Tras la desaparición de Eladio Aguirre Chablé, quien ejercía su labor como taxista en la ciudad de Cancún, familiares de la víctima se acercaron a uno de los colectivos de personas desaparecidas y después de hacer ruido en las redes sociales y en los medios de comunicación, un anónimo les hizo llegar un mapa del lugar donde se encontraba su cuerpo.

Eladio Aguirre salió de la ciudad de Cancún para visitar a su familia en las Choapas de Veracruz, luego de permanecer un día junto a su esposa e hijos se despidió y retornó a la ciudad para continuar sus labores como taxista, pero ya no se volvió a saber nada de él pues desapareció.

La familia acudió a la fiscalía en donde según ellos, vivieron malos tratos por parte de las autoridades. Los encargados de la fiscalía no le hicieron caso a la madre de Eladio, diciéndole que la información que les habían proporcionado era falsa y que lo mejor era dejar las cosas en paz, pues todo parecía una trampa.

La familia realizó la búsqueda en el lugar indicado por el mensaje anónimo, descubriendo así el cuerpo de Eladio Aguirre y, aunque la fiscalía no les creyó, tuvieron que mandar fotografías de los restos para que las autoridades pudieran acudir al lugar.
Después de todo el proceso, la fiscalía de Veracruz le entregó los restos de Eladio en una bolsa negra de plástico a su madre.

Los familiares de la víctima externaron con mucha indignación y dolor, el trato cruel, degradante e inhumano que la Fiscalía del Estado de Veracruz tiene con las víctimas.

Deja una respuesta