración de que todo régimen político se hace viable y funcional a través de sus particulares reglas del juego. Tanto formales como informales.

 

Entre estas últimas, una serie de externalidades basadas en principios, usos, rituales, modos, y hasta gestos, actitudes, palabras y comportamientos que inciden en el quehacer de la política, y en el nivel y alcance de la toma de decisiones.

 

Por sí mismas, las formas pueden parecer ilógicas, y resultar muchas veces fuera de lugar. Sobre todo, cuando los tiempos o los regímenes cambian, y pierden actualidad.

 

De manera ilustrativa, y recurriendo al variopinto anecdotario de la política nuestra, dícese que el dirigente nacional del partido dominante en el México de los iniciales años 80, había confiado al líder de una de sus tres grandes corporaciones partidistas, que en 1981 sería el candidato a gobernador de su Estado, Coahuila. Al ser citado a entrevista por el presidente de la República, éste le interrogó sobre si conocía el por qué le había convocado. El coahuilense le respondió que porque sería el candidato, y que se lo había informado el presidente nacional de su partido. Irritado, el mandatario le sentenció que acudiese entonces con aquél, para que fuera el propio presidente partidista el que lo hiciera candidato. El Ejecutivo otorgó la candidatura a otro persona.

 

Episodio que desnuda la falta de discreción y prudencia esperadas, y que no fueron políticamente guardadas.

 

Tiempos aquellos en los que el titular del Poder Ejecutivo concentraba, en lo legal y extralegal, un poder desmesurado. Y en los que se le rendía una inaudita pleitesía. El único que decidía la adjudicación de cargos y candidaturas.

 

Relación forma-fondo inherente a un régimen de tales características, en contraste con el tipo de relaciones abiertas que priman en las democracias modernas.

 

La expresión de Reyes Heroles, aludía, en efecto, a un régimen autoritario de rigurosa disciplina interna, pero que no sugería la inamovilidad de las formas ante procesos sociales de naturaleza cambiante.

 

Urbanidad en las relaciones políticas, condición ‘sine qua non’ para la convivencia pacífica. Ciertamente.

 

Pero también proclamaba que la política “demanda sensibilidad, reflexión, estudio y acción ininterrumpida para conjugar el pensamiento que nos orienta con la realidad que debemos transformar, dentro de la legalidad y por la vía institucional”.

 

Conocimiento, pensamiento, trabajo intelectivo y respeto, como base de la acción transformadora de la realidad.

 

Transformación, dentro de la legalidad, y por la vía institucional.

 

Siempre.

 

 

Ciudad de Mérida, 4 de noviembre de 2019

russellceron@hotmail.com

 

 

 

 

Tendencias

A %d blogueros les gusta esto: