Con 25 votos a favor y 13 en contra, el pleno del Congreso de Veracruz aprobó la despenalización del aborto hasta antes de las 12 semanas. Ahora aquellas mujeres que aborten, por cualquier causa, antes del periodo de gestación determinado, no serán sancionadas con medidas educativas y de salud.

Antes de la reforma, el Código Penal sancionaba con medidas educativas y de salud (sin prisión) el aborto. Y solo se excluía una sanción con cinco causales: producto de violación, embarazo producto por inseminación artificial no consentida, riesgo de muerte de la madre, imprudencial o culposo, y una malformación.

A partir de ahora, la interrupción del embarazo en cualquiera de sus etapas, antes de las doce semanas, no será castigado penalmente.

Sin embargo, diversas organizaciones civiles y de defensa de los derechos de la mujer, alertaron que el problema en Veracruz es que cuando una mujer abortaba antes de las doce semanas, las autoridades ministeriales reclasificaban el delito y las acusaban formalmente de homicidio con penas de hasta 70 años.

La reforma aprobada con la oposición del PAN, PRI, PRD y algunos diputados sin partido, también establece que si una mujer aborta luego de las doce semanas de gestación se impondrán de 15 días a dos meses de tratamiento en libertad, consistente en la aplicación de medidas integrales de salud con respeto a sus derechos humanos.

Y se incluyó el delito de aborto forzado, en el cual se aplicará a quien interrumpa el embarazo de una mujer sin el consentimiento de ella, en cualquier momento de la gestación.

En este caso, el delito de aborto forzado podrá ser sancionado en grado de tentativa, en los términos dispuestos por el presente Código. A quien hiciere abortar a una mujer sin su consentimiento se le impondrán prisión de tres a diez años y multa de hasta cien días de salario.

Deja una respuesta