Turistas pasaron momentos de angustia, ya que a pesar de que las autoridades de Turismo Estatal, Ayuntamiento y Portuarias acordaron habilitar rutas adicionales en caso de ser necesarias para el traslado entre Cozumel-Playa del Carmen, esto no fue así y la falta de criterio del personal de la naviera ha dejado varados a más de 800 turistas.


Desde hace dos semanas se han visto filas largas afuera de la Terminal de San Miguel, lo que ha ocasionado inconvenientes entre turistas nacionales y personal de la empresa Ultramar.


La tarde del martes 20 de julio se generó un fuerte altercado debido a que no todos lograron entrar a su cruce con horario de las 18:00 horas, por lo que tuvieron que esperar la ruta de las 20:00 horas.


Las filas en el muelle fiscal han sido inmensas y a pesar de que muchos turistas tenían boleto VIP, tuvieron que hacer fila y no se les dio ninguna prioridad, sólo lograron entrar 500 turistas y otro gran número de personas se quedó esperando.


Debido a que las salidas vespertinas se encuentran saturadas, no se ha respetado el aforo acordado de menos del 80%, tampoco se ha respetado la sana distancia ni medidas necesarias y estrictas que había establecido el Gobernador del Estado.

Deja una respuesta