La Procuraduría de Protección al Ambiente (PPA) retomará la supervisión de comercios para vigilar el uso de plásticos y desechables de un solo uso; el incumplimiento de la ley podría hacerlos acreedores de una multa por 3.5 millones de pesos.

En Quintana Roo, de acuerdo a la Ley para la Prevención, Gestión Integral y Economía Circular de los Residuos del Estado, no sólo se considerará la multa sino que también se aplicará el arresto por 36 horas así como clausuras temporales y hasta definitivas.

Esto fue informado por Miguel Ángel Nadal Novelo, titular de PPA de Quintana Roo, que también añadió que de igual forma se contemplarán suspensión de concesiones, permisos o autorizaciones o hasta el veto de cinco o diez años de los sitios no autorizados.

Los inspectores de la PPA comenzarán los operativos en tiendas de servicio, autoservicio, conveniencia, mercados, supermercados, farmacias, restaurantes, entre otros.

Nadal Novelo aunó en que el desecho de los contendores y utensilios de plástico y unicel se incrementó en más del doble durante el 2020, a raíz del crecimiento poblacional y el uso de estos para el transporte de alimentos para llevar que aumentó durante la pandemia por covid-19.

La ley se había dado a conocer en el Periódico Oficial del Estado el 17 de junio del 2019, pero por la emergencia sanitaria no se aplicaron los respectivos plazos.

En primera instancia se había determinado un periodo de seis meses para las zonas de exclusión con las islas y reservas de protección. Para los demás municipios se dictaminó que sería por un año, pero todo fue aplazado debido a la pandemia.

Deja un comentario