Cancún vive olas de inseguridad altamente preocupantes, pues en lo que va de la semana se reportaron al menos tres ejecuciones y un intento fallido, alarmando a la ciudadanía que día con día sale a las calles para ir a laborar.

La primera ejecución se reportó en las primeras horas del lunes 30 de agosto, donde Brandon Navarrete, quien era un talentoso estudiante e ingeniero desarrollador de aplicaciones para mejorar la seguridad del Estado, se encontraba a las afueras de su domicilio, cuando unos sujetos intentaron asaltarlo, por lo que al no dejarse denotaron el arma de fuego. Sus familiares al escuchar los disparos y ver a Brandon tirado en el suelo, rápidamente lo llevaron al hospital general de la ciudad, pero justo el momento de ser internado perdió la vida.

Autoridades comenzaron un operativo para la búsqueda de los responsables, pero fue demasiado tarde porque no se encontraron indicios.

Otro de los casos fue el de una chica de tan solo 17 años, quien fue ejecutada a las afueras de su casa por dos hombres a bordo de una moto, quienes dispararon en diferentes ocasiones. Un impacto de bala en la cabeza fue suficiente para que perdiera la vida de manera inmediata. Los hechos ocurrieron a las 18:50 horas del martes 31 de agosto, en la región 234.

De manera extraoficial, se dice que el motivo de la ejecución sería por presuntamente ser la única testigo del asesinato de su entonces novio, dos semanas atrás.

El mismo martes 31 de agosto, “Alejando T.”, vivió un intento de ejecución cuando se encontraba cenando en una taquería, ubicada en el fraccionamiento Las Palmas.

Al lugar llegaron dos hombres que dispararon en contra del joven de 21 años, quien recibió 9 impactos de bala, luego de esto, los presuntos sicarios huyeron del lugar a bordo de un taxi tipo Versa, con número económico 2719.

Al lugar llegaron elementos de la policía ministerial, quienes de inmediato pidieron la presencia de una ambulancia, los cuales trasladaron a Alejandro, quien para su suerte vivió para contarlo y sus heridas pudieron ser atendidas, por lo que se encuentra en recuperación. Servicios periciales se encargó de la recaudación de pruebas para la ubicación de los responsables.

El miércoles 1 de septiembre alrededor de la 13:00 horas, se realizaron llamadas al número de emergencia 911, luego de que se escucharan diversas detonaciones en el fraccionamiento Paseos del Mar.

Vecinos del lugar comentaron que dos hombres armados, se acercaron al domicilio número 102-N, para desde la ventana disparar al interior del hogar de un hombre de 35 años de edad, quien perdió la vida por las diversas heridas que obtuvo tras los disparos.

Los primeros informes señalaron que los presuntos responsables fueron dos hombres armados de los cuales uno vestía con gorra roja y playera blanca, el segundo con short de mezclilla azul, playera roja y gorra de mezclilla.

Policías ministeriales arribaron al lugar para la obtención de pruebas y realizar la detención de los responsables, mientras que peritos del servicio médico forense, levantaron el cuerpo para la necropsia de ley.

Deja una respuesta