De acuerdo con el gobernador de Hidalgo, Omar Fayad, la clínica del IMSS ubicada en Tula, aumentó la cifra de pacientes fallecidos a 17 personas como consecuencia de las graves inundaciones en la región.


Lamentablemente el hospital se quedó sin luz debido a que se inundó, provocando que dejaran de funcionar las plantas, los respiradores, y por ello 15 personas que se encontraban hospitalizadas y dos más que apenas llegaban, perdieran la vida.


El director de IMSS dio a conocer que al momento había 104 trabajadores del IMSS y 56 pacientes hospitalizados por diferentes causas, aproximadamente la mitad, por COVID-19.

Dos mil viviendas fueron afectadas y la coordinación de comunicación social emitió un comunicado en el que detalló que hay 10 comunidades afectadas, Rancho Chapultepec, Cruz Azul, El Chamizal, Dengui, San Marcos, La malinche, Chamizal, 16 de enero, Zona Centro y El Carmen.


El gobernador anunció que se habilitaron 5 refugios temporales los cuales son el Auditorio Municipal, el Auditorio Infonavit San Marcos, la Capilla de Pueblo Nuevo, la Capilla de la Malinche y en la Unidad Deportiva Tula.


De igual manera se instalaron 7 refugios temporales en la Unidad Deportiva Municipal Tula, Instalaciones del DIF municipal, instalaciones de la Universidad Tecnológica Tula-Tepeji, Instalaciones de la Escuela Primaria Cruz Azul, Capilla de la comunidad de Pueblo Nuevo, Capilla de la Col. La malinche y Cobaeh de la Loma de San Miguel Vindho.

Deja una respuesta