6 integrantes de la Mafia Rumana supuestamente encabezada por Florian Tudor, han sido condenados de 3 a 10 años de cárcel por el tribunal de Bucarest. De igual manera 3 de ellos han sido declarados culpables por el intento de asesinato a Sorinel Marcu, antigua mano derecha de Tudor, cuando fue apuñalado varias veces el pasado 2 de abril de 2018.

A los sujetos pertenecientes a dicha mafia se les ha declarado culpables de diversos delitos, entre ellos se encuentran los cargos por: Intento de asesinato, extorsión, creación de un grupo delictivo organizado, posesión ilegal de un arma y conducir sin licencia.

Esta banda delictiva infectó más de 100 cajeros en todo el país, con la finalidad de clonar tarjetas en la Rivera Maya, Cancún, Sayulita, Puerto Vallarta y Tijuana.

Hasta el momento se han hecho cálculos que arrojan que dicha organización controlaba el 12% del skkiming (mercado de información bancaria y/o clonación de tarjetas) global que equivale a dos millones de dólares.

El supuesto líder de la organización, Florian Tudor alias “el Tiburón”, sigue prófugo en el país mientras continúan las investigaciones por parte de la Fiscalía General de la República (FGR), la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), el FBI y la DEA.

Por último, los fiscales que llevan el caso han pedido una orden judicial en ausencia para poder terminar con los amparos tramitados por Florian Tudor y así lograr su comparecencia ante los tribunales.

Deja una respuesta