El pasado miércoles 17 de marzo el gobernador del estado Carlos Joaquín González suspendió el laboratorio Marbú Salud, el mismo que realizó las pruebas covid fraudulentas a los 44 argentinos que dieron negativo antes de salir del país y al arribar a su destino todos resultaron positivos.

 

Este escándalo internacional obligó a tomar medidas al gobernador, por lo que tras está suspensión, en conjunto a la Fiscalía General de la República (FGR) se inició una investigación a los laboratorios y puestos ambulantes de pruebas de Covid-19 a los alrededores del Aeropuerto Internacional de Cancún.

La Secretaria de Salud estatal notificó que 150 locales han sido verificados por la Comisión Federal para la Protección Contra Riesgos Sanitarios (COFEPRIS) dando aval a que estos sitios cumplen con todas las normas.

COFEPRIS asegura que en lo que va del año 2021 se han realizado 36 visitas de verificación a los establecimientos para evitar este tipo de fraudes.

Cabe recalcar que esta situación no es un problema nacional nada más, la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA) informó sobre la existencia de ventas en línea de kits de prueba para covid-19 fraudulentos.

De igual forma, a inicios de febrero la Unión Europea advirtió sobre una banda irlandesa de falsificadores de certificados llamada Rathkeale Rovers Mobile Organised Crime Group, por mencionar algunos de los casos.

Deja una respuesta