Durante la conferencia mañanera que el Presidente Andrés Manuel López Obrador ofreció este jueves, plantearon el caso del asesinato de Ignacio Sánchez Cordero, ex secretario de Desarrollo Social de Puerto Morelos que también aspiraba a la alcaldía del municipio.

El mandatario federal afirmó que estaba enterado de la situación y agregó que se estaría tratando el caso, posteriormente aunó sobre el tema relacionado con asesinatos políticos, ya que en lo que va del proceso electoral han atentado contra 47 de ellos.

Explicó que, durante las elecciones, grupos delictivos y delincuentes “de cuello blanco” se unifican para financiar campañas de ciertos candidatos a puestos populares, para poder “tener control de los municipios y los estados”.

Añadió que algunos candidatos recibían dinero directamente de la delincuencia para que, si obtenían la alcaldía, pudieran designar al Secretario de Seguridad Pública; posteriormente esto escaló al grado en el que los grupos delictivos imponían al encargado de Obras Públicas y ahora también al Presidente Municipal para que esté a sus órdenes.

AMLO también mencionó que los grupos delictivos les imponían cuotas a los presidentes municipales que salía directamente del presupuesto del ayuntamiento, y si no cumplían con ello, “los ajusticiaban”.

El Presidente de México enfatizó en que se estará trabajando en la protección de aquellos que buscan un cargo de elección popular en México y que también se vigilará que los aspirantes no formen para de la delincuencia, esto para evitar la violencia política.

Deja una respuesta