La empresaria Lizbeth Yáñez López de 38 años de edad, originaria del Estado de México, se sometió a una cirugía estética de casi seis horas en la clínica Mivera de Cancún, la cual no tuvo un resultado favorable, lo que le ocasionó la muerte.

Pese a que se encontraba en recuperación en el mismo sitio, su estado de salud se complicó, por lo que se solicitó una ambulancia para su traslado a la Clínica Aura. Al llegar al hospital se informó que la paciente ya no contaba con signos vitales.

Lizbeth Yáñez falleció a consecuencia de las complicaciones generadas por dos cirugías plásticas las cuales le causaron un paro cardiorrespiratorio mientras era trasladada de urgencia al hospital privado para brindarle atención médica.

Al lugar arribaron elementos de seguridad, los cuales se entrevistaron con un paramédico particular quien explicó que minutos antes habían sido solicitados en el consultorio Mivera ubicado sobre la avenida Tulum, y que al llegar encontraron al personal intentando resucitar a la paciente, pero por sugerencia de la doctora Patricia Panamá, fue trasladada a la clínica Anzura.

Al ser examinado el cuerpo presentaba lesiones suturadas en ambos pezones y el abdomen, por lo que las autoridades ministeriales estuvieron a cargo de realizar las investigaciones correspondientes para el deslinde de responsabilidades.

Deja una respuesta