La dependencia de México por el gas estadounidense ha ocasionado que más de 4.7 millones de mexicanos se quedaran sin luz tras las tormentas invernales que han azotado al país vecino, en especial a Texas y Nuevo México, lugares donde se concentran la mayoría de los ductos que reparten el servicio y que por la emergencia han tenido que suspender el suministro.

El apagón generado por la tormenta que azotó a Estados Unidos y que tiene desde el martes 16 de febrero a más de 5 millones de personas sin electricidad en cinco estados del país vecino, afectó aproximadamente al 66% de los usuarios de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) en el norte y noreste del país.

La enorme dependencia por el gas estadounidense dio comienzo desde el sexenio de Felipe Calderón y se agudizó tras la llegada de Enrique Peña Nieto al poder, destinando a México el 95% de sus compras externas, que en una década han aumentado en un 275% que representan 4 mil 20 millones de pies cúbicos diarios adicionales.

Según los reportes de la Secretaría de Energía, entre enero y septiembre del 2020, se importaron cinco mil 479 millones de pies cúbicos al día, cuando en 2010 la cifra era de mil 459 millones de pies cúbicos. En el mismo lapso, la producción de gas de Petróleos Mexicanos (Pemex) se ha reducido en 49.6% que representa 2 mil 484 millones de pies cúbicos diarios menos, ya que las cifras en el promedio de los primeros nueve meses del año indicaron una producción de 2 mil 520 millones de pies cúbicos al día.

“México utiliza gas para generar alrededor del 60 por ciento de su electricidad, comparado con 40 por ciento de Estados Unidos. México construyó gasoductos para aprovechar el gas natural barato de Estados Unidos, que a menudo es producto de la fracturación hidráulica en Texas, aunque México no permite dicha técnica en su territorio” indicó The Associated Press.

En la última década la demanda del hidrocarburo ha aumentado en 26% que entre enero y septiembre cuando alcanzó los 7 mil 998 millones de pies cúbicos al día.

La CFE señaló que la demanda de energía en Estados Unidos también aumentó a medida que las temperaturas caían a lo largo de la frontera, provocando precios mucho más altos pasando de unos tres dólares por millón de BTU a unos 600 dólares por cada millón en los últimos días.

México cuenta con 24 interconexiones de gasoductos con Estados Unidos, la mayor parte ocupadas por CFE y Pemex. “Lo que tendríamos que cuestionarnos sobre la dependencia con Texas es cómo está el puente de gas entre Texas y México” comentó Miguel Reyes Hernández, director de la subsidiaria de CFE para las compras de combustibles.

Por otra parte, el presidente Andrés Manuel López Obrador dio a conocer la mañana del lunes 15 de febrero que los trabajadores de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) ya se encontraban restableciendo el servicio en un 80 por ciento, por lo que estimó que la luz podría regresar al 100% de los afectados entre el martes y el miércoles.

“Vamos a ser autosuficientes. Aprovecho para decir que por los trabajadores de la Comisión Federal de Electricidad ya se está restableciendo el servicio en el norte. Ya se ha restablecido el servicio para que haya energía eléctrica en un 80 por ciento. Falta 20 por ciento, pero yo estimo que, para mañana, pasado mañana ya esté controlada la situación, porque se está actuando, pero son lecciones que se deben tomar en cuenta”, señaló el mandatario federal

Asimismo, el jefe del Ejecutivo federal consideró que ahora es cuando se siente que el país debe procurar su autosuficiencia.

“¿Cuál es la lección de todo esto? Vamos a producir, por eso estamos haciendo la refinería. ¿Para qué haces una refinería? ¿Para qué vas a producir gasolina si la puedes comprar? Tú dedícate al petróleo crudo. Ahí está el negocio y no toman en cuenta otras consideraciones”, concluyó el mandatario.

Deja un comentario