Tras la aplicación de las vacunas contra el covid-19 en todo el mundo, la agencia de drogas de Noruega ha reportado que al menos 23 personas murieron por complicaciones tras recibir el fármaco de Pfizer-BioNTech.

El ente que regula los medicamentos en el país nórdico (Statens Legemiddelverk Norway) advirtió que las personas mayores de 80 años y personas con enfermedades terminales son las que corren con mayor riesgo de sufrir efectos secundarios fatales con la vacuna anticovid-19.

De acuerdo con la Agencia Noruega de Medicamentos, los efectos secundarios no son alarmantes, pues no en todos los casos esto sucede. Además de que sólo pueden presentarse desenlaces de este tipo en pacientes “frágiles”:

“Los informes sugieren que las reacciones adversas comunes a las vacunas de ARNm, como fiebre y náuseas, pueden haber contribuido a un desenlace fatal en algunos pacientes frágiles”, indicó en un comunicado.

Al respecto, el director médico de la Agencia Noruega de Medicamentos (NOMA) declaró que no hay certeza de que la vacuna haya ocasionado la muerte de las 23 personas.

“Puede ser una coincidencia, pero no estamos seguros. No existe una conexión segura entre estas muertes y la vacuna”, declaró.

Por el momento, Pfizer y BioNTech colaboran con la agencia noruega de medicamentos para esclarecer este caso.

“La NOMA confirma que el número de problemas hasta el momento no es alarmante y está en línea con las expectativas. La NOMA evaluará minuciosamente todas las muertes reportadas para determinar si estos casos están relacionados con la vacuna. El Gobierno noruego también considerará ajustar sus instrucciones de vacunación para tener más en cuenta la salud de los pacientes”, indicó Pfizer.

Deja un comentario