Tras la llegada de miles de migrantes provenientes de Haití, el domingo 19 de septiembre Estados Unidos ordenó cerrar su frontera con México en el cruce de Del Río como medida para detener la entrada de los mismos, que han establecido un campamento en dicho lugar.

Decenas de vehículos del Departamento de Seguridad Pública de Texas se han encontrado estacionados en el puente fronterizo y el río, colocando una cinta amarilla para impedir el paso hacia una represa que los haitianos utilizaban para cruzar la frontera, desde Ciudad Acuña en Coahuila hacía Del Río, Texas.

El mismo domingo la unión americana comenzó a repatriar a los migrantes que han llegado. La mayoría de ellos han vivido años en Latinoamérica, pero a causa de las escasas oportunidades económicas en sus países natales se vieron obligados a salir de sus naciones. Muchos haitianos se niegan a regresar a su país por la precariedad de dicha nación tras el último sismo y el asesinato del presidente Jovenel Moïse. Otros afirman que no se dejarán espantar por las acciones estadounidenses, por lo que miles de migrantes permanecen alojándose bajo un puente en Del Río.

Fabricio Jean, haitiano de 38 años recién llegado a Texas con su familia comentó “Haití no hay seguridad, el país está sumido en una crisis política”.

Funcionarios públicos declaran que habrá entre cinco y ocho vuelos de repatriación por día, por otra parte, mencionaron que el gobierno haitiano será el que determinará la cantidad de vuelos, ambos personajes hablaron a condición de anonimato.

Para reforzar la frontera debido a que la cantidad de migrantes desbordaron a las autoridades migratorias, la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) envió alrededor de 400 agentes y funcionarios adicionales al sector de Del Río. De igual forma el gobierno de Estados Unidos clausuró un segundo puente fronterizo llamado Presa la Amistad que se encuentra a las afueras de la ciudad.

Con el fin de conseguir alimentos y despensa, muchos migrantes se han visto cruzando el Río Bravo hacia México.

Ariel Henry, primer ministro haitiano escribió en Twitter que los migrantes serán bienvenidos al regresar a su nación.

Deja una respuesta