La vacuna de la farmacéutica Johnson & Johnson ha resultado ser una de las más efectiva ante la variante Delta del Covid-19 neutralizando y proporcionando una protección duradera contra la infección de manera más rápida.

La compañía mencionó en un comunicado el pasado jueves 1 de julio que los receptores de su vacuna Janssen produjeron fuertes anticuerpos neutralizantes en el transcurso de al menos ocho meses contra todas las variantes, incluida la Delta, que se identificó por primera vez en la India y se ha extendido por todo el mundo.

La dosis de Jonhson & Johnson proporciona menos protección inicialmente que las vacunas de ARN mensajero de Pfizer y Moderna, por lo que los expertos han estado discutiendo si algunas personas pueden necesitar inyecciones de refuerzo para mantener el virus a raya a largo plazo.

“Estamos muy contentos, de hecho, y confiamos en que no es necesario el refuerzo en este momento y estamos protegidos contra diferentes cepas”, dijo Johan Van Hoof, director global de enfermedades infecciosas y vacunas de la farmacéutica estadounidense, en una entrevista.

Los datos publicados por la compañía mostraron que los recuentos de anticuerpos fueron sustancialmente más altos en respuesta a la variante delta que la variante beta detectada por primera vez en Sudáfrica.

La compañía evaluó las muestras de sangre de ocho participantes en su ensayo clínico de última etapa de la vacuna para evaluar los anticuerpos neutralizantes producidos contra la variante delta. Dan Barouch, del Beth Israel Deaconess Medical Center, evaluó la durabilidad de la respuesta inmune en 20 participantes de un estudio de vacuna en etapa temprana.

Los resultados más sólidos se publicarán en bioRxiv, un depósito de investigación en línea, dijo la compañía.

La compañía asintió que hay conocimiento de que una segunda dosis de su vacuna aumenta el número de anticuerpos de una persona. La compañía planea informar los datos de eficacia de un ensayo en etapa tardía de un régimen de dos inyecciones a fines de agosto, dijo Van Hoof.

La compañía también está estudiando la capacidad de su vacuna para crear células T, otro indicador de su poder protector. La inyección produjo un aumento de la inmunidad de las células T contra el virus y sus variantes durante ocho meses, según Van Hoof.

Se espera que Delta se convierta en la cepa dominante en los Estados Unidos en las próximas semanas, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC).

Deja una respuesta