Desfalco De 119 MDP En Paquetes De Ayuda Contra COVID-19 En Quintana Roo

0
115

*La Auditoría Superior de la Federación anuncia un posible desfalco de 119 mdp en la entrega de paquetes de ayuda contra COVID-19 en Quintana Roo.

De acuerdo con un informe, la Auditoría Superior de la Federación (ASF) comunicó un muy probable desfalco de 119 millones de pesos en la entrega a la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) del Gobierno del Estado, sobre la repartición de más de 75 mil paquetes alimentarios de ayuda contra el COVID-19 en Quintana Roo. Esto resultado de la ausencia de una supervisión de la Agencia Mexicana de Cooperación Internacional para el Desarrollo (Amexid).

El informe es producto de una auditoría realizada a los apoyos financieros otorgados por el Fideicomiso Fondo México para Proyectos Derivados de la Emergencia Sanitaria, donde fueron aprobados cuatro proyectos con donaciones simples de 627 millones 550 mil pesos y entre ellos los 119 millones de pesos para los paquetes destinados para Quintana Roo. Dichos paquetes serían entregados a la población de los municipios de Benito Juárez, Isla Mujeres, Cozumel, Puerto Morelos, Tulum y Solidaridad.

Lo anterior fue registrado en un acta de entrega de 75 mil 56 paquetes de alimentos básicos y firmada el 20 de mayo del 2020 por la empresa Seguridad Alimentaria Mexicana (Segalmex) y Diconsa, S.A. de C.V. junto Sedesol de Quintana Roo. En la información contenida en el documento se menciona que el subsecretario de Infraestructura Social de Quintana Roo fue quien verificó la recepción de los paquetes para su distribución, y que la responsable de vigilar y cerciorarse de la entrega fue la Agencia Mexicana de Cooperación Internacional para el Desarrollo (Amexid), la cual no cuenta con evidencia que acredite lo ocurrido, la cual, como lo establece la Ley General de Responsabilidades Administrativas en su artículo 7.

Por otra parte, dentro de la misma auditoría se encontró una ausencia de supervisión para la entrega de ventiladores destinados a pacientes con COVID-19 que fueron entregados al Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi) con un monto de alrededor de 70 millones de pesos.