SEMARNAT Aprueba MIA Condicionada Para El Tramo 5 Sur Del Tren Maya

0
46
  • En tiempo récord la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales aprobó de forma “condicionada” la Manifestación de Impacto Ambiental (MIA), presentada en días pasados por el Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur).

En tiempo récord la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales aprobó de forma “condicionada” la Manifestación de Impacto Ambiental (MIA), presentada en días pasados por el Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur) para el tramo 5 sur del Tren Maya.

Al respecto, especialistas en temas ambientales consideran que la aprobación se dio en un tiempo récord de 36 días, para la magnitud de este tipo de proyectos. A mediados de mayo, la Semarnat publicó la MIA y pese a que en documento advierte de riesgos severos de “hundimientos” desde la preparación y construcción del sitio, hasta la operación del tren, en cuanto a “afectación fisioquímica” del agua, la propia autoridad ambiental concluyó que en total se generarán impactos ambientales no significativos”.

En el mismo documento señala que se impactarán 516 mil 758 hectáreas de selva virgen. A pesar de que la Semarnat tiene la obligación de publicar los resolutivos de cada tramo, en este caso no había subido a su sitio de internet la MIA.

La MIA es un instrumento de la política ambiental que tiene el objetivo de prevenir, mitigar y restaurar los daños al ambiente. Además, propone la regulación de obras o actividades para evitar o reducir sus efectos negativos en el ambiente y en la salud humana. Consiste en un estudio técnico-científico que indica los efectos que puede ocasionar una obra o actividad sobre el medio ambiente. También señala las medidas preventivas que podrían minimizar dichos efectos negativos producidos por la ejecución de las obras o actividades.

Al respecto, Fonatur informó a través de sus representantes legales al Poder Judicial de la Federación que ya cuenta con la MIA del tramo 5 sur del Tren Maya. Lo que permite a las autoridades continuar con la construcción del Tren Maya.

El pasado 31 de mayo, un juzgado de Yucatán otorgó la suspensión definitiva en un juicio de amparo contra las obras, dictamen que continúa vigente. A lo que Fonatur pidió al juez primero de distrito de Yucatán revocar la suspensión de las obras decretada el pasado 27 de mayo, bajo el argumento de que ya había obtenido la luz verde de las autoridades ambientales.

Organizaciones como Greenpeace y el Centro para la Diversidad Biológica sostuvieron el pasado 9 de junio que la MIA tiene “una gran cantidad de omisiones, imprecisiones” en información “esencial” para determinar los impactos ambientales del megaproyecto en la región e incluso “información falsa”, respecto al suelo kárstico de la región.

Recordaron que el documento fue presentado de manera extemporánea, meses después que la maquinaria de Grupo México iniciara el desmonte de selva. El tramo 5 sur del Tren Maya ha tenido tres cambios, el último ha sido el más cuestionado por carecer de permisos ambientales. Correrá de Playa del Carmen a Tulum.

El Tren Maya es uno de los proyectos prioritarios del Presidente Andrés Manuel López Obrador, quien ha reiterado que deberá estar terminado a finales de 2023, a pesar de los retrasos ya reportados en la construcción, que costaron a Rogelio Jiménez Pons la dirección del Fonatur a principios de año.