LA RESACA 2.0

NORMANDO MEDINA CASTRO Profesor y Periodista Ex Director de SQCS Ex Director del IEA

Los problemas sociales, políticos y económicos de México no surgieron por generación espontánea; los causantes que se beneficiaron a costa de la debacle del país tienen nombre y apellido. Son los mismos que hoy odian con todas sus fuerzas al presidente Andrés Manuel López Obrador, políticos y dueños del gran capital, sin proyectos viables para el beneficio de las mayorías, solo rencor como el vertido a raíz del contagio de COVID-19 de AMLO.

La siembra de odio de los “pudientes” encuentra tierra fértil en sujetos formados en el culto a los ídolos y los modelos de ser cultivados en los medios masivos de comunicación que identifican el éxito con tener riquezas materiales, a costa de lo que sea, sin espacio para el humanismo, ni la ética, ni la solidaridad. Se sienten merecedores de todo, “los buenos de la película” pero sus actitudes los desmienten cuando no reflejan calidad humana ni moral. Son los mismos grupos minoritarios que hablan de un país “polarizado” y todos los días provocan a las mayorías que piensan diferente.

La avalancha de ofensas y burlas contra el presidente Andrés Manuel López Obrador por padecer COVID-19 son muestra de la falta de argumentos de sus adversarios que, son una minoría que siempre ha actuado de esa manera irracional y atrabiliaria que lo único que consigue es alejar a los votantes con la muestra fehaciente de su pequeñez, y fortalecen aún más la figura del mandatario, a menos de cinco meses de la trascendental mega elección del seis de junio. Las publicaciones en redes de esa misma minoría, manifestando intenciones criminales contra AMLO. va más allá de la libertad de expresión.

En lo local

Es muy complicado ser candidato independiente en nuestro país, y mucho más en estos tiempos de restricciones de movilidad y contacto interpersonal por la pandemia de COVID-19. El temor a los contagios dificulta obtener las firmas de apoyo exigidas por las autoridades electorales, ya que implica el contacto personal para fotografiar la credencial de elector y el rostro del votante que decide apoyar a algún aspirante. El riesgo a los contagios es real, sin embargo, el Instituto Electoral no propuso alguna modificación apropiada a las circunstancias extraordinarias.

En el caso del municipio Othón P. Blanco, en Quintana Roo, seis ciudadanos buscan obtener una candidatura independiente. El Ieqroo fijó el mínimo de 2 mil 586 firmas. La regidora Rufina Cruz tenía al corte 4 mil 229, Nabil Eljure 3 mil 265, Rodrigo Camín 2 mil 660, Jorge Rodríguez 2 mil 267, Víctor Pérez 2 mil 256, y María de los Ángeles Gallegos mil 067 firmas. Es muy poco probable que Rufina Cruz, regidora del Ayuntamiento morenista que preside Otoniel Segovia, haya obtenido sus firmas sin el apoyo oficial. Siempre fue el “poder tras el trono” e incluso fue denunciada por nepotismo, ya que tres de sus hermanos tenían cargos directivos en el gobierno municipal. La autoridad electoral debe revisar la procedencia de las firmas y la estructura que opera doña Rufina, que de independiente no tiene nada.

La candidatura de Morena para la alcaldía capitalina es disputada por nueve aspirantes, de los cuales Luis Gamero, quien forma parte del inoperante gobierno municipal actual, cuenta con el respaldo de una poderosa madrina que asumirá el costo político de otro trienio fallido para Chetumal si logra imponerlo. En fin, son cosas que pasan en nuestro país y en nuestro caribeño estado.

¡HASTA LA PRÓXIMA!

 

profenor1960@hotmail.com

Deja un comentario