El aumento en precios de distintos productos por el Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) que se ajusta cada año, ha impactado también en el precio de la gasolina, lo que ha hecho que algunos se cuestionen sobre si podría tratarse de un gasolinazo.

Debido a ello el Presidente Andrés Manuel López Obrador aclaró que dicho aumento es sólo un ajuste que se hace cada año de acuerdo a la inflación ya que una de sus promesas de campaña era evitar los “gasolinazos”.

“No van a aumentar los precios de los energéticos, como aquí se ve, en términos reales. Es decir, nunca van a aumentar por encima de la inflación”, explicó el mandatario federal.

López Obrador añadió que hablará con la Secretaría de Hacienda y Crédito Público para que el incremento en los precios de la gasolina no se aplique en enero, con la finalidad de no perjudicar a los consumidores con aumentos desmedidos en los energéticos.

El aumento de los precios no representa la aplicación de nuevos impuestos, se trata del ajuste anual en el IEPS, que en el 2021 será de más del 3% para distintos productos como es el caso de los combustibles, cigarros, bebidas azucaradas y refrescos.

En el caso de la gasolina, la Magna pasará de 4.95 pesos a 5.1148 por litro. En cuanto a la Premium, el precio aumentará de 4.18 pesos a 4.3192 por litro del combustible.

“No hay aumento de impuestos, lo que hay es un ajuste de acuerdo a la inflación (…) Si la inflación es del 3%, eso es lo que se debe agregar todo el año”, aunó López Obrador.

Deja un comentario