El mundo de los videojuegos ha crecido cada vez más que ha pasado de ser entretenimiento a ser incluso una profesión y más ahora con la pandemia que le dio mayor impulso, como es el caso de Joseph Deen, un pequeño de 8 años que ha cumplido su sueño de convertirse en un reconocido gamer con un jugoso contrato.

Considerado el jugador más joven de Fornite, en diciembre firmó un contrato para unirse al equipo Team 33, que incluyó la entrega de un equipo gaming de alta velocidad, así como un bono de registro por 33 mil dólares (equivalente a unos 668 mil 874 pesos) que sus padres han depositado en una cuenta de ahorros de la que dispondrá cuando sea mayor de edad.

Tyler Gallagher, Director Ejecutivo y cofundador de Team 33, mandó a uno de sus cazatalentos a jugar partidos con Joseph hasta que decidieron ingresarlo al equipo a pesar de su corta edad ya que consideran que es una inversión a largo plazo.

Joseph relata que sus lecciones de piano le ayudaron a impulsar su talento en los videojuegos ya que mejoró su habilidad con el teclado y el mouse, convirtiéndose en un jugador habilidoso en el Fortnite.

Sin embargo, su aspiración de ser una superestrella de los videojuegos tendrá que esperar; las competencias de Fortnite no están abiertas a menores de 13 años por lo que sólo puede participar en torneos que no tengan premios en efectivo.

El joven gamer también ha pensado transmitir sus partidos en línea, como es en la plataforma de juegos más grande conocida como Twitch, pero su edad tampoco le permite hacerlo, así impulsará su presencia en línea a través de YouTube donde sí es legal.

Deja una respuesta