Migrantes que han llegado a la Riviera Maya en Quintana Roo en la búsqueda de mejores oportunidades de empleo, no han logrado mejorar su calidad de vida, esto de acuerdo a un estudio de la UQROO (Campus Playa del Carmen) denominado “Migración interna y dinámicas laborales en la industria turística de la Riviera Maya”.

Dicho estudio se basó en un análisis de 445 cuestionarios aplicados a personas que provenían de Yucatán, Campeche, Chiapas, Tabasco, Veracruz, Ciudad de México, Puebla e incluso de otros municipios de Quintana Roo.

Entre los resultados destacan que el 67.4% ha emigrado por primera vez; el 56.6% lo ha hecho acompañados, generalmente por familiares ya que la investigación confirmó que fue así en el 44% de los casos.

Por otro lado, en cuanto al retorno de los migrante a su lugar de origen, al menos 32.6% sólo lo hace una vez al año debido a falta de vacaciones, días feriados y el elevado costo del transporte, cuestión que manifestaron en las encuestas.

Los datos recabados apuntan que a pesar de que han encontrado estabilidad en Quintana Roo, los costos para vivir en el estado son altos, sumados a la falta de vacaciones, salarios mal remunerados, así como la ilegalidad de las relaciones contractuales entre patrón y trabajador.

Debido a ello, los investigadores infieren en que es necesario verificar los contractos a los que están sujetos los trabajadores de acuerdo a lo está plasmado en la Ley Federal del Trabajo en su capítulo II.

Deja un comentario