En el 200 aniversario de la Independencia de México, especialistas del Instituto Nacional de Antropología e Historia abrieron en 2010 la urna que guardaba los restos del héroe de la independencia Mariano Matamoros y Gurdi, después de una serie de estudios, los huesos que se encontraban en la caja eran los de una mujer.


La periodista Mónica Mateos realizó una solicitud de información a través del entonces Instituto Federal de Acceso a la información a través del cual recibieron una copia del informe de los resultados obtenidos por el INAH “cuando se abrió la caja de madera identificada con una placa con las inscripciones, General Insurgente Mariano Matamoros, Héroe de la Independencia Nacional”.


Después del hallazgo se señaló que probablemente no se trataba de un intercambio de huesos, sino que efectivamente Mariano Matamoros era biológicamente una mujer que se habría vestido de hombre para realizar su vida cotidiana, aunque no se puede confirmar de manera oficial.


Pero hay más datos que fortalecen la hipótesis de que Mariano Matamoros pudo haber sido un hombre transgénero, el cronista de la época, Carlos María Bustamante, describió al héroe patrio diciendo que era un hombre delgado, de pequeña estatura, barbado, pero en ninguna de las imágenes que hay se le nota el vello facial, voz gruesa, lo cual podría ser producto del gran número de cigarros que consumía al día.


El informe del INAH respecto a los huesos que encontró dentro de la urna de Mariano Matamoros indica que pertenecen a una persona del género femenino de entre 40 y 45 años de edad, de una estatura de 1.51 centímetros. En las crónicas de la época se menciona que Matamoros no solía desnudarse en presencia de otros hombres, por razones que nunca quedaron claras.

Deja una respuesta