Los cruceros más grandes del mundo como Royal Caribbean Cruises preparan su regreso para las primeras semanas del mes de julio, desgraciadamente Quintana Roo no está siendo el destino turístico por excelencia otro año consecutivo.

Este inconveniente es debido a que la Unión Americana se niega a dar la vuelta masiva a puertos México y de Estados Unidos antes del mes de octubre, ya que son zonas muy altas de riesgo de contagio aun con todos los visitantes vacunados.

Poco a poco las empresas están cambiando sus destinos turísticos a Asia o Europa, aunque están pendientes de si pueden volver a México, todo dependerá del semáforo epidemiológico del Estado.

Esto afecta directamente a los “hoteles flotantes” que son Cozumel y Mahahual, los principales destinos turísticos de todo el país, ya que de los 10 millones de turistas de cruceros que recibía el país anualmente, Quintana Roo ocupaba el 70% de todos los visitantes.

Actualmente México cumple 14 meses sin actividad masiva de cruceros por lo que es preocupante la situación para estos sectores donde se depende un gran porcentaje de la economía en el turismo.

El secretario de Turismo, informa que los cruceros llegarían de nuevo a finales de junio, mediante un acuerdo con las empresas de cruceros, sin embargo, están en peligro de cambiar de ruta por la condición actual del Estado con respecto a los altos casos de COVID-19.

La presidenta del Consejo Mundial de Viajes y Turismo (WTTC) informó de estos cambios importantes en los Centros de Control de Enfermedades (CDC) en Estados Unidos:
“La ventaja que tienen las navieras es que pueden mover sus activos. Si el mercado estadounidense no abre, se pueden mover los barcos a Europa, lo cual perjudicaría al mercado americano, ellos no quieren que eso ocurra”.

Deja una respuesta