Con picos, palas y cubetas, más de 150 familias invadieron un terreno de aproximadamente 5 hectáreas ubicado detrás de la antigua terminal del ADO en Chetumal, en una zona conocida como “La Antigua Jungla” en el intento por crear una nueva colonia irregular.

Semanas atrás, invasores comenzaron la limpieza del terreno para construir de improvisto sus viviendas y bardas con las cuales delimitan sus predios, en el área que se ubica entre las calles Guillermo Lope de Vega con Corozal, Salvador Novo e Ignacio Manuel Altamirano.

Los invasores aseguran desconocer quién inició el movimiento, pues sólo les dijeron “que podían llegar a apartar un terreno gratis”. Sin embargo, señalan que un líder a quien solo identifican como “el arquitecto Rogelio”, les está cobrando 40 mil pesos por cada espacio de 10 metros por 25, con la posibilidad de pagarlo en mensualidades de mil 500 pesos, sin intereses.

Hasta ahora dicho personaje no se ha presentado en el lugar, por lo que todas las solicitudes de los interesados son recibidas por quienes sólo se identificaron como sus asistentes, los cuales también se encargan de repartir los terrenos mediante un improvisado croquis.

“Sabemos que en cualquier momento nos pueden venir a sacar, pero tenemos fe en que no lo hagan. Es la única manera en la que podremos tener un pedacito de tierra donde construir nuestro hogar, porque no tenemos créditos Infonavit ni el dinero para pagar una casa al contado. Eso sí, si la Policía viene, y ya tenemos nuestras casas construidas, las vamos a defender como podamos”, comentó Gabriela Chi, una de las primeras habitantes del lugar.

Las primeras cuarenta familias que llegaron desde hace un par de semanas lo hicieron por invitación de amigos y conocidos, asegurando que ninguno tiene idea de a quien pertenezca el predio.

Esto ocurre a unos días de que la Secretaría de Obras Públicas terminara la ampliación de la avenida Ignacio Altamirano que pasa a través de dicha área, facilitando su acceso.

Deja una respuesta