Héctor Rosendo Pulido González, representante propietario del partido político Morena ante el Concejo General del Instituto Electoral de Quintana Roo (IEQROO), presentó una queja en contra del servidor público C. Leon Company, vocero del Fondo Nacional de Fomento al Turismo (FONATUR) en Quintana Roo y del Tren Maya, por violación al principio de imparcialidad y neutralidad al haber difundido mensajes en redes sociales promoviendo abiertamente el voto en favor del candidato de Fuerza Por México a la presidencia municipal de Benito Juárez, Issac Janix Alanís.

Dicha denuncia fue realizada ante la Secretaría Ejecutiva del Consejo General Del Instituto Electoral de Quintana Roo.

El 25 de abril del 2021, Leon Company, mediante las redes sociales, solicitó a la ciudadanía a que les den seguimiento a las actividades de campaña de Isaac Janix, presentándolo como la mejor opción a elegir en la próxima jornada electoral.

https://www.facebook.com/nomascorruptos.mx/videos/467879934552847

Tras ello Leon Company fue suspendido de sus labores al estar presuntamente involucrado en las campañas electorales. Según directivos del despacho del Centro Integralmente Planeado (CIP Cancún) y Tren Maya, la institución comenzó una investigación hacía dicho servidor público, pues éstos no deben intervenir en la toma de decisiones respecto a los candidatos que competían por ser el nuevo alcalde del municipio de Benito Juárez.

En el documento presentado ante la autoridad electoral administrativa local se menciona que, “las conductas denunciadas lesionan y ponen en peligro el adecuado desarrollo de la función electoral y atentan contra las características del voto que debe ser universal, libre, directo, personal, secreto e intransferible, derivado de que un servidor público realiza proselitismo en favor de un candidato a un cargo de elección popular”.

Esto haciendo alusión al artículo 134 de la Constitución General, la cual indica que, “Los servidores públicos de la Federación, los Estados y los municipios, así como del Distrito Federal y sus delegaciones, tienen en todo tiempo la obligación de aplicar con imparcialidad los recursos públicos que están bajo su responsabilidad, sin influir en la equidad de la competencia entre los partidos políticos…”.

En esos términos, la vulneración a la equidad e imparcialidad en la contienda electoral está sujeta a la actualización de un supuesto objetivo necesario, atinente a que el proceder de los servidores públicos influya en la voluntad de la ciudadanía.

Por ello se realizó una evolución de la línea jurisprudencial de dicho órgano jurisdiccional en torno a la participación de servidores públicos en actos proselitistas:

– Prohibición de asistir a eventos proselitistas

En un primer momento se estableció una prohibición categórica para su intervención, ya sea que esta fuera en días hábiles o inhábiles.

Al resolver el recurso de apelación SUP-RAP-75/2008, la Sala Superior sostuvo que la investidura de un funcionario existía durante todo el periodo de su ejercicio, con independencia de que el día fuera hábil o no y, por ello, tal investidura era susceptible de afectar al electorado que participa en actos en donde intervenga dicho funcionario. Así, estimó que la participación del presidente municipal en domingo, no implicaba que por ser día inhábil se despojara de su investidura, ya que se conserva, en condiciones ordinarias, durante todo el periodo de su ejercicio.

En los recursos de apelación SUP-RAP-74/2008 y SUP-RAP-91/2008, se consideró que no se desconocía la imagen positiva que la ciudadanía posee de los servidores públicos de elección popular, así como de la actuación de los gobiernos identificados con una fuerza política, al ser parte de un acervo susceptible de ser capitalizado, empero resultaba inadmisible la presencia de éstos en un acto proselitista, porque ello no contribuía a la preservación de los principios de imparcialidad, equidad en el acceso al financiamiento público y a los medios de comunicación.

– Necesidad de atener el principio de neutralidad

Desde esta vertiente, la Sala Superior ha destacado que, en atención a los principios que rigen la materia electoral, en particular, el principio de neutralidad, el poder público no debe emplearse para influir al elector y, por tanto, las autoridades no deben identificarse, a través de su función, con candidatos o partidos políticos en elecciones, ni apoyarlos mediante el uso de recursos o programas sociales.

Lo que tiene como propósito inhibir o desalentar toda influencia que incline la balanza a favor o en contra de determinada candidatura o que distorsione las condiciones de equidad en la contienda electoral, de manera que, el principio de neutralidad exige a todos los servidores públicos que el ejercicio de sus funciones se realice sin sesgos, en cumplimiento estricto de la normatividad aplicable. Ello implica la prohibición a tales servidores de intervenir en las elecciones de manera directa o por medio de otras autoridades o agentes.

Como se advierte en el documento, el servidor público denunciado: Coordinó las transmisiones en redes sociales (Facebook e Instagram) de los actos de campaña de Issac Janix; Convocó a la ciudadanía a darle seguimiento a sus actividades de campaña; Coordinó la logística de las transmisiones en redes sociales de Issac Janix Promueve la candidatura de Issac Janix; y promovió el voto en favor de Issac Janix, al considerarlo el cambio y la mejor opción.

Ante ello se solicitó que se lleven a cabo las diligencias de investigación, y aquellas más que ese Instituto estime convenientes para la acreditación de los hechos denunciados; y se ordene la comparecencia del sujeto denunciado a efecto de manifieste lo que a su derecho convenga y se pronuncien respecto de los hechos que les son imputados.

Deja una respuesta